domingo. 25.09.2022
El tiempo

Funcionarios de Comercio tardan 12 minutos en ponerse a salvo de un tsunami en la capital

La Secretaría de Estado de Comercio en Huelva ha realizado hoy un simulacro de tsunami en el marco del Plan de Emergencias que mantiene actualmente activo la delegación.
Funcionarios de Comercio tardan 12 minutos en ponerse a salvo de un tsunami en la capital

La Secretaría de Estado de Comercio en Huelva ha realizado esta mañana un simulacro de tsunami en el marco del Plan de Emergencias que mantiene actualmente activo la delegación.

El responsable de Riesgos Laborales de la Administración, David Barroso, ha explicado a Diario de Huelva que se trata de una actividad organizada para coordinar una respuesta conjunta en caso de que se produzca un aviso de emergencia por tsunami.

La actividad, según relata Barroso, se ha iniciado tal y como sucedería en un caso real: "Tras recibir el aviso y confirmar que se trata de un tsunami, hemos cerrado puertas y ventanas, cortado la electricidad y el agua y hemos salido a la calle". A partir de ahí, los protocolos ofrecen dos posibilidades, subir a un edificio de más de 30 metros o encaminarse a la zona más alta de la ciudad. "Nosotros, por cercanía, hemos decidido ir hacia el Parque de la Esperanza, hemos cronometrado y estaríamos allí en unos doce minutos aproximadamente".

Desde la oficina de Comercio, ubicada a escasos metros del Muelle de Levante, junto a la Avenida de Méjico y la calle Pepe Pirfo, aseguran que se ha tenido en cuenta que en una situación real habría que contar con algo de alimento y abrigo puesto que hay que estar en el lugar elegido unas 12 horas aproximadamente, el tiempo necesario para evitar una nueva respuesta del mar.

Este tipo de actividades, aseguran los servicios de Emergencias, son muy necesarias para la ciudadanía, especialmente en aquellos lugares como Huelva donde existen precedentes por terremotos y cercanía a la costa.

Cabe recordar que la Junta de Andalucía celebró el pasado mes de octubre la ‘RespuestA21’, un gran simulacro de emergencia regional que se desarrolló en todas las provincias andaluzas y que puso a prueba la atención de los servicios operativos ante grandes catástrofes.

Funcionarios de Comercio tardan 12 minutos en ponerse a salvo de un tsunami en la capital