domingo. 29.01.2023
El tiempo

Las peluquerías al límite: piden a gritos la calificación de 'esenciales' y una bajada del IVA

El sector de las peluquerías y estética alza la voz de manera desesperada para encontrar una solución a un problema que afecta alrededor de unos 1.000 salones en Huelva; o lo que es lo mismo, más de 2.000 personas afectadas. La mayor parte es profesional autónomo.
Las peluquerías al límite: piden a gritos la calificación de 'esenciales' y una bajada del IVA

Es otra consecuencia de la crisis provocada por la Covid. Las distintas peluquerías de Huelva no pueden más en esta situación y alzan la voz de manera desesperada para encontrar una solución a un problema que afecta alrededor de unos 1.000 salones; o lo que es lo mismo, más de 2.000 personas afectadas, y donde la mayor parte del sector es autónomo.

Ya el pasado miércoles, muchos profesionales se manifestaron bajo la lluvia a las puertas del Ayuntamiento para reclamar una dignificación profesional y dos aspectos fundamentales para sobrellevar las consecuencias de la covid-19: alcanzar la categoría de esencial y una bajada del IVA al 10%.

“Es incomprensible que estemos en esta situación”, nos cuenta Sergio, presidente de la Asociación de Peluquerías de Huelva.

Una de las voces (la suya) que pide alternativas ante la difícil situación que se está viviendo. “Las dos reivindicaciones van de la mano. No tiene sentido que nos consideren como negocio esencial y tributemos un IVA general” añade Sergio. Pero si se basa en algo, es el la demanda de la gente ya que “durante el confinamiento fuimos testigos de la necesidad real que tenía la gente de ir a las peluquerías”.

Peluquerías, servicio esencial

Y todo pasa por catalogarse como sector esencial. Una situación que permitiría afrontar de otra manera una situación complicada que se ha visto incrementada debido a los gastos que se han tenido que afrontar desde las peluquerías para garantizar las diferentes distancias de seguridad, el aforo y la propia inversión en equipos y productos de desinfección.

"Llevo toda una vida dedicada a esta profesión y tengo miedo que la pandemia se lleve esto antes de tiempo. Es cierto que muchos sectores lo están pasando mal pero en éste, donde casi todos somos autónomos, la situación está siendo casi irreversible", afirma Guillermo González desde su negocio.

Muchas voces han pedido la 'esencialidad' en el sector; algo que no se ha puesto aún sobre la mesa. Y todo con el miedo de medidas aún más contundentes que se vislumbran en el horizonte si la situación no cambia. "Un nuevo confinamiento o restricciones más severas sería el fin de todo", añade Guillermo.

Hasta finales de 2020, habían cerrado 10.464 salones de peluquería y estética, el 21,8% de los que existían. El sector subraya que sin un plan de choque y rescate con ayudas y medidas como la recuperación del IVA reducido, de aquí a marzo podrían desaparecer 18.337, es decir, el 48,9% de los existentes.

Una bajada de IVA más que necesaria

Es una de las grandes reivindicaciones del sector. Catalogar a las diferentes peluquerías de la provincia como negocio esecial, permitiría sobrellevar un poco la delicadada situación económica acarreada por culpa de la pandemia de la Covid-19.

Adolfo Gardú, propietario de La Guapería (en la calle Méndez Núñez de la capital) abrió el salón en 2016. "Ya me encontré esta realidad pero aún así decidir tirar para adelante. Me gustaba emprender y ser mi propio jefe, hacer un proyecto con sello propio", asegura el estilista. Adolfo cree que el IVA al 21% "es injusto porque el mercado de nuestro sector no nos permite subir más los precios. Estamos asumiendo nosotros este impuesto que nos deja casi sin márgenes".

"Subió el IVA pero los precios siguieron casi igual, no se aplicó el 13% de subida en la factura del cliente", explica Adolfo. "Nos dijeron que era temporal para echar una mano en aquellos momentos de crisis, pero ahí sigue sin bajar, con un Gobierno que lo subió y otro que lo mantiene. Ahora necesitamos que nos devuelvan nuestro IVA para poder hacer frente nosotros a esta crisis tan fuerte que vivimos y que está acabando con miles de salones y puestos de trabajos".

"Los profesionales solo queremos seguir con nuestros negocios y con nuestros equipos, trabajando en lo que nos apasiona" añade Adolfo y advierte de que "en estas condiciones, muchos se quedarán en el camino. De hecho, ya se están quedando".

Las peluquerías al límite: piden a gritos la calificación de 'esenciales' y una bajada del IVA