jueves. 29.02.2024
El tiempo

El Recreativo no logra formar un frente común contra Hacienda

El Recreativo no logra formar un frente común contra Hacienda

El Zaragoza se desmarca de la propuesta de recusar a Soledad García y parar la Liga, como medidas de presión contra la Agencia Tributaria. El resto de clubes guarda silencio. 

No hay peor escenario en una guerra que combatir solo. Y esa es, precisamente, la situación en la que se encuentra el Recreativo en el pulso que viene manteniendo con Hacienda desde el pasado mes de febrero, cuando a partir del incumplimiento del convenio por parte albiazul, el fisco reaccionó embargando todas las cuentas e ingresos de la entidad, lo que ha llevado al Decano a la asfixia económica y a una cadena de deudas con proveedores, plantilla, técnicos y empleados que pone en peligro el futuro del club en el fútbol profesional.

Sobre el papel, el Recre debería disfrutar de múltiples aliados en esta contienda, desde la Liga de Fútbol Profesional (LFP), a los equipos que se encuentran en idéntica situación, casos del Getafe, Elche, Zaragoza, Racing de Santander, Sporting de Gijón, Albacete y Sabadell. Pero a la hora de poner el pecho a las balas, los rectores recreativistas se están quedando solos, pues nadie parece dispuesto a secundar ningún tipo de medida de presión contra la Agencia Tributaria (AEAT).

Hace unas semanas, en la reunión que la LFP mantuvo en Vigo, fue el propio Javier Tebas quien paró los pies a Pablo Comas, que proponía paralizar la Liga si Hacienda no se avenía a negociar. El presidente de la patronal futbolística alegó entonces que la nueva instrucción 3/2014 del 19 de noviembre aprobada por la AEAT para la suscripción de convenios singulares, abría la puerta a nuevos aplazamientos de la deuda de los clubes. Pero como se ha comprobado estos días atrás, ha resultado ser otro callejón sin salida.

Ante la nueva negativa del fisco, el Recreativo reactivó la propuesta de detener la competición, añadiendo también la recusación de la Directora Deneral de Recaudación de la Agencia Tributaria, Soledad García, a la que se considera como la 'enemigo público número uno' del fútbol español por su probada antipatía hacia Tebas. Sin embargo, hasta la fecha, ninguno de los compañeros de infortunio del Decano ha dado el paso adelante.

Todo lo contrario, desde La Romareda se apresuraron a romper cualquier posibilidad de un frente común al emitir una nota de prensa en la que se desmarcaba de cualquier medida de fuerza. "El Real Zaragoza no se ha planteado de ninguna forma acción alguna hacia la directora general de Recaudación, doña Soledad García, y tampoco valora la puesta en marcha de iniciativas que puedan alterar el desarrollo de la competición", señala el comunicado oficial del conjunto maño. El resto de los clubes implicados, guarda silencio.

Mientras, la ceremonia de la confusión también se ha instalado en los pasillos del Nuevo Colombino. Así, mientras el presidente Pablo Comas asegura que la última negativa de Hacienda es definitiva, el consejero y portavoz oficial del club, Antonio Martín, insiste en que se trata únicamente de un no provisional y que las negociaciones con el fisco prosiguen.

Al respecto, ya hay quien ve en esta disparidad de criterios una división de intereses entre los dos máximos accionistas del Recreativo, pues Comas representa a Gildoy, la empresa privada dueña del 75% de las acciones del club, y Martín a Huelva Deporte, esto es, al Ayuntamiento, poseedor del 23% del accionariado. La proximidad de las elecciones municipales podría justificar, dicen, el optimismo del portavoz.

Comentarios