martes. 18.06.2024
El tiempo

Luto en el deporte de Huelva por la muerte de un voleibolista de 13 años

Santiago Mora Reales, joven jugador de Lucena del Puerto, ha sido enterrado esta tarde en su localidad natal.
Santi Mora luciendo el dorsal 6 en el equipo de Lucena.
Santi Mora luciendo el dorsal 6 en el equipo de Lucena.
Luto en el deporte de Huelva por la muerte de un voleibolista de 13 años

El deporte de Huelva vuelve a estar de luto, en esta ocasión por el fallecimiento de Santiago Mora Reales, joven jugador de voleibol de Lucena del Puerto de tan sólo 13 años de edad. Santi Mora, como se le conocía en su municipio, murió este lunes tras no poder superar una grave enfermedad contra la que venía luchando desde hacía doce meses. Su sepelio ha tenido lugar esta tarde en su localidad.

Equipo voley playa Lucena (izq)
Santi Mora, a la izquierda del todo.

"Santi era un niño risueño, deportista, amigo de sus amigos, muy familiar y amante del voleibol desde pequeño. Su buen talante y su simpatía lo convirtieron en una persona muy querida por todos. Militaba en el SD Ayuntamiento de Lucena del Puerto y como buen lucenero no faltaba cada verano a la cita con el Campeonato de España de Voley Barro que se celebra en su pueblo nata", recuerda su entrenadora, Rocío Méndez.

Ánimo de sus compañeros cuando estaba en el hospital
Ánimo de sus compañeros cuando estaba en el hospital

Su preparadora recuerda que “se pasaba todas las tardes en el Polideportivo. Era su segunda casa, le tocase o no entreno, ahí estaba él, entrenando o ayudando a entrenar al equipo de turno. Ahora, sus compañeros y amigos están rotos de dolor”, añade. "También su familia está destrozada, mientras sus compañeros de clase y todo el voleibol onubense están sumidos en una gran tristeza", desvela.

Camisetas dedicadas de sus compañeros
Camisetas dedicadas a Santi de sus compañeros

"Santi mira ya desde el cielo a todos los que han estado junto a él en este duro proceso y, sobre todo, a su familia, que le ha acompañado a lo largo de su corta e injusta, pero intensa vida. Un abrazo Santi, allá donde estés seguirás jugando al voleibol y recordando a todos los que te quieren, que son infinitos". DEP