miércoles. 28.09.2022
El tiempo

Cadena de favores en el Recreativo

Pablo Gallardo se retira de los terrenos de juego y libera una licencia para que el Recre fiche a Bernardo Cruz. A cambio, el club le da un puesto en la secretaría técnica y un sueldo.
Pablo Gallardo deja el fútbol pero no el Recreativo.
Pablo Gallardo deja el fútbol pero no el Recreativo.
Cadena de favores en el Recreativo

Ayer por ti y hoy por mi. Así podría resumirse la forma en la que el Recreativo de Huelva ha resuelto el caso 'Pablo Gallardo'. Una cadena de favores que beneficia a ambas partes y que sólo perjudica a la economía del club, que asume un nuevo empleado y un nuevo sueldo. Una minucia, en todo caso, para una entidad con 27,5 millones de euros de deuda.

Recapitulemos. El Decano tenía un problema con el central sevillano, renovado por objetivos al principio del presente mercado de fichajes, pero que ahora no entra en los planes del técnico Abel Gómez. Peor aún, con las 16 licencias para mayores de 23 años cubiertas, el capitán venía impidiendo la llegada de nuevos refuerzos de mayor calidad al equipo.

Pablo Gallardo durante su rueda de prensa de despedida.
Pablo Gallardo durante su rueda de prensa de despedida.

La solución al entuerto recuerda a la adoptada en su día con José Antonio Zamora. Pablo se retira del fútbol profesional y libera una licencia para mayores de 23 años con la que Dani Alejo puede cerrar el fichaje de otro central, Bernardo Cruz. A cambio, el Recre le da un puesto de trabajo a Gallardo, que se incorpora a la secretaría técnica.

Es también una forma de agradecer a Pablo Gallardo sus inestimables servicios como capitán durante la pasada campaña, en la que sevillano fue clave para controlar el incendio provocado en el vestuario por la guerra entre el entrenador Alberto Gallego y varios futbolistas. Un conflicto que muy bien pudo poner en riesgo el ascenso a la Segunda RFEF.

Cadena de favores en el Recreativo