sábado. 26.11.2022
El tiempo

El último acto de Jesús Quintero: "Volverá la gente que cuando me vaya nunca veré"

Jesús Rodríguez Quintero se va pero no se va. Un día de invierno de 2020 describió su final con un fandango. Y le espetó Antonio Gala:  "en nuestra tierra vamos a los entierros a ver si se ha muerto de verdad”. Es terrible pero es así. Esto es lo que dijo en lo que fue su último acto.
Foto de la web oficial de Jesús Quintero.
Foto de la web oficial de Jesús Quintero.
El último acto de Jesús Quintero: "Volverá la gente que cuando me vaya nunca veré"

Jesús Rodríguez Quintero, hijo del Niño Roque, de San Juan del Puerto, se ha ido en silencio. Deja un legado enorme: 10.000 horas de televisión y más de 4.000 entrevistas. Su trabajo de toda una vida.

En ese legado, en su web oficial, tiene alojada la que quizás fue su última entrevista, y no la concedió a grandes medios ni a grupos de comunicación poderosos. Quiso lanzar su mensaje a través de un medio humilde como diariodehuelva.es y WiHu.

Captura de lo que será ahora su espacio, su Factoría en San Juan del Puerto.
Captura de lo que será ahora su espacio, su Factoría en San Juan del Puerto.

Esa entrevista, firmada por la redactora María Fernández y el cámara Tomás Redondo (Diario de Huelva y WiHu TV) grabada en plena pandemia de Coronavirus en la que pronto será la sede oficial de su Fundación sanjuanera, lleva ya más de 310.000 visualizaciones, y a raíz de la muerte de Quintero está siendo reproducida por muchos canales y resumida en programas de Prime Time de Tele 5, La Sexta o Cuatro y usada por muchos colegas en las redes sociales para resumir su decálogo de pensamientos.

Pero qué dice Jesús Quintero en esos 20 minutos largos de casi monólogo que ha levantado tanto interés.

Jesús Quintero se muestra cercano, emocionado, tal y como es, ha sido y confiesa, se confiesa ante el micrófono, ante la cámara, diríase que, por si acaso, (estamos en plena pandemia de Coronavirus) se despide a su manera.

Lo hace desde su cuna, San Juan del Puerto. Desde allí se dirigió a Radio Nacional de España a hacer un examen, al que describe con sarcasmo: “Me hicieron un examen como si fuera la BBC”… luego vino Radio Popular y su primera marcha a Sevilla. Allí, uno de los grandes, un tal Rafael Santisteban, le aconseja dedicarse a la radio “porque tu voz llega hasta la última fila”.

Uno de los grandes, Rafael Santisteban, le aconseja dedicarse a la radio, porque su voz llega hasta la última fila

Y aquí es donde el periodista comienza a apuntar la que ha sido su filosofía de vida: “Y sí, mi última fila es la de los solitarios, los contracorrientes, los desobedientes, los marginados, los grandes, los famosos”.

Una de sus charlas con el Risitas.
Una de sus charlas con el Risitas.

Porque lo bueno de este archivo que nos deja en San Juan del Puerto y que seguro será objeto de alguna que otra tesis doctoral es que hay en él personajes extraordinarios… y cita a Tierno Galván a Borges a Pasionaria “imagínate lo que tengo aquí”.

“Mi archivo es el resumen de una vida, vivida intensamente… desde que salí de San Juan del Puerto, Huelva, Sevilla, Madrid, Barcelona, la Argentina, Uruguay y las Américas, Nueva York, Los Ángeles, Miami para entrevistar a personajes que ya no están”, narra el periodista. Para acto seguido decir con pesar que “hoy ya no veo la gente adecuada, culta… me doy cuenta cuando alguien no tiene nada que decir y veo cuando alguien conoce la cultura, Roma, Grecia”.

Asoma la depresión con el Loco de la Colina

Y recuerda una de sus grandes creaciones nacida de un pozo mental. “Que de una depresión en profundidad que me llevó a sentarme en mi piso del Callejón del Agua, junto a los Jardines de Murillo, en mi sofá… eso marcó mi historia como Loco de la Colina. Porque yo quería hablar según mi estado anímico, estaba cansado de ser un locutor loro”.

Siempre su causa como motor de su creación. Dice este ya Loco de la Colina (en San Juan no hay ni un cerrito) “yo busco la originalidad, el sentido crítico, la independencia, la cultura, transmitir que lo que se dice es la verdad… así creé el Loco”.

Jesús Quintero.
Jesús Quintero.

Después vino el flechazo, el amor, que empezó en su pueblo, por los marginados, los perros verdes (lo raro), los ratones coloraos. “Siempre, dice, he apreciado a los marginados y a los grandes nombres de la historia, de la cultura, del estrellato pero siempre desde un punto de vista humanístico… por eso me gusta conservar mi independencia”.

Se sorprendió cuando entrevistó al general Lister. “Fue quien me dijo, señor Quintero hay victorias pírricas y derrotas grandes”. Me lo decía un general que combatió en España, en Rusia, un hombre con una historia personal extraordinaria”. Y añade otra de sus entrevistas más sorprendentes. A La Pasionaria. También comunista.

“Le pedí que rezara el Padrenuestro y me lo rezó en latín. Dolores era entonces inalcanzable. La entrevisté cuando era presidenta del Comité Central del Partido Comunista en Madrid… hija de minero, esposa de minero, todo el mundo en su familia era minero. Tuvo seis hijos, queda uno, en Rusia.. un personaje apasionante”.

El periodista, el Hijo Predilecto de San Juan, archi-premiado reconoce que “uno, ante los grandes, se siente muy pequeño y eso es lo que sentí cuando estaba con ella, ‘Pasionaria’”.

Pero hoy, reitera con tristeza, “no hay gente de esa profundidad, cultura, conocimiento, humanidad”… Como cuando entrevistó a José Saramago y le preguntó ¿cuál es la palabra que más le gustaba del diccionario. “No”. O a Tom Jones si alguna vez había cenado con la mafia: “Si” me dijo.

Antonio Gala, en su Olimpo

Quintero pone en un altar del conocimiento a Gala. “Hombre, el más completo, por su conocimiento del teatro, es guapo, conoce la profundidad de una obra, es inteligente, brillante, dice lo que quiere decir.. es Antonio Gala”.

A Antonio Gala le preguntó un día “cree usted en un amor para toda la vida. Y me contestó “para toda la vida de los demás sí, para la mía No”. Un hombre de una simpatía y sabiduría extraordinarias.

Recuerda también Quintero aquellas 13 Noches donde buscaba el sentido de la vida, el paso del tiempo, España, los españoles: Gala, García Márquez, Vargas Llosa, entrevistas en la Catedral de Sevilla, a todos los sabios de la tierra, a los más brillantes, inteligentes, pero pasó en tiempo y aun no me han contestado (en Canal Sur)”.

En un acto de la Cadena SER.
En un acto de la Cadena SER.

Su forma de hablar de Canal Sur, críptica

Y no se olvida de ello. De La Nuestra dice con ironía: “A Canal Sur lo llamaría Andalucía TV porque el Sur es más grande y no creo que se deba llamar Canal Sur sino (insiste) Andalucía TV, sería lo suyo”. Y aquí añade: “los andaluces tenemos un punto, una comunidad ingeniosa, divertida y ha aportado tantos nombres a la humanidad… Séneca. Tuvimos 19 senadores en el Senado romano. Trajano, Adriano”. Dice el sanjuanero que “a mi me gusta dirigirme a los andaluces porque ellos se quedan con la copla, ellos saben el por qué de los silencios, por qué lo hago… (respuesta) porque a lo mejor el otro no tiene nada que decir”.

A Canal Sur lo llamaría Andalucía TV porque el Sur es más grande y no creo que se deba llamar Canal Sur sino (insiste) Andalucía TV, sería lo suyo

Ese día, aquel invierno de 2020, Jesús Quintero advertía que “ahora, en plena pandemia se ha roto la alegría de mi tierra, espero que (Andalucía) pronto vuelva a la alegría, al doble sentido, a la sabiduría, al conocimiento de todo lo que aportamos al mundo”.

Y es aquí donde habla de poetas. “Si hablo de poetas, ni te cuento” y se va al Nobel de Moguer como ejemplo. Ahora uno tiene formada una porque dijo (Juan Ramón Jiménez) “La luz con el tiempo dentro” y hay gente estudiando ese asunto. O los Machado “en la soledad he visto las cosas claras… que no son verdad”. O Bécquer “conozco a mucha gente que no conozco” sin olvidar que Tartessos tenía la ley en verso.

Jesús Quintero, delante de su enorme archivo en la Factoría, la sede de su Fundación en San Juan del Puerto.
Jesús Quintero, delante de su enorme archivo en la Factoría, la sede de su Fundación en San Juan del Puerto.

Su retiro, su legado: en su pueblo, San Juan del Puerto

Le tiene cariño, mucho, Jesús Rodríguez Quintero a su proyecto en su pueblo. “Cuando me hicieron Hijo Predilecto de mi pueblo montaron esta casa que es la Fundación donde he traído más de 4.000 entrevistas, 10.000 horas de televisión en todo el mundo, eso es una aportación interesante y pronto esto se va a convertir en algo que siempre soñé, una televisión para dejar mi archivo, un estudio donde tengo ilusión por grabar el espiritual gitano, un orfeón andaluz… sería extraordinario”.

 “Hay un fandango que refleja lo que ha sido mi vida.. Aunque me voy no me voy, aunque me voy no me siento, aunque me voy de palabra pero no de pensamiento. Aunque me voy no me voy”.

El periodista entra entonces en una mirada de futuro, incierto, lejano y busca en sus recuerdos un fandango, hoy un presagio, que, dice, “hay un fandango que refleja lo que ha sido mi vida.. Aunque me voy no me voy, aunque me voy no me siento, aunque me voy de palabra pero no de pensamiento. Aunque me voy no me voy”. Eso es lo que yo he sentido siempre.

Delante de su obra, en San Juan del Puerto. (Foto: Tomás Redondo, WiHU)
Delante de su obra, en San Juan del Puerto. (Foto: Tomás Redondo, WiHU)

Sobre la definición de comunicar también habla en esta entrevista postrera. “Creo que la comunicación es transmitir verdad, lo demás me parece superficial”.

Sobre el proyecto en su pueblo anuncia que “la Fundación es mi última obra… lo que no quiere decir que desde aquí haga televisión… me gustaría volver a la televisión, fundir la poesía con la realidad, la belleza, la creatividad con la realidad”. Y se muestra crítico con el medio hoy. “La televisión no se basa en la realidad sino en los que inventan la realidad… y así tratamos a nuestros hijos ilustres, mal, matan a Lorca, Cernuda lo echan por homosexual”.

Recuerdo que hablo de este asunto con Antonio Gala y le digo que nuestra tierra no es solidaria con sus hijos ilustres y me dice Antonio “sí, en nuestra tierra vamos a los entierros a ver si se ha muerto de verdad”. Es terrible pero es así.

A modo de despedida, Jesús Quintero define un final, lo dibuja a su manera: “La historia de una vida es la historia de un fracaso, de una pasión… he vivido todos los fracasos y todas las pasiones y en eso quiero estar no se hacer otra cosa”. “Volver, al haber creado un estilo, volverá el haberme sentido escuchado, volverá la gente que cuando yo me vaya nunca veré pero que me sigue y volveré a ser lo que soy: Jesús Rodríguez Quintero, de San Juan del Puerto, hijo del Niño Roque”. 

Pregón de San Juan Bautista 2016, Jesús Quintero junto a la alcaldesa Rocío Cárdenas.
Pregón de San Juan Bautista 2016, Jesús Quintero junto a la alcaldesa Rocío Cárdenas.

El último acto de Jesús Quintero: "Volverá la gente que cuando me vaya nunca veré"
Comentarios