jueves. 22.02.2024
El tiempo
Día Mundial contra el cáncer

Las Sociedades Médicas avisan: el paciente oncológico está siendo discriminado en la vida laboral

Más allá de las cifras del cáncer: 3.000 personas fueron diagnosticadas en Huelva en 2023, un nuevo factor preocupa y mucho a las autoridades y sociedades médicas. Es una evidencia que pacientes jóvenes y adultos en edad de vida activa laboral, que superan el cáncer, que se ven afectados por la dificultad para incorporarse al mundo laboral.
El-paciente-oncológico-y-el-trabajo
El-paciente-oncológico-y-el-trabajo
Las Sociedades Médicas avisan: el paciente oncológico está siendo discriminado en la vida laboral

Unas 3.000 personas fueron diagnosticadas de cáncer en Huelva durante el pasado año 2023, según las estimaciones de la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) y la Sociedad Andaluza de Cancerología (SAC) basadas en los registros poblacionales, y que señalan que esta cifra continuará creciendo este año 2024 y el futuro debido a diversas cuestiones como los avances en las técnicas de diagnóstico y detección precoz, el crecimiento de la población, el envejecimiento y el aumento de la esperanza de vida o la exposición a diversos factores de riesgo (tabaco, alcohol, contaminación, obesidad y sedentarismo, entre otros).

Se está creando un problema adicional, sobre todo en pacientes jóvenes y adultos en edad de vida activa laboral, que superan el cáncer, que se ven afectados por la dificultad para incorporarse al mundo laboral o la carrera profesional al tener el lastre de sus antecedentes en la historia personal oncológica
 

No obstante, la SAOM y la SAC, que son las sociedades científicas que representan a los oncólogos médicos y a los oncólogos radioterápicos en Andalucía, quieren destacar, con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, que se celebra este próximo 4 de febrero, el gran avance que se ha logrado en el abordaje, diagnóstico y tratamiento del cáncer en la comunidad en los últimos años, y que está suponiendo un aumento de la supervivencia y mejora de la calidad de los pacientes con algún tipo de tumor.

taller-insercionlaboral
Taller-inserción laboral

Un avance que es debido gracias a los progresos más recientes en las terapias oncológicas, la investigación en los diferentes tipos de cáncer y la mejora de la calidad asistencial de los pacientes, además de en los programas de detección precoz y prevención que están permitiendo que cada vez más casos de tumores sean detectados en sus fases iniciales, facilitando así su tratamiento y curación.

Con ello, ambas sociedades quieren lanzar un mensaje positivo y de ilusión para las personas con cáncer, pero también continuar insistiendo en la importancia de seguir fomentando la investigación para lograr nuevos tratamientos y potenciar aún más la prevención y la concienciación ciudadana para evitar los factores de riesgo que favorecen el desarrollo de los tumores más frecuentes en nuestra sociedad, tanto a través de la promoción de los hábitos de vida saludable como de la participación de los programas de cribado para la detección temprana del cáncer en Andalucía.

En Andalucía unas 50.000 serán diagnosticadas de cáncer durante este año, según las estimaciones basadas en los registros poblacionales, una cifra que se sitúa en la línea de crecimiento progresivo de en torno al 2% de casos de cáncer al año en los países europeos, al igual que en España, donde se prevé que aumente este año un 2,6% respecto a 2023.

Carrera contra el cáncer en HUelva
Carrera contra el cáncer en HUelva


No obstante, los oncólogos andaluces quieren destacar que la supervivencia de los pacientes con cáncer de Andalucía y España también ha crecido, y de hecho se ha duplicado en los últimos 40 años, con una previsión de que continúe igualmente creciendo de manera progresiva en el futuro.

Un 55% de los hombres y casi un 62% de las mujeres con cáncer en Andalucía logrará superarlos gracias a las técnicas de diagnóstico precoz, los programas de cribado y los últimos tratamientos oncológicos, como la inmunoterapia o las terapias personalizadas dirigidas. “Además, si evitamos los factores de riesgo generales de la mayoría de cánceres -el tabaco, el alcohol, ciertas infecciones, el sedentarismo, una dieta inadecuada (obesidad), y la exposición al sol sin protección- se reduciría un 30% los diagnósticos y la mortalidad, por lo que es clave seguir insistiendo en concienciar a la sociedad sobre la prevención y desarrollar un estilo de vida saludable. La esperanza para superar un cáncer ha aumentado mucho y debemos insistir en todos estos factores, trabajando juntos entre todos, profesionales y sociedad, para que siga creciendo y avancemos ante el cáncer”, afirman la Dra. Ana Laura Ortega, presidenta de la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) y el Dr. Ismael Herruzo Cabrera, presidente de la Sociedad Andaluza de Cancerología (SAC).

El cáncer se convierte además en un problema de discriminación laboral

Ambos presidentes destacan que, gracias a esta mejora en la supervivencia se está creando un problema adicional, sobre todo en pacientes jóvenes y adultos en edad de vida activa laboral, que superan el cáncer, que se ven afectados por la dificultad para incorporarse al mundo laboral o la carrera profesional al tener el lastre de sus antecedentes en la historia personal oncológica que le impiden o dificultan mantener al mundo laboral o progresar en él.

“Por ello, apoyamos la legislación recientemente aprobada del derecho al olvido oncológico, que permite que a partir de 5 años sin recidiva (recaída), no se pueda discriminar a una persona por haber padecido un cáncer, a la hora de contratar un seguro de vida o una hipoteca. O a nivel laboral y profesional”.

En 2023, un 57% de los andaluces diagnosticados de cáncer fueron hombres y un 43% mujeres, unas cifras que se estiman que se mantenga en proporción también en 2024, en el que se prevé 286.664 nuevos casos de cáncer en toda España.

En Andalucía las cifras de incidencia y prevalencia son similares a las nacionales, y los tumores más diagnosticados serán, como el año pasado, los de colon y recto, mama, pulmón, próstata, y vejiga urinaria, sumando ambos sexos.

En hombres, los más frecuentes serán los de próstata, colorrectal, pulmón, y vejiga urinaria; mientras que, en mujeres, los más frecuentes serán los de mama, colon y recto, pulmón y cuerpo uterino (endometrio).

Hay que subrayar que en los últimos años se viene produciendo un descenso de cáncer de pulmón y vejiga en hombres debido a la reducción del hábito tabáquico, mientras que en mujeres la incidencia del cáncer de pulmón sigue creciendo por su posterior incorporación al tabaquismo en el siglo XX.

En este contexto, a los profesionales de Oncología las preocupa el crecimiento del uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos entre los más jóvenes, y que puede llegar a desembocar en el futuro en un aumento de cáncer de pulmón y otros órganos del sistema respiratorio.
 

En cuanto a la mortalidad, el cáncer continúa siendo un año más una de las causas principales de fallecimientos en Andalucía y España, sólo por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), fue la segunda causa de fallecimiento, con casi un 25% de las muertes. En hombres, los tumores siguieron siendo la principal causa de mortalidad, mientras que en mujeres fue la segunda causa, por detrás de las enfermedades cardiovasculares.

Entre los fallecimientos por cáncer, los más frecuentes fueron los de pulmón, colon, páncreas, mama y próstata. No obstante, la mortalidad por cáncer en España ha experimentado un fuerte descenso en las últimas décadas, con mejoras en la supervivencia de los pacientes debido a las actividades de prevención, las campañas de y diagnóstico precoz, y a los avances en los tratamientos terapéuticos.
 

Los oncólogos quieren recordar que es muy importante que aquellas personas que tengan dudas, síntomas o algún problema de salud, acudan a su médico de Atención Primaria para su valoración y, en caso necesario, lo derive para que su diagnóstico sea lo más temprano posible, y se pueda actuar cuanto antes.

Un tumor que se detecta de forma precoz tiene muchas más posibilidades de tratamiento, curación y supervivencia en los pacientes, y también mayor calidad de vida durante los años de terapia.

Carrera de la mujer en Huelva
Carrera de la mujer en Huelva


Investigación y programas de cribado


Para la presidenta de la SAOM, la Dra. Ana Laura Ortega, es muy importante poner en valor los avances y novedades en los tratamientos, la investigación y la mejora de la calidad asistencial de los pacientes a nivel general, y de la excelencia oncológica de Andalucía, que nos están encaminando a una medicina de precisión y un tratamiento cada vez más personalizado del paciente, con una mejor calidad de vida. “La Oncología Médica es cada vez más una oncología de precisión, con terapias personalizadas gracias a la identificación de biomarcadores que hacen posibles terapias que antes eran inviables o que nos permiten actuar teniendo en cuenta la información genética de cada paciente. Un ejemplo de esos últimos avances y tratamientos precisos son los anticuerpos conjugados, que consiste en una terapia que combinan dos fármacos oncológicos que se complementan, y que están logrando buenos resultados en algunos tipos de cáncer como mama y pulmón. En este sentido hay que destacar la ingente labor de investigación de los servicios de Oncología Médica en Andalucía, que están participando en unos 350 ensayos clínicos activos relacionados con los tumores más frecuentes, de los cuales un 35% son en tumores torácicos, un 20% en cáncer de mama, un 17% ensayos precoces (fase 1-2) y un 17% en tumores digestivos. Esta labor está permitiendo poner al alcance de los pacientes las terapias y fármacos más novedosos”, señala la presidenta de la SAOM.

Además, esta investigación y trabajo en los hospitales andaluces está abarcando proyectos en otros ámbitos como el ejercicio físico en los pacientes, como una herramienta complementaria para mejorar la calidad de vida de las personas que están en tratamiento oncológico o que ya se han curado, así como para ayudarles a mejorar su fortaleza física o combatir las secuelas del cáncer. “El ejercicio físico no sólo ha demostrado que mejora la calidad de vida y disminuye los efectos secundarios de los tratamientos, sino que también puede reducir hasta un 30% el riesgo de diversos tipos de cáncer y casi el 20% el riesgo de mortalidad específica por cáncer”, añade Ana Laura Ortega.

El presidente de la SAC, el Dr. Ismael Herruzo, destaca por su parte la puesta en marcha de los dos equipos de protonterapia en los próximos años en Andalucía, que aumentara aún más la radioterapia de alta precisión y personalizada que está implantándose en toda la comunidad, con las inversiones recientes del PLAN INVEAT, Fondos del Acuerdo Marco de Obra, que sitúan a Andalucía en primera línea en este campo.

Ambos presidentes, la Dra. Ana Laura Ortega y el Dr. Ismael Herruzo, también quieren perseverar en la importancia de la prevención y los programas de cribado y detección precoz en Andalucía, donde la Consejería de Salud y Consumo ha anunciado la puesta en marcha del nuevo programa de cribado de cáncer de cérvix (cuello uterino) a partir del mes de julio en toda la comunidad -tras el pilotaje ya iniciado en le provincia de Cádiz-.

Este programa está destinado a mujeres de 25 a 65 años y se une a otros como el cribado de cáncer de mama y colon, que están logrando una importante implantación en la sociedad andaluza y que, en el caso del de mama, se está ampliando además a un mayor rango de edad entre la población femenina. “Aquí es esencial que las personas que sean llamadas para participar en los programas de cribado acudan a sus citas y se sometan a las pruebas, por si tuvieran un cáncer, no presentaran síntomas y se les pudiera detectar y tratar lo antes posible”.

Por último, los responsables de la SAOM y la SAC señalan que además de apostar por la investigación, el diagnóstico precoz y la prevención como pilares fundamentales para avanzar contra el cáncer, es necesario potenciar otros aspectos como la mejora de la atención integral al paciente, el abordaje multidisciplinar y la humanización durante todo el proceso que atraviesan los pacientes con cáncer. “Tenemos razones para ser optimistas y mirar el futuro con ilusión. Hemos avanzado mucho en los últimos años y vamos a seguir haciéndolo en el futuro a medio plazo con el trabajo conjunto entre los profesionales, la administración sanitaria, los pacientes, y toda la sociedad”, concluyen.

Comentarios