lunes. 28.11.2022
El tiempo

Pepe Rocha desnuda sus experiencias para denunciar el bullyng

El autor onubense presentará próximamente ‘Bullyng, ideario pedagógico de una víctima’.
AA6A8047-3B4C-45F8-A4CA-F39A3A9A28E1
Pepe Rocha desnuda sus experiencias para denunciar el bullyng
Cuando Pepe Rocha presentaba en Zufre hace unos años su anterior publicación, una persona presente en el acto tuvo que ausentarse de forma precipitada, al recibir la noticia de que su hijo había recibido una paliza por parte de sus compañeros de centro educativo. Aquel suceso hizo remover la memoria de Rocha, hasta el punto de revivir momentos que parecían lejanos. 

Él también había sufrido maltrato escolar. Entonces no sabía que se trataba de un fenómeno llamado bullyng, pero los daños y las consecuencias sí las conocía. Fueron once años de sufrimiento, que marcaron su educación, su carácter y su futuro. 

Fue entonces cuando decidió escribir un libro sobre esta cuestión que afecta a miles de niños y niñas y que degrada la sociedad en la que vivimos. Consciente de sus limitaciones formativas, no pretendió aportar dogmas científicos ni verdades profesionales, sino que tuvo la humildad y el sentido común de ponerse a leer y a investigar sobre el tema. 

Tras ocho meses de documentación y formación, estuvo en disposición de afrontar el reto desde una perspectiva técnica. El resto, ya lo atesoraba desde hacía tiempo, pues su experiencia en este infierno es inolvidable. 

De esta mezcla de rigor y de emociones ha nacido ‘Bullyng, ideario pedagógico de una víctima’, el nuevo libro de este autor onubense que ya está publicado y se presentará próximamente. La obra, reconoce Rocha, “no nace tras un estudio de campo realizado por expertos en pedagogía de la educación, sino que es fruto de la experiencia personal del autor”.

Afirma que “tomar conciencia social sobre esta lacra, que se ceba especialmente con menores y adolescentes es importante, pero lo es aún más cuando el lector descubre que una simple pelea entre un hostigador y una víctima pueda desequilibrar tu bienestar personal sin moverte de casa”

Rocha aporta un enfoque propio, una necesidad de contar cosas que complementa teorías y conclusiones compartidas. De esta forma, la obra repasa aspectos como la identidad del individuo, la forma en que afecta el entorno en el desarrollo psicosocial del menor, el papel de los padres y profesores ante el acoso escolar, el contexto en que se produce, la comunicación entre los participantes en esta situación, la importancia de los actos y su repercusión en espacios y tiempos futuros y otros aspectos de la psicología moderna, como el denominado secuestro emocional. 

Las burlas y agresiones físicas que sufrió el autor le obligaron a dejar los estudios en Bachillerato. Sencillamente, se cansó de ser vejado. Quizá esa decisión le salvó la vida, al plantear irse a trabajar al campo para evitar el suicidio. 

Revivir estos momentos al escribir el libro le ha llevado a “llorar mucho, a no poder casi terminar algunos capítulos, pero la recompensa ha sido aportar un poco de luz, contar el rosario de desdichas que yo, y muchos otros, hemospasado”. 

Esta catarsis personal le ha permitido aportar sus vivenciasy moldearlas a la hora de plantear escenarios y posibilidades en cuanto a las fórmulas de intervención que pueden contribuir al surgimiento de enfoques nuevos. 

Por ejemplo, en el ámbito escolar, propone acabar con la jerarquía piramidal existente en su opinión y su sustitución por un planteamiento circular cooperativo, en el que niños, niñas, padres, madres y profesorado colaboren en la gestión de sus responsabilidades respectivas. 

Este análisis de cuerpo, mente y memoria le ha llevado a revisar la imagen de sí mismo, de darse cuenta de que el bullyng afecta a sus sufridores más allá del momento en que lo padecen, lastrando su desarrollo formativo, personal y emocional, cercenando posibilidades de futuro y, en definitiva, marcándoles en mayor o menor medida. 

Como conclusión, “este libro nace de la madurez que sólo el dolor continuado puede aportar”. Pero en este empeño no ha estado sólo. Le han acompañado familiares y amigos, y sobre todo su pareja, Ignacio Bejarano, que ha participado a nivel anímico y también artístico, ya que ha sido el encargado de ilustrar las páginas del libro. Rocha le pidió dibujos sencillos, creados a lápiz, que pudieran generar emociones e interpretaciones en los lectores, y el joven artista cachonero ha cumplido con creces. 

José Rocha nació en Huelva, en 1970. Cursa estudios en un ciclo formativo de grado superior en Biblioteconomía y documentación de archivo. Posteriormente, deja los estudios iniciados de Educación Social para dedicarse a la escritura creativa con mensaje de fondo. Actualmente, compagina esta afición con su trabajo como conductor de RSU en la comarca serrana onubense. 

Su trayectoria va nutriéndose de obras diversas, con el denominador común de hablar de sus emociones. Ha sido ya autor de los libros ‘Pide ayuda a los árboles, cuentos para despertar’ (2010), ‘Jesús y la palma del río’ (2011), ‘Querido Zufre, tú eres’ (2012) y ‘Alas de pájaro, cuentos breves para aprender a volar’ (2017).

Pepe Rocha desnuda sus experiencias para denunciar el bullyng