miércoles. 28.09.2022
El tiempo

Un total de 435 escolares han participado este verano de la escuela de exploradores de la Fundación Atlantic Copper

Con edades entre los 4 y los 14 años, los participantes en este proyecto educativo en el Paraje Natural Marismas del Odiel aprenden de forma divertida con actividades al aire libre sobre biodiversidad y sostenibilidad

Un total de 435 escolares han participado este verano de la escuela de exploradores de la Fundación Atlantic Copper

La Escuela de Exploradores de la Fundación Atlantic Copper cierra hoy una nueva temporada en la que han participado un total de 435 escolares y jóvenes onubenses que han podido disfrutar durante el verano de talleres al aire libre sobre biodiversidad, sostenibilidad y economía circular en un espacio privilegiado como es el Paraje Natural Marismas del Odiel. Este programa educativo que impulsa la Fundación Atlantic Copper ha cumplido este año su XI edición alcanzando los 5.000 participantes a lo largo de toda su trayectoria.  

“Es una gran satisfacción para nosotros revalidar el éxito de esta iniciativa en cada nueva convocatoria”, ha subrayado Antonio de la Vega, director general de la Fundación durante el acto desarrollado en el Centro de Visitantes ‘Anastasio Senra’ con el que se ha dado por clausurada la edición de 2022. Un acto en el que ha estado acompañado por Copper Girl, la superheroína creada por Atlantic Copper para difundir la importancia de la recuperación de los componentes metálicos de los aparatos y dispositivos electrónicos como móviles, tablets y ordenadores; y por Enrique Martínez, director-conservador del Paraje Natural.

En esta última jornada, los escolares han participado en un concurso de proyectos con el reciclaje y la economía circular como argumento principal. Finalmente, el jurado formado por Copper Girl, Antonio de la Vega y Enrique Martínez, reconoció los diferentes trabajos con la entrega de una placa conmemorativa para todos los participantes.

Talleres con Copper Girl

La incorporación de Copper Girl ha sido una de las novedades de la Escuela de Exploradores que ha organizado específicamente talleres de reciclado y circularidad de los metales en desuso, así como un concurso para seleccionar la mejor propuesta circular a partir del uso de residuos domésticos para la realización de experimentos o inventos con aplicaciones útiles para la sociedad.

“Tenemos que ser responsables con nuestro planeta y ello nos exige ser prudentes en el uso de los recursos naturales y proteger nuestro entorno, porque también tenemos un compromiso con las generaciones futuras para legarles un mundo mejor. Por eso es tan importante que los jóvenes valoréis el privilegio de disfrutar de espacios naturales como el que nos acoge hoy, las Marismas del Odiel, y que toméis conciencia de la importancia de cuidar lo que tenemos sin desechar aquello que todavía puede ser útil”, ha señalado Antonio de la Vega.

La Escuela de Exploradores se ha desarrollado entre el 27 de junio y el 9 de septiembre con la organización de 11 talleres semanales sobre Naturaleza encantada, Gigantes, Grandes viajeros, Vuelan y no tienen plumas, Volcanes, El principio de la vida, El reino del agua, Un viaje en el tiempo, Safari submarino, Especies invasoras y Mix-Max, dirigidos a escolares de entre 4 y 14 años de edad.

Se trata de un programa educativo en el que se fomenta el aprendizaje, la educación en valores y el respeto al medio ambiente a través del juego y los experimentos, con el fin de despertar la curiosidad de los más pequeños por la naturaleza, sus secretos y sus habitantes. Una forma de aprender didáctica y divertida, con talleres de observación y reconocimiento de flora y fauna, identificación y seguimiento de aves, manejo de guías, prismáticos y telescopios, juegos de orientación (brújulas, mapas, reloj de sol, veleta), olimpiadas del reciclaje, gymkhanas ambientales, elaboración de un huerto y herbario, seguimiento de huellas y rastros, manualidades, etc.

Este año, también se ha impulsado una nueva iniciativa denominada ‘Reservas en red’ que ha puesto en contacto diferentes Reservas de la Biosfera nacionales permitiendo a los participantes compartir experiencias con otros escolares y técnicos conservadores de País Vasco, Valencia, Menorca o Canarias. La Escuela de Exploradores, que ha sido reconocida con el Premio Andalucía de Medio Ambiente, está impulsada por la Fundación Atlantic Copper en colaboración con la Junta de Andalucía y la dirección del Paraje Natural, siendo organizada y desarrollada por la empresa Onubaland.

Un total de 435 escolares han participado este verano de la escuela de exploradores de la Fundación Atlantic Copper