viernes. 24.05.2024
El tiempo

Las cervezas artesanales de Huelva arrasan entre los consumidores extranjeros

El consumo de cerveza onubense se ha duplicado en los últimos meses gracias a la buena aceptación del público nacional y extranjero. La cerveza de Huelva triunfa y convence a los paladares más exquisitos.
Las cervezas artesanales de Huelva arrasan entre los consumidores extranjeros

Las cervezas fabricadas artesanalmente en Huelva gozan de tan buena salud como los prestigiosos vinos del Condado y el resto de la provincia. 

Convertidas en el complemento perfecto para la gastronomía, actualmente existen al menos cuatro firmas de cerveza que se elaboran íntegramente en algún punto de la geografía onubense.

La más veterana, la cerveza Ruben’s, ha logrado introducir en el mercado hasta siete tipos diferentes de cerveza. 

Una de las más demandadas en Ruben's, según afirman fuentes de la compañía de La Redondela, es la Original Helles. Se trata de una cerveza lager sin filtrar cuya receta originaria hay que buscarla en los parajes de la Alemania septentrional. Desde la página web de la compañía se advierte de su aroma a malta y cereal así como su amargor moderado que ha hecho las delicias de los paladares más exigentes.

Aunque la cerveza cuenta con varios puntos de distribución en la provincia, como El Jardín de Rubens, en La Redondela, y el Espacio Rubens, en la Plaza de las Monjas de la capital, la compañía realiza actualmente envíos a toda España así como al extranjero donde han sido acogidas con gran expectación.

Otra de las cervezas que mayor interés despierta en Europa es la valverdeña ‘Odiel’. Elaborada en el municipio del Andévalo hace más de diez años, su Negra de Trigo es una bebida única en el mundo que solo se fabrica en la región, lo que la convierte en una joya exclusiva. Sus creadores explican que se trata de una negra de estilo Dunkel, de suave aroma y con notas tostadas a chocolate, regaliz y frutos secos muy diferente a lo que se espera de una cerveza oscura.

La compañía cervecera 'Odiel' de Valverde ya ha recibido numerosos premios por sus diferentes variedades de cervezas. Entre dichas distinciones se encuentra la medalla de plata en el concurso internacional Barcelona Beer Challenge de 2018 por su Cerveza Dorada, una típica cerveza belga de abadía elaborada exclusivamente con malta.

La cerveza de la Sierra

Otra de las cervezas más demandadas de la provincia es la Bellotera, de Folks Bier, una joya exclusiva elaborada con licor de bellota de la Sierra de Aracena.

Sus creadores, Anna Martínez y los hermanos Omar y Erian Folqués, pusieron en marcha hace once años la primera fábrica de cerveza artesana de la Sierra de Aracena y desde entonces no han dejado de llevar la cerveza onubense por todo el mundo.

Folks Bier comenzó con un primer lote de 500 litros que se vendió en pocos meses gracias a una gran acogida entre los amantes de la cerveza.

Desde entonces no han dejado de crecer y hoy disponen ya de un amplio catálogo en el que destacan, además de la citada Bellotera, la Pale Ale Ámbar o la tostada Rehala, una cerveza elaborada a base de cebada y con toques de jengibre.

Y si la Sierra destaca por sus cervezas artesanas, la Costa no ha querido quedarse atrás.

La Cerveza 21130 es obra de la mazagonera Irene Pascual, una ingeniera que decidió dedicar todo su esfuerzo a la creación de la mejor cerveza de la Costa onubense. En ese empeño nació 21130 -código postal de la localidad- una cerveza Bohemian Pilsener de baja fermentación que es el símbolo de la artesanía cervecera de Mazagón.

Con un sabor amargo y, a la vez, cierto dulzor esta birra 21130 puede encontrarse en el Restaurante El Choco del municipio.

Actualmente, esta cerveza es parte del portfolio de la marca Guadalquibeer (Valencina de la Concepción, Sevilla) . Pascual cedió los derechos de la marca al dueño de Gualdaquibeer (Beltrán Viguera).

Cualquiera de estas opciones es, en definitiva, una decisión acertada para sofocar la sed de los días más calurosos del año.