sábado. 24.02.2024
El tiempo

Red Madre Huelva pone en valor su trabajo en su 10 cumpleaños

Tras un largo camino, lleno de dificultades y de alegrías, la asociación red madre Huelva cumple 10 años. En diariodehuelva.es hace balance de su trabajo.
Red Madre Huelva pone en valor su trabajo en su 10 cumpleaños

Por Isabel Leñero

Tras un largo camino, lleno de dificultades y de alegrías, la asociación red madre Huelva cumple 10 años.

En nuestro caso, hemos ayudado a 600 madres (embarazadas y con niños hasta los 2 años) atendiéndolas en sus deseos, sus necesidades, sus miedos, potenciando sus valores intrínsecos y la igualdad de sus derechos, en un marco aconfesional y apolítico.

Hemos luchado contra toda discriminación, para que la mujer tenga el derecho a ser madre, ofreciéndoles alternativas para que puedan traer sus hijos al mundo, para que pueda empoderarse ante las presiones de sus parejas, de sus padres, de sus jefes, para que sean realmente libre para decidir ante un embarazo inesperado, en una situación difícil, en que se la aboca a abortar por el simple hecho de ser pobres o no tener medios o para mantener a sus hijos.

Tratamos de inculcarles la formación que necesitan, laboral, de cuidados del bebé, de valores universales, porque los hombres y mujeres del mañana serán los miembros de una sociedad que habrá aprendido de ellas: la superación, la ecología, la valentía, la necesidad de adquirir conocimientos, la empatía, la responsabilidad…

En estos años hemos luchado en muchos frentes con metas claras que conseguir: una sede propia para atender a las madres, subvenciones para comprar los productos fungibles, publicidad para conseguir carros y cunas de segunda mano… siempre recogiendo para poder dar. La pandemia agravó la falta de voluntarios así como aumentó el número de familias en peligro de exclusión social.

Hicimos alianzas con otras muchas asociaciones para colaborar mutuamente, organizamos eventos, dimos charlas, buscamos profesionales (siempre voluntarios), presentamos solicitudes, acudimos a conferencias, y también a las barriadas, a las viviendas de esas madres, a pueblos alejados de la provincia, para recogidas y entregas. Hemos asistido a partos. Hemos tenido constantes reuniones de voluntarios, para mejorar nuestras actuaciones, hemos puesto normas restringiendo, y nos las hemos saltado ante las necesidades que contemplábamos. Hemos lavado ropita en nuestras casas, hemos acompañado procesos de adopción, procesos de duelo, declarado en tribunales. Hemos hecho de taxistas, de canguros. En fin, hemos hecho un poco de todo ¿Qué no hemos hecho por ellas?

Han acudido a nosotras mujeres maltratadas por sus parejas o sus padres, mujeres violadas, mujeres que han sido forzadas a abortar y no han superado el trauma, mujeres con enfermedades (sida, ceguera, cáncer, esquizofrenia…), mujeres que han estado en la cárcel, bebés con problemas (aquella nena que nació con 578 gr…), madres sin techo, madres sin papeles, madres con problemas con sus parejas y sus exparejas, madres abandonadas, madres a las que se les han quitado sus hijos, madres cargadas de niños, madres primerizas de 14 años y también de 45, madres que son abuelas y abuelas que tienen que hacer de madres. De unas 20 nacionalidades diferentes. Analfabetas y universitarias.

Y tras un breve vistazo al camino recorrido, nos sentimos llenas de renovado entusiasmo por el que se nos presenta por delante.

Así que, una vez más, hacemos el llamamiento de rigor: ¡Necesitamos voluntarios y donantes! Red madre Huelva.