lunes. 24.06.2024
El tiempo

El rectorado andaluz exige a la Junta un modelo de financiación común acorde a la ley

Las universidades andaluzas consideran "muy necesario" que se establezcan cuanto antes las garantías que permitan diseñar "un horizonte estrategico completo", solo a través del cual "se podrá conformar un proyecto coherente y encaminado a la consecución de los objetivos sociales compartidos".
El rectorado andaluz exige a la Junta un modelo de financiación común acorde a la ley

Las universidades públicas de Andalucía han pedido a la Junta que rectifique la última versión del borrador que les presentó para lograr un modelo de financiación común ya que el actual "no se corresponde realmente con un modelo de financiación tal como recoge la Ley Andaluza de Universidades (LAU)", y piden a la administración que acompañe el documento de "un horizonte financiero plurianual".

A través de un comunicado firmado por los rectores y rectoras de las diez universidades públicas andaluzas, las entidades consideran insuficiente el borrador actual facilitado por la Junta, entendiendo que no permite una correcta planificación de la actividad universitaria ni un crecimiento suficiente para dar cobertura a las necesidades que plantea actualmente la educación superior. "Se trata de un instrumento imprescindible para dotar a las universidades públicas andaluzas de una certidumbre financiera de la que ahora carecen", explican los mandatarios.

Las universidades andaluzas consideran "muy necesario" que se establezcan cuanto antes las garantías que permitan diseñar "un horizonte estrategico completo". Solo a través de estos mecanismos, explican, "se podrá conformar un proyecto coherente y encaminado a la consecución de los objetivos sociales compartidos".

El comunicado pretende aclarar que el referido documento se corresponde con la primera de las dos fases en las que la administración pública ha dividido el procedimiento para la aprobación del modelo. Esta primera fase "responde a criterios generales, y por lo tanto incompletos, siendo necesario que la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades "atienda a las inquietudes y propuestas de las Universidades para definir y concretar todos los elementos que lo componen".  Por contra, en la segunda fase cuyo caracter resultará "decisivo" piden a la Administración tener en cuenta reclamaciones que aún no se encuentran sobre la mesa, especialmente en materia de investigación o calidad de la docencia, entre otras.