martes. 21.05.2024
El tiempo
Made In Huelva

Ángel Corpa, fundador de Jarcha, estará con 'Después del silencio' en el Foro de La Rábida el 5 de mayo

Se acerca hoy por esta ventana pública uno de los componentes del mítico grupo Jarcha y su fundador, Ángel Corpa, un artista con un currículum  impresionante. Y que en esta entrevista cuenta la trastienda no sabida de lo que fue todo un mito musical. Vuelve a cantar en Huelva tras su sonada ausencia.
Ángel Corpa, en concierto
Ángel Corpa, en concierto
Ángel Corpa, fundador de Jarcha, estará con 'Después del silencio' en el Foro de La Rábida el 5 de mayo

Se acerca hoy por esta ventana pública uno de los componentes del mítico grupo Jarcha, vamos, el fundador del mismo, al que conocí personalmente en los años 80, en un programa que hacía junto a Santiago Cotán-Pinto desde Matalascañas. Me estoy refiriendo a Ángel Corpa, un artista con un currículum algo impresionante. . Tomen nota

En una imagen de juventud total
En una imagen de juventud total

◼ Con más de 50 años de ininterrumpida actividad profesional dedicada a la  música, Ángel Corpa es un artista en plenitud labrada día a día en los miles de conciertos que ha realizado por toda la geografía española, Francia, Italia, Holanda, Alemania, Mónaco, Portugal, Suiza, Cuba, Argentina, Uruguay…

Ha publicado 20 CDs y es autor de un importante número de canciones. Ha  recibido un Disco de Oro y está en posesión de la Medalla de Huelva al mérito cultural.

◼ Nace en Barajas de Melo (Cuenca).

◼ Con 15 años conquista el primer premio en el certamen nacional de jóvenes intérpretes que se celebraba anualmente en aquella época.

◼ A los dieciséis descubre el Teatro como forma de comunicación y  reivindicación y se integra en el Grupo Independiente “Samuel Beckett” de Palencia donde participó en el estreno mundial de la obra “Sonría Señor Dictador ” de Vicente Romero.

En sus inicios
En sus inicios

◼ Comienza a investigar el folklore castellano.

◼ Primeras actuaciones en Radio y T.V. 

◼ Forma parte del Grupo de Teatro “La Garrocha” de Huelva participando activamente en el montaje y en la interpretación de “Oratorio” de A. Jiménez Romero; “Llanto” de F. García Lorca; “Los viejos no deben enamorarse” de Castelao, “Antígona” de Sófocles, (primee premio de interpretación en el festival de teatro de El Ejido en 1973); “Moncho y Mimí” de J. López Mozo, “El mendigo y el perro muerto” de Bertold Brecht... 

En 1972, crea el grupo JARCHA.

- Intenso trabajo durante 25 años dentro de JARCHA con la grabación de 14  LPs

 - Más de 2.500 conciertos por toda España y Europa. 

- Multitud de intervenciones en diversas Radios y Televisiones españolas 

y extranjeras.

- Compositor de los temas más representativos de JARCHA, entre los que se encuentran: 

“Andaluces de Jaén”, “Gritos de un pueblo, un cantar”, “La copla que está en mi boca”, “Cadenas”(por el que consigue el LP de oro), “Elegía”, “Donde vas,  colega”, “Andalucía”, “El Guerrillero”, “En el nombre de España, paz” …

◼ Estudio y musicalización de textos de grandes poetas: Miguel Hernández,  Eduardo Álvarez Héyer, Blas de Otero, Bertold Brecht, Nicolás Guillén, Gabriel  Celaya, Jesús Arcensio, Rafael Alberti, Lope de Vega, Cervantes, Quevedo,  Góngora, Juan de Tassis (Conde de Villamediana), Garcilaso de la Vega, Pablo Neruda ◼ Desde el año 1991 viene trabajando regularmente como actor de Doblaje Cinematográfico, habiendo participado en multitud de películas, documentales y series entre las que destaca su doblaje de Freezer para Dragon Ball.

◼ Como conferenciante ha planteado dos apasionantes temas: “Influencia de la Música de Autor en la Transición Española” y “Canciones para una Constitución”

◼ El día 20 de Enero de 2004 recibió la Medalla de la ciudad de Huelva a la Cultura, concedida al grupo JARCHA por toda su trayectoria.

◼ En Enero de 2007 realizó varios conciertos en Cuba.

◼ En abril de 2007 grabó con la Orquesta Sinfónica de RTVE una colección de  sonetos del Siglo de Oro español para el sello discográfico RNE Música bajo el título “CANSONETOS VOL I”.

◼ Como resultado del trabajo de musicalización amoroso y paciente llevado a cabo durante más de cuatro años sobre la obra de Pablo Neruda impresa en el libro 20Poemas de Amor y una Canción Desesperada, ha grabado un nuevo CD con el título “AQUÍ TE AMO. 20 Poemas de Amor y una Canción  Desesperada”. 

◼ Desde el 28/08/2014 hasta el 25/02/2015 ha realizado una gira de  conciertos por Uruguay y Argentina promocionando sus trabajos musicales  en conciertos, prensa, radio y TV.

◼ Con motivo del IV Centenario de la muerte de Cervantes, ha publicado el  CD CERVANTES, POETA, propiciando la aparición de las únicas obras nuevas de autoría cervantina en su IV Centenario.

◼ Ha escrito la canción AHORA proclamada himno oficial de la España Vaciada.

[email protected]

www.angelcorpa.com

Corpa, junto al busto de Lorca
Corpa, junto al busto de Lorca

Una vez hecha la presentación de nuestro invitado de hoy, nos ponemos manos a la obra y empezamos a preguntarle a Ángel, al que encontramos muy receptivo y con la amabilidad que le caracteriza va respondiendo a las preguntas que le voy formulando. 

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Creo que estamos viviendo, consciente o inconscientemente, en una realidad virtual magníficamente diseñada por algoritmos cada vez más complejos y sofisticados en la cual, curiosamente, no tiene cabida la sangre (vida) ni la muerte. 

Esta realidad virtual está sostenida por el empleo efectivo y recurrente de la Inteligencia Artificial en el diseño de una realidad aparente; por el bombardeo de mensajes y consignas de lo que es políticamente correcto y aceptable socialmente y por el embrutecimiento social, resultado de la sustitución de la cultura por el entretenimiento. 

Se le hurta así al individuo la capacidad de juicio, de criterio y de opinión que queda en manos de superficiales Influencers (algunos virtuales) y charlatanes fatuos que de todo pontifican reduciendo la realidad a un simplismo y una frivolidad insoportable.

La profusión de basura nos aturde con su ruidosa inutilidad y hace que cada día sea más grande el pajar donde se encuentra la aguja que buscamos. Mientras, las redes sociales se encuentran en una ola creciente de demandas de particulares, entidades educativas y fiscales, acusadas de perjudicar conscientemente la salud mental de los jóvenes.

Comparto humildemente la opinión de muchos científicos que afirman que estamos asistiendo al final de un ciclo, al derrumbe de nuestra civilización, a una forma de auto suicidio colectivo.

En la historia de la humanidad hemos visto aparecer y desaparecer otras civilizaciones por el efecto de presión de lo nuevo contra lo viejo, pero el factor diferenciador de nuestra caída es el colapso de la base física que nos sustenta. Vamos viendo cómo el deterioro medio ambiental y la pérdida de biodiversidad que estamos originando, día a día van dificultando nuestra actividad vital al someternos a períodos de sequía cada vez más recurrentes, incendios pavorosos y cambios de temperatura cada vez más intensos entre otros factores. Espero que, por lo menos, estemos aprendiendo el valor de lo que no tiene precio 

Vocación artística, momentos de inicio
Vocación artística, momentos de inicio

P. - ¿La mejor y la peor decisión de tu vida?

R. - La mejor decisión de mi vida fue dejarme arrastrar por mi vocación artística. No hubiera podido elegir nada mejor a pesar de las altísimas exigencias que demanda; por esa razón, son muy pocos los que completan ese recorrido plagado de dificultades y miedos que llevan a la meta. 

Hoy después de más de 50 años pisando escenarios, unos años más y otros menos, contemplo en la gráfica de mi carrera esos dientes de sierra tan agudos  que, con frecuencia, definen la existencia de los artistas. Desde la atalaya en que me encuentro, doy muchas gracias a la vida por mostrarme tanto las luminosas cumbres como los oscuros precipicios que me ha llevado a conocer en el ejercicio de mi profesión, porque solo en esos contrastes se encuentra el equilibrio y las respuestas a las grandes preguntas que plantea la existencia.

Mis peores decisiones, siempre han tenido lugar en el mundo de lo material. He comprado y he vendido mal en general.

P. - ¿Qué es para ti la felicidad?

R. - Es la sensación de plenitud que me da el hacer lo que tengo que hacer libre y generosamente para procurar la felicidad de la gente que me rodea, tanto en mi parcela personal como en los escenarios. Tiene mucho que ver con la aceptación de lo que somos y la tranquilidad de conciencia.

P. - ¿Podrías vivir sin teléfono móvil?

R. - Sin duda. Durante la mayor parte de mi vida no existía ese dispositivo y la recuerdo muy feliz. Creo que es una de las cadenas que con más fuerza nos esclavizan y que además pagamos a precio de oro. Es otra novedad en nuestras vidas; los esclavos nunca pagaron sus cadenas.

P. - ¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?

R. - Vivir. Es el mejor proyecto que conozco. Entre tanto seguiré componiendo y cantando donde se me reclame. También me resulta muy enriquecedor aportar mi cuota de responsabilidad y compromiso social porque me ayuda mucho en el intento de ser feliz cada día. Me satisface saber que sirvo para algo.

En una visita a Huelva, con uno de sus alimentos míticos de fondo
En una visita a Huelva, con uno de sus alimentos míticos de fondo

P. - ¿Qué significó para ti Huelva?

R. - Para mí, Huelva siempre está asociada a la libertad. Fue mi primer puerto lejos de la tutela paterna y donde pude desplegar todas las ilusiones, proyectos y sueños que bullían en mí. 

Fue la ciudad en la que encontré el amor y donde sembré las mejores semillas del árbol de la amistad que aún hoy me da buena sombra y cobijo. 

Donde me hice hombre, donde planté los cimientos que todavía me sostienen firmemente, donde nació mi hijo y donde sigo perdiéndome de vez en cuando preso de su luz incomparable. Huelva es la tierra que me tiene el corazón como el de Alejandro Sanz.

Una portada de Jarcha
Una portada de Jarcha

P. - ¿Qué fue Jarcha para ti?

R. - JARCHA ha sido el gran proyecto de mi vida. Llegué a Huelva en 1971 como educador del Colegio Menor Santa María de la Rábida e inmediatamente me vinculé con sus actividades culturales. 

Por aquellos años destacaba un grupo musico-vocal llamado NUESTRO PEQUEÑO MUNDO, dedicado a la interpretación de temas folklóricos. A mi me gustaba mucho esa formación porque combinaba el uso de instrumentos acústicos con un importante desarrollo polifónico. Pensé que podríamos hacer en el colegio un grupo similar y, entre el coro, la rondalla y unas amigas que conocí, siempre al calor de una guitarra, conformé el embrión de lo que fue JARCHA. 

JARCHA fue el grupo en el que volqué mis mejores esencias y en el que puse el mucho o poco talento musical que tengo, convirtiendo poemas en canciones que tuvieron el favor del público y nos permitieron conocer de primera mano las sensaciones y vivencias que se perciben cuando se llega a la cresta de la ola.

El liderazgo en un grupo artístico es sinónimo de trabajo, porque para que funcione su maquinaria es necesario poner en juego muchas pequeñas piezas sin las cuales todo se aboca al naufragio. 

En JARCHA desarrollé un arduo trabajo que me llevó a conocer, pueblo a pueblo, toda la geografía onubense buscando sus tesoros musicales que después tenía que arreglar y armonizar vocalmente. Tenía que programar el contenido de los ensayos y repetir hasta la saciedad los arreglos de voces para conseguir eso que se llama empaste,  que es santo y seña de los buenos grupos vocales y solo se consigue con esfuerzo y mucho tiempo de ensayo y repetición. 

Musicar un buen número de poemas que imprimieron un carácter especial a JARCHA (Miguel Hernández,  Eduardo A. Héyer,  Nicolás Guillén,  Bertold Brecht,  Blas de Otero…) Intervenir en la producción discográfica de principio a fin. Promocionar los discos en Prensa, Radio y TV. Recorrer los inciertos caminos de aquella España en giras interminables que nos llevaron a realizar algunos años más de 180 conciertos, montando y desmontando los equipos de sonido y conduciendo una furgoneta donde íbamos como sardinas en lata y sin aire acondicionado.

Fueron muchos años espléndidos llenos de vivencias, experiencias y momentos únicos e irrepetibles cargados de emociones por el periodo histórico que vivíamos y por la respuesta que siempre encontrábamos en el público de forma entusiasta e incondicional.

Todo ese ambiente se quebró en 1997. En ese momento, de la formación original, quedábamos en el grupo Rafael, Maribel y yo. El ambiente se fue poco a poco enrareciendo; aparecieron los egos; todo se ponía en cuestión; cada canción que yo ponía sobre la mesa (ellos nunca compusieron nada) era objeto de una disección tan despiadada como inútil porque no aportaban alternativas. Para mi fue muy doloroso comprobar que quienes llevaban viviendo bien de JARCHA durante más de dos décadas, de pronto denostaran hasta la saciedad mis canciones y pusieran en cuestión las bases artísticas del Grupo (Folklore de Huelva) que el tiempo había demostrado eficaces y poderosas. 

Todo ese malestar eclosionó en la primavera de 1997 cuando inscribieron a su nombre en el Registro Oficial de Marcas y Patentes la marca JARCHA sin hacerme partícipe de ello, aprovechando nuestra estancia en Madrid para ofrecer tres conciertos con la desaparecida Caja Madrid. Este extremo es fácilmente verificable porque los registros guardan una excelente memoria escrita al alcance de quien quiera comprobarlo.

A partir de esa reprobable acción el ambiente se volvió irrespirable y, después del concierto homenaje a Miguel Ángel Blanco celebrado en Las Ventas y celebrados los conciertos firmados, creo que fue en octubre de 1997, abandoné el grupo con la firme decisión de no pisar un escenario donde estuvieran ellos dos, decisión que sigo manteniendo porque, aunque el tiempo todo lo modera, en estos 26 años no he escuchado ni una sola palabra de disculpa por su parte.

Eso explica mi ausencia de los conciertos ofrecidos el año pasado en la Casa de Colón celebrando el 50º aniversario de la fundación de JARCHA.

Finalmente me alegra que después de todas las peripecias vividas, sea la música que cantamos a los cuatro vientos lo que permanezca vivo en la memoria de la gente. El público siempre tiene razón.

Cada canción que yo ponía sobre la mesa (ellos nunca compusieron nada) era objeto de una disección tan despiadada como inútil porque no aportaban alternativas. Para mi fue muy doloroso comprobar que quienes llevaban viviendo bien de JARCHA durante más de dos décadas, de pronto denostaran hasta la saciedad mis canciones y pusieran en cuestión las bases artísticas del Grupo (Folklore de Huelva) que el tiempo había demostrado eficaces y poderosas. 

En la actualidad
En la actualidad

P. - ¿Qué te ha hecho decidirte a presentarte encabezando una lista de la España vaciada y por qué la localidad elegida?

R. - Desde 2009 vivo en mi pueblo, Barajas de Melo (Cuenca). En 2018 tuvimos noticia de que se proyectaba construir una macro granja de más de 6.200 cerdas de cría en su término municipal. Cuando recabamos información de ese tipo de instalaciones y vimos los peligros medioambientales que reportan, nos movilizamos y presentamos cientos de alegaciones, creamos una asociación de vecinos, contratamos los servicios de procurador y letrado y pusimos el caso en el Juzgado consiguiendo la suspensión cautelar del proyecto.

La macro granja cuenta con el voto unánime de PSOE y PP en el Ayuntamiento, con lo que, si queríamos evitar que se reactivase después de las elecciones municipales, debíamos presentar una lista electoral independiente y transversal que diese cabida a todas las sensibilidades en favor del futuro de Barajas de Melo. 

En ese momento nos contactó la Candidatura Ciudadana  +Cuenca Ahora-España Vaciada que sustenta la misma línea transversal e independiente que nosotros y decidimos unirnos a ellos, conscientes de que la unión hace la fuerza.

En el transcurso de la primera reunión me sugirieron que una canción sería un arma importante para la difusión de la Candidatura y al final me hablaron de la idoneidad de mi perfil para encabezar la lista al Parlamento de Castilla La Mancha por Cuenca. No entraba eso en mis planes, pero después de tres meses insistiendo y reflexionándolo detenidamente, acepté.

Soy consciente de que no sirve de nada mirar hacia otro lado cuando aparecen los problemas. Nadie va a venir a salvarnos y una vez más habrá que poner la cara y aportar nuestra parte a la solución de lo que no nos gusta.

Después de mucho pensar me he dado cuenta de que mi idea de la actividad política se parece mucho a la esencia de mi oficio que es hacer felices a quienes se me acercan, a quienes confían en mí.

Por todo eso compuse la canción “AHORA” y abandero la lista de la Candidatura Ciudadana  +Cuenca Ahora-España Vaciada

P. - ¿Es un problema el que se queden sin habitantes tantos pueblos en España?

R. - Es un drama que cuando se vive “in situ” no te permite permanecer indiferente. La despoblación es la muerte lenta e inexorable, si no lo evitamos, de los pueblos que forman la España Vaciada. Ese territorio se está convirtiendo en tierra de sacrificio donde instalar todo lo que no quieren cerca los grandes núcleos urbanos, por maloliente, sucio o contaminante. En Huelva sabemos mucho de eso.

Obviamente, cuanta menos gente viva en esos territorios, menos protestas habrá. Las viviendas y las tierras bajan de precio y las grandes corporaciones hacen su agosto. 

La provincia de Cuenca ha pasado de 252.000 habitantes cuando comenzó la democracia a 195.000 en la actualidad. Eso supone una pérdida de más del 20% de su población en 47 años. 

Próxima actuación
Próxima actuación

P. - Vas a volver a subirte a un escenario de Huelva en breves fechas, además, en un lugar tan emblemático como La Rábida. ¿Qué supone todo ello para ti?

R. - Una inmensa alegría. Intuyo que va a ser un concierto lleno de emociones, de amigos/as, de recuerdos, de complicidades y de magia.

Cantar en Huelva después de tantos años sin hacerlo, remueve en mi interior un cúmulo de vivencias y de afectos. Hacerlo en el Foro de La Rábida me trae los ecos de la música hispanoamericana que allí alienta, el sonido agreste de la quena y el xiku, la alegría del charango y la profundidad del bombo legüero; la memoria de las participaciones que hicimos en los Festivales de La Rábida al pie del Obelisco y de los grandes artistas que tuvimos la fortuna de conocer y tratar.

DESPUÉS DEL SILENCIO es la celebración de un reencuentro muchas veces soñado que he preparado con mimo y en el que entregaré todo mi saber hacer con la pasión que me habita.   

Recuerdos de infancia
Recuerdos de infancia

P. - ¿Qué recuerdos guardas de tu niñez y qué soñabas ser de mayor?

R. - Mi mala memoria me trae muchos retazos de los primeros años de mi vida llenos de recuerdos felices en mi pueblo descerrajando el viento y apedreando al sol en palabras del Maestro Serrat.

Tengo muchos recuerdos de mi madre que cantaba espléndidamente mientras hacía las labores de casa. Yo me escondía en algún rincón para escucharla sin que ella lo supiera para no interferir en su emotivo discurso. Me emocionaba el sentimiento con el que cantaba la copla española que yo conocí de su voz. No recuerdo ninguna interpretación de aquellas coplas míticas que fuera más emocionante que la que escuchaba a mi madre y que en muchas ocasiones me hacía llorar.

Ese fue mi descubrimiento de la música y supongo que ahí nació la vocación de hacer de la música mi mundo 

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas tu tiempo libre?

R. - Tengo la inmensa suerte de que lo que más me gusta en el mundo es mi oficio en su doble vertiente de músico-cantante y actor de doblaje, herencia de mi pasado teatrero en el grupo Samuel Beckett de Palencia y La Garrocha en Huelva. 

Tengo la sensación de no haber trabajado nunca porque he disfrutado de todo lo que conllevan mis oficios y encima he gozado del favor del público; antes con multitudes, ahora en pequeñas dosis, pero con una respuesta muy gratificante porque yo no defraudo. Doy lo que esperan de mi porque yo mismo soy el producto

En el tiempo libre que decido tener me gusta mucho leer, ver deportes en general, el cine, caminar y reflexionar. 

Ángel Corpa
Ángel Corpa

P. - ¿Con qué personaje te gustaría compartir una cena y qué le pregustarías?

R. - Me encantaría sentarme a cenar con Cervantes porque cuanto más conozco su obra más grande me parece. Le preguntaría cómo se hace para que la privación de libertad en las duras condiciones de su cautiverio en Argel no amargase su existencia y le permitiera escribir la más hermosa novela de todos los tiempos.

Más recientemente hemos visto algo similar en los discursos de grandes figuras que han sufrido durísimos encarcelamientos como Nelson Mandela y Pepe Mujica entre otros.

P. - ¿Qué es lo que valoras y detestas en las personas?

R, - Valoro la generosidad, la lealtad, el espíritu de sacrificio y la honestidad, entre otras cosas.

No soporto la codicia, el egoísmo, la mentira y la soberbia, entre otras cosas.

P. - ¿Quiénes son tus referentes personales y profesionales?

R. - No soy mitómano y siempre me han llamado más la atención los héroes anónimos que nunca figurarán en ninguna lista. Son las personas que han hecho en su vida lo que debían hacer sin importar el sacrificio ni el precio a pagar por ello. Su autoexigencia moral me emociona y me apasiona y, efectivamente, ellos son mis referentes personales.

La actividad artística, tal y como yo la entiendo, debe estar al servicio del público, pero con un componente de exigencia ética y excelencia artística. No es lo mismo la canción que emociona y despierta que aquella que embrutece.

Por tanto mis referentes profesionales están en esa línea… Víctor Jara, Violeta Parra, J. M. Serrat, Jacques Brel, Atahualpa Yupanqui, Aznavour, Sting… 

Otros tiempos
Otros tiempos

P. - ¿De qué te arrepientes?

R. - En lo sustancial, no cambiaría nada de mi vida. Pequeñas cosas, muchas.

En una foto junto a MIguel Ríos
En una foto junto a MIguel Ríos

P - ¿Has logrado lo que pretendías en la vida?

R. - Hasta ahora, no puedo más que dar una respuesta afirmativa a esta pregunta.

He tenido una vida plena y feliz, lógicamente con sus momentos de sombra, pero creo que la felicidad es un estado que se elige con una actitud positiva ante cada amanecer.

He amado y me han amado mucho. He comprobado que mi vida no ha cambiado sustancialmente cuando he tenido o cuando no he tenido lo cual me ha llevado a entender con claridad aquel verso de José Hierro: cuando nada se desea, todo se posee. 

Elegí el oficio más hermoso del mundo que es hacer feliz a la gente. El vehículo es la voz cantante y me resulta milagroso seguir encontrando después de cada concierto, tras tantos años, matices nuevos en las canciones que me siguen acompañando fuertes y tersas a través del tiempo. Hoy estoy seguro de que esa autoexigencia interpretativa tiene por objeto alcanzar la excelencia, porque con ella podré emocionarme y emocionar más al público. Es muy importante adquirir la  técnica para poder ir olvidándola poco a poco en los brazos de la libertad.

Con todo, en medio de mis cavilaciones, creo que el gran éxito de mi vida es mi hijo. Me llena de orgullo comprobar la calidad humana que desprende y ni en mis mejores sueños imaginé lograr la transmisión de Valores que siempre he tratado de inculcarle y que han hecho de él un espejo en el que mirarme. 

Permítanme que me despida en la compañía de D. Antonio Machado:

…y al cabo, nada os debo, debéisme cuanto he escrito.

A mi trabajo acudo, con mi dinero pago

el traje que me cubre y la mansión que hábito, 

el pan que me alimenta y el lecho en donde yago

Y cuando llegue el día del último viaje,

y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, 

me encontraréis a bordo ligero de equipaje, casi desnudo, 

como los hijos de la mar.

Comentarios