lunes. 08.08.2022
El tiempo

La lenta agonía del Trofeo Colombino

Un verano más no se disputará el torneo emblema del Recreativo por los problemas judiciales con Krypteia. La crisis de los torneos de verano no augura un futuro mejor cuando el litigio se resuelva.
El Recre es el dominador del Trofeo Colombino.
El Recre es el dominador del Trofeo Colombino.
La lenta agonía del Trofeo Colombino

Este verano tampoco habrá 'fútbol fútbol a orillas del Odiel'. Un año más la Carabela de Plata continuará amarrada al puerto, oxidándose por la falta de actividad y anhelando aquellas singladuras que hicieron del Trofeo Colombino uno de los referentes del estío futbolístico español.

La razón es bien conocida. Aconsejado por sus abogados, el Ayuntamiento y el Recreativo han desistido de organizar el torneo hasta que la Justicia no dicte sentencia en el pleito que les enfrenta a Blackswan Media, una de las empresas afines a Krypteia Capital y dueña de los derechos del Trofeo Colombino,

La Carabela de Plata.
La Carabela de Plata.

Pero más allá de este hecho puntual, sorprende la resignación y el conformismo con el que todos hemos asumido la suspensión del Trofeo hasta nueva orden. Quizás se deba a la lenta agonía que experimentan todos los torneos de verano, heridos de muerte por la explosión del fútbol negocio.

Creado en 1965, la primera edición del torneo onubense la disputaron los tres 'decanos' de España, Italia y Francia. Desde entonces, todos los poderosos del balompié nacional y grandes conjuntos del fútbol internacional han pasado por Huelva. Hasta que en 2019 se disputó la última edición, con triunfo de Osasuna.

Un partido del Trofeo Colombino.
Un partido del Trofeo Colombino.

El ganador, dicho sea con todo el respeto que merece el cuadro de Pamplona, nos habla a las claras de la decadencia del Colombino antes incluso que llegaran los líos con Ktypteia. En los últimos tiempos, el torneo había degenerado, pasando de ser un cuadrangular a reducirse a un único encuentro.

Y los 'grandes' ya no veranean en Huelva. Ahora el Real Madrid y el FC Barcelona prefieren hacer giras internacionales por las que cobran muchísimo dinero. Y cuando vienen, traen plantillas de retazos. Lo sucedido con la última presencia del Barça en nuestra tierra es el mejor ejemplo.

DIgaIYIXUAEAflX
El fútbol moderno le ha dado la espalda a los torneos de verano.

No sólo son los clásicos del balompié patrio. Todos los equipos de Primera y algunos de Segunda División, prefieren jugar esas 'pachangas' en Europa, EEUU, Asia o Australia, a participar en el Trofeo Colombino, el Ramón de Carranza o el Teresa Herrera. Los resultados importan menos y ganan más dinero.

Porque la economía es la clave. La apuesta por el espectador del sofá y no por el que acude al estadio, ha provocado tal saturación de partidos, que los torneos de verano interesan poco o nada al aficionado. Y sin su dinero de la televisión, no se puede contratar a los grandes clubes. Y sin ellos, las taquillas son muy pobres. 

Un círculo vicioso muy difícil de romper que el recreativismo enfrentará cuando el Juez dicte sentencia y permita la celebración del Trofeo Colombino. Entonces, será tarea de todos defender esta seña de identidad del deporte onubense y poner fin a la actual agonía del torneo más famoso de Huelva.

La lenta agonía del Trofeo Colombino