sábado. 24.09.2022
El tiempo

Europa se rinde al arte urbano del onubense Manomatic

Manomatic cierra un año plagado de éxitos y recoge las mieles del triunfo, convirtiéndose en el artista urbano más reconocido y admirado fuera de nuestras fronteras. Europa le admira.
Europa se rinde al arte urbano del onubense Manomatic

Los viejos muros que soportaron con estoicidad el paso del tiempo en la vieja Onuba fueron los primeros "lienzos" en los que Adrian Pérez, conocido profesionalmente como Manomatic, dejó su impronta artística en la tierra que le vio nacer. Un puñado de brillantes obras en los solares abandonados del entorno del antiguo barrio del Carmen que, tristemente, fueron sepultados por el empuje del ladrillo pero que, no obstante, le catapultaron a la fama y le ayudaron a labrarse un nombre dentro de la industria artística.

Hoy sus trabajos enriquecen las urbes de alguna de las más importantes ciudades de Europa y sus trabajos cuelgan de preciadas galerías que demuestran su versatilidad, no viendo constreñido su arte a la piedra o el lienzo; no encorsetarse por el formato, ni limitado su capacidad artística a los cánones establecidos.

Sus obras siguen rezumando el estilo trasgresor de sus primeros años que sazonaba con un plástico y brillante hiperrealismo que mostraba en obras hoy día icónicas como sus retratos a Mick Jagger, Alfred Hitchcoc o Sylvester Stallone. Ese estilo sigue siendo inconfundible, pero su técnica ha ganado enteros con la experiencia y visión periférica que brindan los años.

Alberto de Mónaco felicita a Manomatic por uno de sus trabajos en tierras del principado.

Con estas credenciales Manomatic cierra un año plagado de éxitos y recoge las mieles del triunfo, convirtiéndose en el artista urbano más reconocido y admirado fuera de nuestras fronteras. De ahí que Diario de Huelva quiera dedicarle su arranque del 2022 al hombre que ha elevado el nivel del grafiti a cotas jamás imaginadas, logrando el aplauso de profanos y contrastados expertos en el mundo del arte.

Uno de sus últimos proyectos artísticos tuvo lugar en la Bienal MArteLive en Roma (Italia) donde ha firmado su obra Capra Stellata. ¿Cómo fue este encargo?

Como en las demás intervenciones internacionales, la organización del evento se puso en contacto conmigo para que participase en la edición de 2017. Para la ocasión, quise realizar una obra afín a mi estilo e interés en aquella época, la cual suscito mucho interés. Fue para mí todo un honor debutar en la capital italiana con este trabajo y poder, a su vez, conocer una ciudad increíble a nivel histórico y cultural.

Más relevante y actual son las ediciones a las que he asistido este año 2021 entre las que están el Festival UPAW de Mónaco, al que fui invitado por la Fundación Alberto II de Mónaco para la recaudación de fondos a través de la subasta de dos de mis obras. Otro evento de este año ha sido el Festival de arte urbano 7o Street Art Fest Grenoble Alpes de Grenoble, capital de los Alpes Franceses y también al Festival Mural fest Tirana en Tirana, Albania; trabajo realizado para el ayuntamiento de esta capital europea.

Paredes vestidas con su arte.

El graffiti ha dejado ese aura trasgresor e ilegal que rezumaba en sus comienzos para convertirse en un arte reconocido y admirado por el público. ¿Qué han ganado y perdido los artistas con este cambio?

Los artistas urbanos y grafiteros sigue siendo trasgresores desde mi punto de vista. Tengo muchos compañeros que siguen reclamando la calle como espacio de expresión libre y esto ha hecho que este arte se haga tan popular, ya que acompaña a las personas en la vía pública haciéndolas participes con o sin su voluntad. Quiere decir que es un arte de gran alcance que, a diferencia del arte más clásico, cuenta con los espacios al aire libre como soporte convirtiéndolo en un arte público y accesible.

Si hablamos de artistas urbanos que se ganan la vida con su arte, se puede considerar una ganancia esta profesionalización del sector. Estos artistas han encontrado una vía para poder desarrollar su trabajo y ofrecer al mundo su visión de la creación. Con la mejoría y aceptación del mundo del graffiti y el arte urbano actual se ha generado una plataforma que permite una mayor disposición para realizar trabajos mucho más impresionantes en emplazamiento, forma y contenido, aumentando aún más si cabe lo sustancial de esta expresión artística.

En lo negativo, podríamos destacar la dificultad que supone el formar parte del arte desde el punto de vista comercial, las ataduras del contexto sociopolítico y la relevancia de la creación como acción de protesta sobre cualquier aspecto, lo que pone en el centro de interés público al arte urbano a nivel cultural. A mi parecer podría quitar cierta frescura, libertad y autenticidad característica de este movimiento que desde sus inicios ha sido una expresión libre. En conclusión, creo que este arte es un sistema vivo que necesita de evolución para seguir creciendo, veremos que nos depara el futuro que, a mi parecer, es muy halagüeño.

¿Cómo fueron sus comienzos? ¿Soñó alguna vez con dedicarse a la pintura?

Mis comienzos arrancan por el año 2.000, influenciado por el gran movimiento cultural promovido por el graffiti sevillano que me impulsó a meterme de lleno en este tipo de expresión artística. Para mi fue un hobby durante los primeros 10 años que  pintaba junto con otros artistas de Huelva y Sevilla. Desde el año 2010 mi trabajo se hizo más rico en concepto y técnica y fue entonces cuando, de un modo natural y casi sin darme cuenta, acabe trabajando como artista profesional.

Sus obras tiene un sello reconocible en lo que al uso del color es la principal seña de identidad de sus obras con las que da lustre al hiperrealismo de sus comienzos. ¿Cuál será su siguiente metamorfosis?

Creo que con el tiempo me embarcaré en nuevas colecciones que busquen trabajar conceptos diversos. Espero seguir explorando nuevas técnicas, evoluciones argumentales y comunicar desde las diferentes perspectivas que me posibilite la expresión plástica. Todo esto es vital para mí, quiero una evolución que satisfaga mi curiosidad artística en cada momento y que me anime a seguir en este camino.

Cartel de Algo Salvaje, la historia de Bambino

En Huelva creo que ha realizado innumerables trabajos. ¿Le seduce la idea de que algún día exista una ruta Manomatic en la provincia?

No sabría decirte el número exacto de obras que están en la ciudad de Huelva, son innumerables las que se han perdido, aunque muchas de ellas aún se conservan tanto en el Museo a aire libre que cree desde el 2010 en el Mercado Antiguo del Carmen como en otras localizaciones por distintos puntos de la capital y de la provincia. Realmente hubo una gran oportunidad para crear esa ruta en el momento culmen del Museo al aire libre del Mercado Antiguo del Carmen, en el casco histórico de Huelva, que contaba con más de 20 piezas.

En el futuro, sería para mí un orgullo que desde cualquier institución se hiciera un esfuerzo por la conservación de este trabajo y se le rindiera el interés y la difusión que la gente de dentro y fuera de Huelva ya le conceden.

   ¿Cuáles son las obras de las que se siente más orgulloso?

Todas mis obras han tenido un momento y un motivo especial para ser creadas, y todas ellas a su vez han ayudado a mi carrera profesional como artista a continuar creciendo. Obviamente las obras más recientes me tienen más enamorado, aunque a casi todas les guardo un especial cariño.

En Noviembre sus lienzos colgaron en la galería Artiane de Honfleur, una comuna francesa portuaria donde tuvo una excelente acogida. Donde se siete más cómodo, en el lienzo o en los muros urbanos?

Mis primeros murales en las calles provocaron mi interés por las artes plásticas y obviamente este es sin duda el medio donde me siento libre de expresarme sin limitaciones más allá que la que me permite mi propia imaginación. El Lienzo es una nueva etapa para mí, que aunque no sea reciente, es un nuevo reto que como artista me tiene ocupado en experimentar. Este nuevo medio será una dimensión que camine de la mano de mi trabajo en la calle.

Aunque es joven, ¿cómo le gustaría ser recordado?

Mi trabajo desarrolla conceptos de reflexión y exploración personal, espero que todo esto sirva a las personas en sus vidas tanto como para la mía. Aún me queda mucho camino que recorrer como para pensar en el resultado y en calado de mi obra en el tiempo.

Manomatic, uno de los grafiteros más reconocidos

¿A qué grafiteros admira?

Muchos compañeros en este mundo son dignos de admiración, desde Koz Dos, Pichi&avo, Maclaim crew, Pez, Inti, MadC o Does por nombrar a algunos entre muchos otros son artistas profesionales que trabajan diariamente muy duro para mantenerse. Admiro profundamente el valor de su trabajo y la valentía para crear una obra tan original y auténtica.

¿Qué otras facetas artísticas cultiva?

Actualmente mi única dedicación artística está vinculada a mi trabajo que demanda de mi completa atención e interés.

 ¿Qué formación considera idónea para quienes quieran dedicarse al oficio?

La clave esta en la curiosidad de cada uno, cualquier formación podría originar un cambio o un nuevo giro a este movimiento, desde luego que cultivar el dibujo o actividades vinculadas a la imagen son indispensables. Yo por mi parte fui autodidacta, pero con el tiempo me he seguido formando en todo lo que tiene que ver con mi profesión. Cualquier idea original que cuente algo nuevo al mundo puede llegar a tener éxito en cualquier disciplina.

Banksy, Keith Haring, Okuda San Miguel... el arte urbano vive posiblemente su mejor momento en la historia. ¿Qué ha ocurrido en el mundo para que el lienzo deje de ser el referente artístico de nuestro tiempo?

El arte urbano vive donde está la gente, éste no le pide que se acerque a verlo y no demanda de una entrada o invitación. Es una puerta accesible al gran público que populariza su existencia como expresión artística. El arte urbano es una expresión libre de ataduras que conecta con un mundo sobrexpuesto a mucha contaminación visual y ofrece un plato de cultura auténtica y salvaje que sacude su entorno ofreciendo la calidad de vida incuestionable que aportan las artes.

¿Qué proyectos tiene entre manos en este 2022?

Mi intención es continuar trabajando, tanto para las empresas e instituciones con las que habitualmente desarrollo mi trabajo como, por otro lado, para dar continuidad a mi proyecto actual, la colección ‘Identity’. Quiero seguir desarrollando su contenido y exportando los valores históricos de nuestra tierra intrínsecos en esta obra, tanto en proyectos murales como en los desarrollados en mi estudio, que pronto no tardarán en ver la luz.

 

Europa se rinde al arte urbano del onubense Manomatic