martes. 16.04.2024
El tiempo

Cómo diferenciar la letal 'cicuta blanca', que ha 'matado' a un hombre en Valverde, del gurumelo

Con los mercados de abastos de Huelva repletos de gurumelos expuestos para su venta resulta esencial conocer bien la seta y diferenciarla de otras venenosas, como la parecida 'Amanita Verna? (cicuta blanca) cuya ingesta ha provocado la muerte de un vecino de Valverde.
Cómo diferenciar la letal 'cicuta blanca', que ha 'matado' a un hombre en Valverde, del gurumelo

El fallecimiento de un vecino en Valverde del Camino tras ingerir setas no comestibles ha levantado una vez más la alarma por la recolección de ejemplares cuyo consumo puede ser mortal.

Con los mercados de abastos repletos de Amanita Ponderosa y cientos de 'buscadores' recorriendo los campos onubenses, además de los bares ofreciendo sus tapas y platos realizados a base de gurumelos, resulta esencial reconocer las diferencias entre éstos y las letales Amanita Verna, llamada también la 'cicuta blanca' por su mortal toxicidad.

Todos los años se ponen de manifiesto las dificultades para seleccionar y consumir las exquisitas setas onubenses, por lo que es imprescindible seguir los consejos de los expertos en la materia.

Uno de los aficionados a la micología con más amplia trayectoria divulgativa en la provincia de Huelva es Tomás Hermoso de Jesús. Natural de Villablanca, lleva muchos años dando a conocer el cuarto reino a través de iniciativas como la app Setamanía Setas, la distinción de Restaurante Micológico, el canal YouTube Setamanía Aula o su libro ‘Setas del Andévalo de Huelva’.

En su opinión, “es fundamental saber distinguir el gurumelo de especies mortales como la Amanita Verna”.

Dentro de la magnífica campaña gurumelera que estamos teniendo en la mayoría de los rincones de la provincia de Huelva, de nuevo, y como cada año, desgraciadamente debemos de lamentar una fatalidad causada por la confusión de una especie de Amanita muy similar al Gurumelo, pero que es de una tal toxicidad que en la mayoría de los casos produce la muerte con su consumo.

El Gurumelo es una seta perteneciente al género Amanita que se creía hace años que era autóctona de nuestra tierra, de Huelva y del sur de Extremadura, pero gracias a estudios de profesionales y la labor de muchos aficionados, podemos documentar que se encuentra en bastantes zonas del suroeste de la geografía española.

La Amanita ponderosa (Gurumelo) es una seta única y estrictamente de primavera que fructifica durante toda la estación, más temprano cuanto más al sur. Suele nacer muy enterrada y se desarrolla completamente en el interior de la tierra. Prefiere los bosques de robles, encinas, alcornoques, eucaliptus con los que forma micorrizas.

Al buscarlas debemos tener en cuenta que es una seta especialmente difícil y esquiva. Antes de salir a la superficie se puede adivinar su presencia por un pequeño levantamiento de la tierra y grietas sobre ella.

Tiene características que la identifican, como su sombrero, que es robusto, con forma de patata cuando es joven y después al crecimiento y romperse la volva aparece el sombrero que puede llegar a medir de 6 a 20 cm de diámetro. Su cutícula es seca y gruesa y se separa fácilmente de la carne, manchada de tierra y a veces con una costra encima; al principio es blanco, después rosáceo y finalmente pasando a un ocre sucio, teniendo un aspecto fuerte y macizo. Las láminas de la Amanita ponderosa al principio son blancas y después se vuelven como toda la seta, de color rosáceo. El pie es robusto, hueco, de color blanco con tonalidades rosáceas. Su volva es gruesa, muy grande, en forma de copa, blanca pero muy manchada de tierra.

También la carne es de color blanca y al corte o al roce se vuelve ligeramente de color rosáceo. Su olor a tierra es propio y característico de esta seta y simplemente se dice que huele a “Gurumelo”.

Pero a la hora de su recolección, hay que tener mucha precaución con la temida Amanita Verna, una seta mediterránea que, como su nombre indica, solo nace en primavera.

Es una seta aparentemente frágil e inofensiva y es de color blanco inmaculado. Su porte en muy parecido al de la Amanita Phalloides, con la que se le puede considerar como primas hermanas. Se puede confundir con ejemplares jóvenes de champiñones (agáricus) y también por supuesto con la Amanita ponderosa, ya que ambas especies comparten hábitat y estación de aparición.

El sombrero de la Verna suele medir de 4 a 8 cm de diámetro, liso y sin estrías. De joven seco, satinado, de color blanco puro y al madurar puede cambiar un blanco beige sobre todo en la parte central. Las láminas son ventrudas, bastante apretadas, muy blancas y delicadas. El pie es alto, cilíndrico y su superficie es como sedosa bajo el anillo y encima se vuelve algo más estriado.

La base del pie es más gruesa y está enfundada en una volva blanca en forma de bola muy membranosa y frágil que por regla general suele aparecer muy enterrada.

Una característica importante a tener en cuenta es que su carne es delgada, muy frágil, de color blanco impoluto que nunca se vuelve rosada al corte y con olor y sabor poco pronunciados.

Hay que recalcar que la Amanita Verna es una seta mortal, por lo que ha de distinguirse bien antes de ser recolectada.

En general, Hermoso recomienda “seguir los consejos de los expertos a la hora de salir al campo en busca de setas, ya que a veces supone la diferencia entre poder degustar un manjar exquisito o causar serios problemas de salud que pueden derivar en la muerte”.

Desgraciado suceso en Valverde del Camino

Cabe recordar que un vecino de Valverde del Camino de 61 años ha perdido la vida por envenenamiento. Lo ha desvelado su hijo mayor, Juan Diego Castilla, en Radio Valverde - Cadena SER.

Ahí ha explicado que su padre, gran aficionado al mundo micológico, confundió el 'popular' gurumelo con la mortal 'amanita verna'.

Los hechos sucedieron hace dos semanas y la seta casi la ingieren otros miembros de su propia familia.. Aunque en ese momento no se comieron la seta que acababa de recolectar.

A raíz de la ingesta, el afectado padeció fiebres altas y un dolor intenso de estómago. Los médicos que lo trataron en Sevilla confirmaron que se trataba de muerte por ingesta de una seta venenosa (la letal Amanita Verna). La Amanita Ponderosa (gurumelo) es comestible y la Amanita Verna es mortal.

La cicuta blanca de primavera

Según relata en un trabajo el especialista Javier Marcos, la cicuta blanca de primavera es una especie potencialmente mortal, responsable del síndrome faloidiano o ciclopeptídico, que ha sido ocasionalmente confundida con el gurumelo (Amanita ponderosa) y con algunos champiñones (Agaricus spp.). En zonas mediterráneas aparece frecuentemente una variedad de esta especie, que se caracteriza porque presenta la cutícula que amarillea con potasa, que se denomina Amanita verna var. decipiens ( = Amanita decipiens)".

Cómo evitar confusiones entre la Amanita Verna y el gurumelo

Dice Marcos que "para evitar posibles confusiones con el gurumelo se debe realizar la famosa prueba de oxidación, una prueba totalmente fiable y segura que consiste en realizar un pequeño raspado con un cuchillo o con la uña o un pequeño pinchazo con un pincho caliente a cada uno de los ejemplares. Los ejemplares cuya carne torna instantánea a rosáceo con la prueba serán gurumelos. En cambio, los ejemplares de carne blanquecina inmutable serán rechazados para su consumo o comercialización, debido a que pueden ser entre otras especies, la cicuta blanca de primavera, la cual un solo ejemplar puede ocasionar la muerte de una familia entera (CRESPO, 2009).".

Más información en:

http://www.asociacionmicologicamairei.com/wp-content/uploads/2020/04/Setas-T%C3%B3xicas-y-Venenosas-Las-4-setas-m%C3%A1s-t%C3%B3xicas-de-la-primavera.pdf