martes. 28.06.2022
El tiempo

Mari Ángeles Puente: "Me duele que la gente no sea consciente y responsable"

Mari Ángeles Rodríguez Puente, periodista, luchadora, incansable... analiza, reflexiona y aconseja sobre los tiempos que nos ha tocado vivir. Ella puede, es de la resistencia, de esas personas que llaman a la vida por su nombre.
Mari Ángeles Puente: "Me duele que la gente no sea consciente y responsable"

Sin lugar a dudas, una de mis grandes amigas que encontré dentro del periodismo, esa es Mari  Ángeles Rodríguez Puente, a la que conocí en el año 82, cuando ambos empezamos a trabajar en la delegación de El Correo de Andalucía, con Fernando Merchán como director, en la antesala de la creación del diario Huelva Información

Mari Puente, es de las personas más positivas, optimista y solidarias que me he encontrado en mi vida. Nos conocemos al dedillo pues son muchas las experiencias y situaciones que hemos vivido mientras trabajamos juntos o posteriormente en su etapa como jefa de prensa del Ayuntamiento de Huelva y de la Universidad de La Rábida. Ella aparte fue siempre el alma de cualquier fiesta e igualmente de reivindicaciones. Cordial, amable, cariñosa, campillera por los cuatro costados, con don de gentes, siempre dispuesta para hacer cualquier favor que le pidiera, desprendida, fiable, leal.... En definitiva, una bellísima persona, a la que cualquiera que le haya conocido tiene que quererla.

Tenía ganas de echar un ratito de charla con ella para que nos contara su opinión sobre la situación que estamos viviendo y desde luego, recordar aunque sea por encima, su vida profesional como periodista, pues hacerlo en profundidad sería como para escribir un libro, que por cierto, la ánimo a que lo haga.

Nada más entrar a charlar me dice que está deprimida, lo que me preocupa, pues Mari Puente no es de esas, a pesar que la vida le ha castigado duramente con su salud. Intento animarla y en principio no lo logro, aunque acabamos la entrevista entre risas y recuerdos entrañables.

A nuestra invitada, la situación que estamos viviendo le parece una auténtica pesadilla, que desde luego nunca hubiese imaginado que se pudiera producir y del tirón le pregunto.

¿Cómo vivió el confinamiento?

El confinamiento lo pasé con mi Valentín, que como bien sabes es quien me ayuda, me mueve... y gracias a él, puedo tener cierta libertad. Antes también lo hacía mi hijo Abel, hasta que se fue a California, las cosas del amor, pero eso sí me dejó dos "nietas" Flama y Zamba, dos perritas preciosas que son con las que tomo el sol en mi patio. De todas formas en el confinamiento salía poco y curiosamente después del mismo, no salgo absolutamente nada.

¿Qué le dirías a esas personas que no cumplen con las medidas de seguridad para no contagiarse y no contagiar? 

Como bien sabes, mi vida me la he pasado prácticamente en hospitales y me ha dolido que la gente no sean conscientes y responsables. No saben lo que supone entrar en un hospital y además sin poder estar acompañada. Yo que he vivido el que me abrieran la cabeza tres veces y lo he pasado tan mal, tan mal, tan mal, no se lo deseo a nadie, por lo que pido que no cometan la estupidez de no cuidarse y protegerse.

¿Qué es lo que más has echado en estos meses de encierro? 

La falta de ver a mi gente que venía a visitarme, Rosita, Lupe, Rosa, los dos Julián.... Espero que esto acabe cuanto antes, pues también he echado de menos tomar mis cafetitos, los besos, las caricias, los abrazos, sobre todo los abrazos. Y me ha dado mucha pena no haber podido ir a entierros de personas a las que quería mucho.

¿Cómo te encuentras ahora? 

Me encuentro bien, aunque a veces mis síntomas me jueguen  malas pasadas, pero del dichoso "bicho" bien, pues no salgo para nada. Como  sabes perfectamente tengo un patio enorme, donde por cierto, tu hijo Jorge de chico se encargó de darle la vuelta a todas las macetas. Pues bien, siempre estoy allí cuando hay solito. Pero mis síntomas me llevan a la depresión, me faltan plaquetas y otra serie de medicaciones que me cansan. El miedo a volver a ingresar en un hospital no podría soportarlo.

¿Qué papel crees han jugado los medios de comunicación? 

Quitando la televisión y la radio (que es el mejor medio para estar informado), lo demás nada. Por otra parte, las redes sociales están tomando un auge impresionante. A mi me han venido muy bien, pues de mi etapa en la Universidad Iberoamericana hice muchos amigos del otro lado del charco y gracias a ello he podido estar en contacto con muchos de ellos, hemos tenido videoconferencias y me han dado mucha alegría aparte de entretenerme.

¿Qué recuerdos tienes de tu vida profesional?

Ufff. Un montonazo. ¿Te acuerdas de los inicios en la calle Marina de Huelva Información? Las inundaciones, tener que salir en un carro que llevaba "El Lega", la ensaladilla de gambas del bar de Antonio  el de La Marina, aguantar a Merchán, que era y es estupendo. El compañerismo, las fiestas en mi casa, los almuerzos con Chacho, Miguel Ángel Velasco y tú en La Herradura. Ver la serie de JR, con el Velasco.... Muchos recuerdos y todos positivos

En el Ayuntamiento cuando entré era impensable para mi. El gabinete de prensa era yo sola, pero todos los compañeros/as, siempre tenían su sitio. Recuerdo las "trampas" que les hice a Jesús Hermida y Jesús Quintero para que vinieran gratis a presentar algunos actos. No se me olvida  igualmente que los periodistas hicimos un cuadro enorme y que Juan Carlos Castro Crespo tuvo que firmar por "imperativo legal" y que guardo yo en mi casa. Los políticos de todo signo me apreciaban. Seguro que tú también recuerdas la mesa de salvación que montó Juan Ceada para la salvación del Recre, la corrida de toros, las autoridades que venían, como el Rey, la reinauguración del Gran Teatro, con la presencia de la Reina. .. Experiencias inolvidables que ahora quiero recordar para todos los lectores de diariodehuelva.es

De  mi etapa de la Universidad Iberoamericana de La Rábida, guardo unos recuerdos increíbles, desde mis viajes a América, el aprecio que me tenían los alumnos de los países del otro lado del charco, que fíjate, en una ocasión tuvimos una fiesta en el patio de mi casa con personas de 30 nacionalidades distintas. Con muchos sigo teniendo contacto y hablamos asiduamente. Cuando ellos estaban aquí, yo le organizaba excursiones para que no se fueran sin conocer los lugares más emblemáticos de nuestra provincia. En la Universidad lo era todo, con María Antonia, la directora me llevaba genial, ella no daba un paso sin contármelo y yo muy agradecida de esa confianza que tenía depositada en mi persona. Los rectores que pasaron me trataron fenomenal. Los alumnos que he conocido de latinoamérica, eso no tiene precio.

En definitiva, profesionalmente he sido siempre una privilegiada. Y que no se me olvide, a mis compañeros no sólo los admiro, sino que los quiero, muy especialmente a Inmaculada González y Guadalupe Ruiz, amigas, amigas de verdad, por lo que las echo mucho de menos.

¿Te gustaría ser de las primeras en vacunarte? 

No sé si lo haría. Ya me he vacunado de la gripe. Tendría que consultarlo en principio con mis seres queridos. No lo sé. Yo me fio mucho de mi médico y de mi neocirujano de Sevilla, a los que admiro y quiero, pues me han abierto la cabeza tres veces y finalmente si ellos me dicen que lo haga, lo haría.

Mary Puente, estamos llegando al final de esta entrevista que hemos mantenido, y aunque al principio de la misma, lo he pasado mal oyéndote con la voz entrecortada y muy apenada,  a medida que hemos seguido hablando te has venido arriba y ha salido la Mary Puente más positiva y optimista, la que siempre has sido a pesar de las adversidades. Si quieres añadir algo más, hazlo. 

Que me ha venido bien esta entrevista y que no sé como agradecer y devolver  el cariño, el aprecio y reconocimiento que me han dado durante mi vida profesional en el periódico, Ayuntamiento y Universidad. Gracias a todos

Amiga a mi me resta decirte solo una cosa: que se te quiere y montón.

Mari Ángeles Puente: "Me duele que la gente no sea consciente y responsable"