lunes. 08.08.2022
El tiempo

Antonio González: "Creo que el mundo está dirigido por locos, majaretas..."

Por fin se acerca por esta ventana pública uno de mis mejores amigos en Huelva, me refiero a Antonio González Pérez
Antonio González: "Creo que el mundo está dirigido por locos, majaretas..."

Por fin se acerca por esta ventana pública uno de mis mejores amigos en Huelva, me refiero a Antonio González Pérez, quien nació el 18 de octubre de 1954. Casado con Pilar Jiménez, tienen dos hijos, Antonio Ángel de 37 primaveras y Laura con 31 años. También tienen dos nietas Alba de 7 y Lara de 3 años respectivamente. 

Muy aficionado al deporte en general y al fútbol en particular, habiendo colaborado como contertulio en distintos medios de comunicación. 

Profesionalmente el mundo de la pintura en los coches ha sido su trabajo durante casi toda su vida, estando en Talleres Arroyo y Syrsa, concesionarios Renault en Huelva. 

Screenshot_20220629_194854

Antoñito, que es como a mi me gusta llamarlo, es una persona cordial y entrañable, le gustan las cosas claras, es bondadoso, familiar, más recreativista que la copa de un pino, observador, buen amigo y buena gente. 

Nos vemos en el bar La Paraita, en El Portil, y mientras degustamos un extraordinario coctel de mariscos que nos ha preparado Cico Orellana, metidos en faena empiezo a preguntar y este es el resultado de un ratito de lo más ameno.

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Atípica, pues nunca nuestra generación habíamos vivido una pandemia, la cual entró de una manera dudosa. Por otro lado, la guerra era impensable, en pleno siglo 21 y en la mismísima Europa, yo creo que el mundo está dirigido por locos, majaretas... 

Screenshot_20220629_194915

P. - Después de más de dos años de pandemia, ¿cómo crees que ha cambiado la vida?

R. - En primer lugar decirte que hemos cogido miedo, y el que diga que no, creo que no se ajusta a la realidad. Uno ve a los científicos, que dudan y no saben todo con exactitud, pues fíjate nosotros, más dudas todavía.

Hemos visto familiares, amigos, personas cercanas... que en su casa han tenido episodios y lo han pasado mal. En definitiva, que la vida ha cambiado y lo ocurrido debe hacernos recapacitar para aprender de la lección que nos está dando la naturaleza.

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro?

R. - Vivir la vida. Estoy jubilado y mi mujer también, hemos dejado nuestros trabajos, que ya era hora. Lo que nos queda es disfrutar de nuestras nietas, ese es  gran objetivo, verlos felices y crecer sanos.

P. - ¿Cuáles son tus mejores y peores recuerdos profesionales? 

R. - He llegado a trabajar en una profesión que acabó gustándome. No entré en ella por vocación, lo hice por obligación. Soy pintor de automóviles y toda la vida lo he hecho en Renault, aunque tuve ofertas de otras marcas, nunca quise salir de allí, pues me encontraba muy a gusto, sobre todo en los tiempos de Talleres Arroyo. Mi padre me metió allí porque no quería estudiar, tenía 16 años y mi vida ha estado siempre vinculada al mundo de la pintura. Talleres Arroyo estaba entonces en la Avda. Italia, donde ahora está correos y, fíjate José Luis, mi profesión acabó encantándome, estudiaba todas las evoluciones, me empapaba de todo... si bien es cierto, que al final llegaron a cansarme. Por circunstancia de la vida tuve que salir de Renault cuando se hizo cargo Syrsa y pasé a la empresa de Carlos Toscano, como vendedor de pinturas, donde estuve 11 años, hasta mi jubilación y la verdad es que me encontré muy bien. Como verás toda mi vida en torno al mundo de la pintura, con sus luces y sus sombras.

P. - ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor?

R. - Que buenos recuerdos!!. Todo el día en la calle Rafael Guillén jugando a la pelota, fundamentalmente con mi gran amigo Benjamin Naranjo. En esta calle nací y entonces tenía una gran actividad comercial, como hoy la calle José Fariña. Lo de jugar al fútbol duró hasta los 14 años y desde luego soñaba con ser futbolista, pero no tuve la suerte de ser bueno. 

P. - ¿Qué significa para ti el Recreativo? 

R. - Lo es todo. Hoy dos cosas que me apasionan, el Decano y nuestra patrona, la Virgen de la Cinta, soy muy cintero, aunque ahora también estoy entrando en mi fe rociera. El fútbol lo he llevado toda la vida metido en vena, mi padre fue jugador del Recre y me llevaba desde finales de los 50, todos los domingos al estadio. Es un sentimiento muy fuerte lo que siento por el Recreativo. 

P. - ¿Qué jugadores te han impresionado más del Decano? 

R. - Uff. Que pregunta más difícil, pero te voy a decir algunos. Me gustaba Sampedro un delantero que vino del Barcelona, que era muy bueno, después me encantaba Ramón, que estuvo en la plantilla de Víctor Espárrago, ¡que calidad tenía ese pelotero! 

Luego me quedo con Viqueira, había quien decía que no corría, pero ni falta que le hacía. Uche, Cazorla, el portugués Beto... Y desde luego, Antonio Zambrano, el mejor jugador de Huelva con diferencia. 

P. - ¿Qué recuerdos guardas de tu paso por la Tertulia Recreativista? 

R. - Recuerdo que todo se fraguó en El Portil, y en el año 92, aquello fue una revolución, pues darle a los oyentes de la Cope una hora en directo hablando del Recre y con el teléfono abierto a cualquier llamada sin filtro, no se había visto nunca por Huelva y fue muy novedoso. A mi me vino muy bien, pues en esas fechas solo pensaba en trabajo y la Tertulia me sirvió para despejarme de otras cosas. A través de participar en el programa, conocí a muchas personas, tanto de contertulios como de seguidores y deportistas. La verdad es que me lo he pasado muy bien y anécdotas tengo hasta para escribir un libro. 

Screenshot_20220629_195042

P. -  ¿Qué es Huelva para ti? 

R. - Lo más grande, pero no me gustan los piques con Sevilla, pues somos como hermanos. Huelva tiene un encanto muy especial, es una ciudad y una provincia ideal para vivir. Tenemos de todo para ser felices, aunque si hubiera un poquito más de trabajo sería mejor. Vamos que Huelva es una de mis razones de ser. 

P. - ¿Progresa Huelva adecuadamente? 

R. - Progresaría como debe, si hubiera políticos que merecieran la pena, y los que han pasado por Huelva no han valido ni un duro para esta tierra, han defendido más a sus partidos que a los intereses de la ciudadanía. 

Aquí hablan mucho pero cuando llegan a Sevilla o Madrid, se olvidan de Huelva y ¡ojito! Que ha habido políticos onubenses que podrían haber hecho cosas importantes y al final, nada de nada. 

P. - Y de El Portil, ¿qué me dices? 

R. - Que está muy descuidado. Y es una pena, pues lo está por nosotros mismos, fundamentalmente por los más jóvenes, que no exigen con contundencia lo que se merece esta zona, además con los impuestos tan elevados que pagamos. Nuestra generación, cortamos varias veces la carretera, para hacer ver a los políticos el descontento que había, pero nuestros descendientes pasan de esto y así los políticos se sienten muy cómodos. 

P. - ¿Cuáles son tus aficiones, a qué dedicas el tiempo libre? 

R. - Tú sabes que soy muy casero, y ahora me gusta pasear con Pilar, mi mujer, ir a visitar mis nietas, hablar de fútbol con los amigos que me encuentro.. En fin muy relajado todo.

 

P. - Y de la fiesta nacional, ¿qué? 

R. - Jajaja. Tú me metiste el venenillo en el cuerpo y llegó a gustarme el mundo del toro. Cuando veía una buena faena me entraba un no sé qué por el cuerpo. Ver torear a Curro Romero, en una tarde de inspiración era otra historia, las faenas se te quedan en la mente, era diferente a todos, además la muleta era más pequeña que las de sus compañeros, con la dificultad que eso conlleva a la hora de torear. 

P. - ¿Con qué personaje histórico te gustaría compartir una cena y que le preguntarías? 

R. - Con este Papa, o con cualquier otro anterior, y le preguntaría si de vez en cuando se bajan de su pedestal y miran la realidad de este mundo, de las personas que están pasando muchas necesidades... 

P. - ¿Qué es lo que más detestas de este mundo? 

P. - El odio, la mentira, la envidia, la falsedad. Me gustaría un mundo de personas sencillas, que fueran por el mundo con la verdad por delante 

Amigo, como siempre es una gozada echar un ratito de charla contigo y recordar momentos increíbles que hemos vivido juntos.

Un abrazote grande y a pasear a la descendencia. 

Antonio González: "Creo que el mundo está dirigido por locos, majaretas..."