martes. 18.06.2024
El tiempo

La ausencia de la Virgen sume a la aldea de El Rocío en su mayor crisis inmobiliaria

Las operaciones de alquiler y compraventa se desploman mientras se multiplica la oferta de inmuebles
La ausencia de la Virgen sume a la aldea de El Rocío en su mayor crisis inmobiliaria

La ausencia de la Virgen del Rocío en su santuario ha sumido al sector inmobiliario en una crisis sin precedentes en su historia más reciente. 

La herida en el sector está siendo incluso más pronunciada que durante la crisis económica que azotó a España durante el 2008.

Según vecinos y empresarios en aquellas fechas de infausto recuerdo los precios sufrieron un considerable descenso que, en cierto modo, cortó de raíz la demanda de especuladores y modeló los precios a la ley de la oferta y la demanda. “Los alquileres para la romería cayeron en torno a un 25%”, mientras que en el resto del año este descenso llegó incrementarse hasta un 30%”, detallan diversos propietarios.

No obstante, en este caso el contexto es diferente: el Covid simplemente ha dejado anulado cualquier operación inmobiliaria poniendo en una situación muy delicada a un sinfín de propietarios que tienen que asumir los altos costes de mantenimiento de una casa en la aldea almonteña.

Hasta ahora muchos de ellos  hacían frente a estos gastos con el alquiler durante la romería, la candelaria el Rocío chico o las navidades. Ahora, con la cancelación de estas fiestas, unido a las restricciones de movilidad decretadas por las autoridades sanitarias y la ausencia de la Reina de las Marismas en su icónica ermita, estos ingresos se han esfumado. Por consiguiente, muchos propietarios están pasando por dificultades para hacer frente al Impuesto de Bienes e Inmuebles que, denuncian, es especialmente alto en la aldea. 

Por otra parte, la incertidumbre de cuándo regresará la Blanca Paloma a su santuario acrecienta el ‘parón’ del sector.

El propio presidente de la Hermandad Matriz de Almonte, Santiago Padilla, lamentaba que ellos son los primeros que desearían desentrañar esta incógnita, si bien son las autoridades sanitarias quienes “tendrán la última palabra” y decidirán cuando se puede llevar a cabo el traslado de la Virgen desde la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción a la Ermita en una procesión que se presume que será multitudinaria. 

Toda esta concatenación de factores ha provocado que el número de casas en venta se haya atomizado en los últimos meses, pudiendo encontrar en páginas web como milanuncios un sinfín de inmuebles que van desde los 50.000 euros por un estudio, pasando por otras que alcanzan hasta el 1,5 millones de euros y que tienen cerca de 500 metros cuadrados construidos y gozan de doce dormitorios y trece baños. 

Esta situación contrasta con la primera etapa del siglo XXI en la que la situación era la inversa: una demanda disparada y una oferta casi inexistente. 

El Covid provoca el cierre de algunas inmobiliarias. 

Varios profesionales inmobiliarios cerraron sus negocios tras el decreto del Estado de Alarma que permitió el confinamiento de la población durante la segunda quincena del mes de marzo de 2020. A día de hoy estos agentes aun no han vuelto a la actividad profesional ante la “falta de clientes” y una demanda “inexistente” por alquilar o comprar una vivienda en el Rocío.

Estas fuentes destacan que da igual el precio o las características de la vivienda, pues mientras la Virgen del Rocío no vuelva a su templo y los cultos y fiestas regresen al calendario, la demanda no tiene visos de volver.

Por esta razón y para evitar un desplome de los precios, los agentes inmobiliarios han aconsejado a los propietarios desistir de vender en estas fechas, evitando así que se sobredimensione la oferta y se produzca el consiguiente descenso de la cotización de unos inmuebles que tiene su principal atractivo en ser testigos de la Romería de Pentecostés, uno de los acontecimientos marianos singulares del mundo.