lunes. 15.08.2022
El tiempo

La Victoria se reencuentra con sus madrinas Teresianas

La Victoria se reencuentra con sus madrinas Teresianas

La imagen es trasladada desde el alba en Rosario de la Aurora.

El camino hacia el reencuentro con las Madrinas de su Coronación Canónica comenzó este domingo a las ocho de la mañana, y poco después, pasadas las nueve, sus Camaristas Honorarias ya tenían entre sus muros a la imagen venerada por los onubenses para conmemorar sus 100 años en Huelva, de los que 75 se encuentran junto a Ella.

Antes, a pocas horas del Traslado en Rosario de la Aurora de Nuestra Señora de la Victoria, numerosos eran los Hermanos, fieles devotos y visitantes que desde primeras horas de ayer se acercaban a la Parroquia a contemplarla dispuesta en sus andas de traslado.

La Victoria es trasladada hasta el Colegio de las Teresianas. De esta forma, la Hermandad del Polvorín se ha querido sumar a los múltiples aniversarios que vive la congregación, así como encuadrarlo dentro del programa de actos de los 75 años de la cofradía del Miércoles Santo. Sin embargo, esta salida no es igual a las vividas en el pasado, puesto que varias connotaciones la hacen distinta. Para empezar, la Virgen salió casi al alba de la mañana, con las primeras luces del día, a las ocho de la mañana.

Este escenario permite a los devotos de la Victoria contemplar una imagen inédita, con sombras y momentos que quedarán para el recuerdo. Asimismo, el acompañamiento musical corre a cargo de los sonidos tradicionales y legendarios de los campanilleros de Zalamea la Real, que por primera vez salen de su bonita localidad para cantar a la Reina del Polvorín. Todo ello aderezado por el rezo del rosario que a lo largo de su recorrido sirve para encontrarse de nuevo con la Victoria.

El conjunto formado por el manto de terciopelo azul imperial, la saya y toca de sobremanto de Esperanza Elena Caro, el rostrillo de encaje en tono grisáceo con hilo de oro, el ramillete de flores de talco y brillantes, la corona de Seco Velasco y la Medalla de Oro de la Ciudad, son algunos de los enseres patrimoniales con los que la Virgen de la Victoria nos recibe en su Capilla.

El exorno floral que rodea a la Santísima Virgen de la Victoria combina rosas faith, nardos, astromelias, clavellinas e hypericums, y el mismo ha corrido a cargo del hermano de la corporación Juan Robles García.

Hasta el 6 de diciembre permanecerá en el Centro, para lo que se han dispuesto durante estos días multitud de actos y cultos que llevarán a los niños y niñas a conocer más sobre la Virgen, así como la relación entre ambas instituciones. Cabe recordar que la Virgen de la Victoria fue bendecida en la entonces capilla del colegio, hoy parroquia de San José Obrero.

La Victoria se reencuentra con sus madrinas Teresianas
Comentarios