sábado. 20.04.2024
El tiempo

Pedro Jiménez: "Para la mayoría social ha sido una suerte que sea este gobierno quien esté al frente del país"

Charlamos con Pedro Jiménez, el hasta hace poco ha sido concejal por Izquierda Unida del consistorio capitalino
Pedro Jiménez: "Para la mayoría social ha sido una suerte que sea este gobierno quien esté al frente del país"

Nuestro entrevistado de hoy, para mí es uno de los mejores oradores y político que ha tenido el ayuntamiento de Huelva en los últimos años. Me estoy refiriendo a Pedro Jiménez, el que hasta hace poco ha sido concejal por Izquierda Unida del consistorio capitalino.

Pedro, es persona que habla claro, sin tapujos, don don de gentes, empático, cordial, sencillo, deportista, recreativista y también sevillista, solidario, comprometido, fiable, alto sentido de la amistad, de fácil sonrisa sincera y por encima de todo, muy buena persona.

Lo llamo para charlar con él un ratito y que cuente a los lectores de diariodehuelva.es sus reflexiones en tiempo de pandemia y tengo que aplazar la entrevista un par de días pues se encuentra con unos problemillas domésticos con el fregadero y hasta que no lo ha solucionado no ha tenido tranquilidad, y ya se sabe estas cosas hay que hacerlas sosegadamente. Una vez que entramos en faena sale todo del tirón.

-Pedro ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

-Creo que es lo más jodido que nos ha pasado en tiempos de paz en muchos años, bastante peor que cualquier crisis económica, que está maltratando como siempre a los más desfavorecidos/as.

-¿Qué hicistes durante el confinamiento?

-Aprovechar para hacer en casa trabajos pendientes que siempre vas dejando por hacer además de las tareas de la casa y supongo que como todo el mundo, tratando de pasar el tiempo lo más distraído posible, ordenando fotografías, retomando el dibujo, la lectura y escuchando mucha música.

-¿Crees que cambiará la vida tras la pandemia y especialmente en el mundo de la política?

-Pienso que no cambiará demasiado desgraciadamente. Para el bipartidismo los intereses económicos siempre han estado por encima del interés general y con la correlación de fuerzas que tenemos en nuestro país me temo que seguirá igual.

-¿Has pasado miedo en algún momento?

-Sinceramente no, por mi no he tenido miedo. Si por los mayores, mi madre y mis suegros, pero no he tenido miedo por mi ni por el resto de mi familia.

-¿Qué proyectos tienes para el futuro?

-Bueno en mi caso y con mi edad no se le pueden llamar proyectos, más bien pequeños planes. A corto plazo quiero aprender Informática (solo sé lo básico), aprender a pintar que siempre me gustó y seguir ampliando mis conocimientos culinarios.

-¿Qué es lo que más has echado de menos con esta pandemia?

-Lo que más he echado de menos lógicamente ha sido el contacto con mi familia, especialmente con mis nietas, mis hijas, mi madre y mi hermano.

También deseas poder salir a hacer deporte y en mi caso poder ir a la Sierra.

-¿Cómo vendería Huelva de cara al exterior?

-Proyectando su riqueza natural, su gastronomía y su patrimonio paisajista y cultural.

-¿Y para generar más empleo?

-Desarrollar la industria de transformación, especialmente la relacionada con nuestra excepcional agricultura y con nuestra rica ganadería. Para ello es necesario y nunca está de más recordarlo preservar la naturaleza que tenemos y nuestro medio ambiente.

-¿Qué te parece el papel de los políticos en general en este casi año de pandemia?

-Yo no soy partidario de generalizar. Partiendo de esa base y teniendo en cuenta que es una situación nunca antes vivida, me quedo con la posición del Gobierno de España de atender las necesidades básicas de las personas y por supuesto rechazo la aptitud carroñera de la derecha política y económica torpedeando y boicoteando las medidas del gobierno en una situación de crisis que requiere remar todos en la misma dirección anteponiendo la vida de las personas a cualquier otra cuestión.

-¿Qué te ha faltado por hacer en el ayuntamiento en tus años de concejal?

-Me han faltado muchas cosas. La más importante de todas, poder gobernar para poder realmente cambiar las cosas.

Desde la oposición se proponen iniciativas y medidas y mi grupo propuso muchas y muy positivas, pero quien las lleva a cabo es quien gobierna. Izquierda Unida nunca ha podido gobernar y por lo tanto no hemos podido cambiar las cosas de manera efectiva y concreta como hubiéramos querido.

-¿Cuáles han sido tus mejores y peores recuerdos como político?

-Mi peor recuerdo o mi peor momento fue, por supuesto, el pleno municipal al que asistí estando mi padre en el tanatorio. Había fallecido la noche antes y a pesar de todo asistí al día siguiente al pleno.

Lo hice por él, por su memoria, en su honor. El se sentía orgulloso de que fuese concejal de Huelva y quise serlo aún en esos momentos. Cuando termino el pleno me marche nuevamente al tanatorio. Ha sido lo más duro que he vivido durante mis años de concejal.

Los mejores recuerdos son aquellos momentos en los que consigues resolver problemas de la gente y sacar adelante mejoras para la ciudad. Para mi la mayor felicidad siempre ha sido poder solucionar problemas a las personas.

Me quedo también con el respeto y el afecto del resto de miembros de la corporación municipal, de diferentes ideologías y formas de pensar, de los periodistas y de muchas personas a las que he conocido y tratado a lo largo de mis años de concejal. Algo que, por supuesto es mutuo.

-Cuéntanos alguna anécdota

-Son muchas las anécdotas que podría contar de mis años de concejal, una de ellas me la recordó un antiguo concejal del PP con el que me encontré hace unos días. Era antes de que me diera el ictus y por lo tanto antes de que dejara de fumar (de esto hace ya 8 años).

Era cuando Pedro Rodríguez era alcalde y por lo tanto cuando no se televisaban los plenos. En aquellos momentos ya estaba prohibido fumar en el Ayuntamiento y como yo era tan fumador para no tenerme que ausentar del pleno y poder fumar lo que hacía, una vez que las televisiones tomaban imágenes del comienzo del pleno y se marchaban, me iba a la ventana más cercana de las del salón de plenos la abría y me ponía a fumar allí mismo con la consiguiente guasa del resto de concejales y del propio alcalde que me lo permitían, ya que era el único que lo hacía. Siempre agradeceré la comprensión en momentos en los que yo me fumaba dos paquetes de tabaco al día, uno de rubio y otro de negro.

Recuerdo también la guasa que se montó cuando en el debate de una moción en el pleno se me ocurrió decirle a Juan Carlos Adame, responsable de economía en aquel momento que yo le iba a pedir a Perico Rodri que hiciese una permuta con el concejal de economía del Ayuntamiento De Santiago de Compostela . La carcajada fue general, aunque aún mayor en las filas del PP.

Por último recuerdo en la época en la que tuvimos la plaga del picudo rojo que secó las palmeras de la ciudad.

En un pleno en el que debatíamos sobre las medidas adoptadas por el equipo de gobierno se me ocurrió decirle a Felipe Arias que la culpa era del picudo azul, corrigiéndome inmediatamente diciéndome que era el picudo rojo y yo le insistía en que era el picudo azul. La carcajada vino cuando le dije que los rojos eran los buenos y que ese bicho era muy malo, así que tenía que ser azul, el picudo azul. El debate acabó entre risas y aplausos por la ocurrencia y la ironía.

Han sido muchas las anécdotas que podría contar de los años que estuve de concejal.

-¿Qué diferencia hay entre los políticos actuales y los de la transición?

-Son momentos históricos distintos. En la transición veníamos de la dictadura y en general se pactaba casi todo. Había casi una necesidad de acuerdos y pactos entre quienes gobernaban y quienes estaban en la oposición.

Hoy es totalmente diferente. No existe esa necesidad de acuerdos y se ha normalizado la confrontación entre la oposición y el gobierno.

El pacto constitucional se rompió con la modificación del artículo 155 de la Constitución y eso lo cambia todo.

-¿Qué te parece el papel que están jugando los medios de comunicación y las redes sociales?

-En esta situación de pandemia soy muy crítico con los medios de comunicación y con las redes sociales.

Ambos han jugado un papel muy importante, aunque no siempre lo han hecho informando y en positivo. En mi opinión ha primado más la capacidad de influir en la sociedad que la de informar a la sociedad.

Las redes sociales se han visto llenas de bulos y mentiras sobre la enfermedad y su gestión .

En mi opinión se ha rebasado en muchas ocasiones la línea roja que delimita la Libertad de expresión.

-¿Qué haces en la actualidad?

-Actualmente disfrutó de mi jubilación dedicando mi tiempo a mi familia y a hacer aquello que me gusta y que durante mi vida casi no he podido hacer por falta de tiempo.

-¿Te apetece ser de los primeros en vacunarte?

-Creo que la vacunación no debe convertirse en una carrera ni en una competición.

Entiendo que en este sentido deben darse pasos seguros y a partir de ahí no habrá problemas en el proceso.

No es algo que me haya planteado, pero no tendría inconveniente en ser de los primeros.

De todas formas no es bueno trasladar a la sociedad la idea de que los que se pongan la vacuna primero harán de conejillo de indias.

-Pedro, estamos llegando al final de esta amena charla que hemos mantenido para los lectores de diariodehuelva.es pero si quieres añadir algo más, hazlo.

Pues sí, por último y para terminar quiero hacer una reflexión.

Para este gobierno de izquierdas ha sido una desgracia y una auténtica mala suerte encontrarse de golpe con esta pandemia, pero para las personas, para la gente humilde y trabajadora, para la mayoría social ha sido una suerte que sea este gobierno quien esté al frente del país.