viernes. 19.07.2024
El tiempo
Obituario

Fallece el escritor e historiador Rodolfo Recio, estandarte de la cultura serrana

Nació en Fuenteheridos a finales de 1939, cuando todavía se enfriaban los últimos rescoldos de la guerra civil, a la que él consagrará su imprescindible Brutal 23 de agosto. Premio de Periodismo en 1986 era Hijo Predilecto de Fuenteheridos. 
Rodolfo Recio, en una imagen tomada de la semblanza de M Moya.
Rodolfo Recio, en una imagen tomada de la semblanza de M Moya.
Fallece el escritor e historiador Rodolfo Recio, estandarte de la cultura serrana

La Sierra llora a uno de sus hijos más ilustres, a uno de los estandartes de su historia reciente. Hoy, 14 de junio doblan las campanas de Fuenteheridos por el escritor, historiador e hijo predilecto de la villa, Rodolfo Recio.

Recuerda de él Manuel Moya toda su vida en una semblanza narrativa plagada de sentimientos familiares.

La semblanza se puede leer completa en este enlace: https://www.facebook.com/manuel.moya.351

Nació en Fuenteheridos a finales de 1939, cuando todavía se enfriaban los últimos rescoldos de la guerra civil, a la que él consagrará su imprescindible Brutal 23 de agosto, donde se narran con rigor pero también con estilo los brutales hechos y circunstancias de la guerra civil en una pequeña población del sur peninsular como Fuenteheridos donde no hubo guerra sino una cruenta y gratuita represión y que, como siempre, le supuso un enorme trabajo de documentación, algo que caracteriza su trabajo novelístico y ensayístico.

En 1986 fue galardonado con el Premio de Periodismo Junta de Andalucía, textos que vertería en el libro Recuerdos de Fuenteheridos, donde pone el acento en el léxico popular de origen leonés -como él mismo estudió- que entonces se hablaba con naturalidad en el pueblo y la comarca.

Fue por esas fechas cuando obtuvo la condición de Hijo Predilecto de la localidad. Aunque ya había publicado en revistas, libros colectivos y opúsculos -como el de las pinturas de Hinojales.

Luego publicó poemarios, Impresiones y sentires, del año 1987, que recoge su poesía de tipo popular hasta ese año, o No lejos de la fuente de 1974, un poemario que habla de la vida, del tiempo y de la muerte, novelas, como Conexión Madrid en la que narra, como se ha referidos, sus comienzos en la villa y corte, La Guerra del pueblo, donde se narran unos hechos ocurridos tras la sanjurjada en Fuenteheridos y que involucraron a su padre, la saga en tres tomos de los Tinoco, que trata sobre el prócer municipal Tino, sobre el que pesan curiosas y perdurables leyendas, o la muy popular Los amantes de Galaroza, que da cuenta de los amores trágicos de dos adolescentes de Galaroza, La ventera de Aracena, libro ambientado en la Aracena del siglo XIX, o A orillas del Tera, acaso su mejor y acaso menos conocida novela donde se narra la tragedia de la ruptura de la presa de Ribadelago, Zamora en enero de 1959, que se llevó por delante la población de ese pueblo sanabrés. También publicó ensayos históricos o etnográficos como el mencionado Diccionario de la Sierra, el magnífico Brutal 23 de agosto, aportación fundamental para la historia de la guerra civil en un pueblo del sur de España.

Más allá de su trayectoria cultural, Rodolfo fue durante décadas un abanderado de Fuenteheridos, su vecino más preclaro e ilustre.

Hoy es un día de luto para Fuenteheridos, para nuestra comarca. Y doblan las campanas y creo que es necesario preservar su memoria, porque su memoria es y será la memoria de todos.

Comentarios