domingo. 14.04.2024
El tiempo
Huelva Capital

Los trabajadores autónomos sufrieron en Huelva 449 accidentes laborales en 2023, uno de ellos mortal

Huelva ha sido en 2023 la provincia andaluza con menor siniestralidad entre los trabajadores por cuenta propia con 449, aunque 12 de ellos han sido graves y uno mortal.

Atención de Urgencias en un accidente laboral reciente
Atención de Urgencias en un accidente laboral reciente
Los trabajadores autónomos sufrieron en Huelva 449 accidentes laborales en 2023, uno de ellos mortal

En 2023 se han registrado más de 6.300 accidentes de trabajo entre trabajadores por cuenta propia en Andalucía, de los cuales 167 se han catalogado como graves y 14 han sido mortales situándose a la cabeza del conjunto del Estado en este siniestro ránking.

Es la provincia de Sevilla la que presenta mayor siniestralidad con un total de 1.369 accidentes de trabajo de autónomos de los que 45 han sido graves y 4 mortales. En Málaga se han producido 1.164, 38 graves pero sólo 1 con resultado de muerte. Tras estas, Córdoba ha registrado más de 800 accidentes de trabajo, si bien, sólo 9 han sido graves, han fallecido 3 autónomos. Granada y Cádiz superan en ambos casos los 680 y 670, respectivamente. En Granada. 17 accidentes han sido graves y 3 mortales mientras que en Cádiz, los graves han ascendido a 11 y sólo se ha producido un fallecimiento. Rozando los 600 accidentes de trabajo se encuentran Jaén (588) y Almería (583), si bien, Jaén presenta mayor tasa de gravedad con 28 accidentes catalogados como graves, frente a 11 en la provincia almeriense, pero en esta última se ha producido uno mortal. Sólo en la provincia de Jaén no se ha producido ningún accidente mortal.

Huelva ha sido en 2023 la provincia andaluza con menor siniestralidad entre los trabajadores por cuenta propia con 449 aunque 12 de ellos han sido graves y uno mortal.

Para Eduardo Abad, presidente de UPTA, “los datos de siniestralidad laboral del colectivo de trabajadores por cuenta propia son inaceptables, es una lacra que seguimos padeciendo en nuestro colectivo y pasamos, para la mayoría de las administraciones públicas, absolutamente desapercibidos.”

Asimismo, se disparan las dolencias relacionadas con patologías psicológicas derivadas de los riesgos psicosociales, trastornos derivados del alto nivel de exigencia al que están siendo sometidos, sobre todo, los profesionales que desarrollan trabajos o servicios para un cliente único o principal.

La precariedad de las condiciones en las que estos trabajadores autónomos, en su mayoría dependientes o semindependientes, desarrollan sus actividades están desembocando en patologías que forman parte de la pandemia que azota a las nuevas formas de trabajo: estrés, depresión, ansiedad, etc.

Abad concluye, “ desde UPTA exigimos al Ministerio de Trabajo un plan de choque que centre sus objetivos en la concienciación sobre la necesidad de conocer y prevenir los riesgos en el trabajo, es imprescindible que se desarrollen acciones concretas diferenciadas por sectores que sufren con mayor intensidad los índices de siniestralidad laboral, además de abordar los cambios necesarios para que las mutuas de accidentes de trabajo, doten sus gabinetes de asistencia sanitaria de especialistas en atención psicológica”.

Comentarios