viernes. 14.06.2024
El tiempo

Minas de Riotinto continúa indagando en las fosas comunes de la Guerra Civil

Minas de Riotinto continúa indagando en las fosas comunes de la Guerra Civil

El Ayuntamiento de Minas de Riotinto prosigue los trabajos de indagación, localización y delimitación de fosas comunes de la Guerra Civil y la Posguerra, gracias al cual se han hallado los primeros restos de fusilados en la localidad.

Estas labores, que se están acometiendo en nuestro Cementerio Municipal, fueron autorizadas, según se desprende del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicado con fecha de 30 de abril del presente año, en la orden del día 24 de dicho mes, y de la ayuda económica de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Fue a partir de esta fecha cuando el proyecto se adjudica a una empresa que cuenta con un equipo multidisciplinar y profesionales con dilatada experiencia en proyectos sobre fosas en suelo andaluz, dirigidos por el arqueólogo Andrés Fernández.

Las primeras personas en mover la tierra que cubre a los represaliados fueron familiares, investigadores locales y nuestra alcaldesa en compañía de su Equipo de Gobierno.

La investigación documental realizada por Alfredo Moreno y Gilberto Hernández, plasmada en su reciente publicación ‘Memoria Vindicada’, ha servido para la ubicación de los sondeos arqueológicos marcados por el equipo técnico que lleva a cabo el proyecto. 

Se han realizado varios sondeos, un total de siete, en zonas concretas según la investigación documental y tradición oral, en dos parcelas paralelas en el sector Este de nuestro camposanto.

En uno de los sondeos, en la cuartelada 21, en base a la investigación documental referida y con dimensiones de 2 x 3 metros, se ha localizado un enterramiento colectivo a una profundidad de 0’80 centímetros. Es decir, un mínimo de 5 cuerpos amontonados que fueron arrojados a las fosas de manera simultánea.

En otro sondeo próximo, de 3 x 1 metros, se han localizados restos de enterramiento colectivo de un mínimo de 3 cuerpos. En este caso, a una profundidad de 1’5 metros.

Cristóbal Álcantara y Maribel Brenes, arqueólogos, y María de la Rubia, antropóloga forense, destacan “que estamos ante depósitos colectivos donde se ve la simultaneidad de los diversos enterramientos, donde alguno presentan episodios violentos, por lo tanto, nos permiten aportar argumentos contundentes para la identificación de fosas comunes en diferentes niveles.”

El responsable del proyecto, Andrés Fernández, indica que “nos encontramos ante depósitos primarios entre los que existen relaciones anatómicas donde los miembros se adosan, con relaciones de anterioridad y posterioridad, pero que en ningún momento se interrumpen, desplazan o rompen.

Fernández matiza que “tampoco podemos dejar de lado que puedan encontrarse superposiciones en estos depósitos colectivos porque no se ha retirado el relleno terrígeno en su totalidad, sobre todos los restos óseos.”

Aún es pronto para sacar conclusiones preliminares, que serán reflejadas en el informe que realicen los técnicos al final de los trabajos de campo, después de indagarse una superficie superior a los 200 metros cuadrados.

Para la regidora de Minas de Riotinto, Rocío Díaz, quien está siguiendo de cerca este proceso de exhumación visiblemente emocionada, cada noticia es un paso hacia la justicia y el honor que merecen tanto las víctimas como sus familiares. 

La primera edil piensa continuar con el proyecto hasta que todas las personas que se encuentren en nuestra fosa común puedan descansar de manera digna.