viernes. 22.09.2023
El tiempo

La Junta realizará este invierno un segundo estudio sobre los malos olores

El análisis se hará pese a "una notable mejoría" de la situación y se ampliará también en primavera para comparar diferentes épocas del año
La Junta realizará este invierno un segundo estudio sobre los malos olores

El análisis se hará pese a "una notable mejoría" de la situación y se ampliará también en primavera para comparar diferentes épocas del año

La Junta de Andalucía elaborará una ampliación del estudio sobre la procedencia de los malos olores en Huelva este invierno y la próxima primavera. Así lo ha anunciado el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, quien ha insistido en que las medidas tomadas han permitido “una notable mejoría”.

Fiscal ha explicado que se hará este segundo estudio para tener “la absoluta seguridad de la procedencia de estos episodios”. Aun así, el consejero de Medio Ambiente ha hecho hincapié en que la situación “ha mejorado gracias al trabajo conjunto de la Consejería de Medio Ambiente con algunas empresas que han hecho inversiones en este aspecto”. En esta línea, y para estudiar los resultados en otra época del año diferente a la del primero, que se hizo en otoño, este segundo estudio se realizará entre el invierno de este año y la primavera de 2017.

Fiscal confirma así lo que ya adelantara hace apenas tres meses, cuando dio a conocer que se haría un segundo estudio, aunque quedaba pendiente saber en qué fecha se haría. Ya entonces, el consejero de Medio Ambiente explicó que este nuevo estudio incluiría novedades de carácter técnico, así como que la Junta de Andalucía “no va a parar hasta que demos con la fuente que emite las sustancias que provocan el mal olor”.

Cabe recordar que el problema de los malos olores ha generado cientos de llamadas al Servicio de Emergencias de Andalucía 112 por parte de la ciudadanía onubense. El primer estudio dio como resultado que durante el 58 por ciento del tiempo medido no se percibe olor; el 40 por ciento, el olor es no industrial, y el 2 por ciento restante es olor industrial, cantidad coincidente con las ocasiones en que la población percibe los malos olores.