domingo. 03.03.2024
El tiempo

La Junta cuela ayudas para 20.000 cazadores en un plan de apoyo por la guerra y el paro del transporte

La ampliación del decreto de sequía permitirá a los cazadores obtener beneficios fiscales como la bonificación temporal de la expedición de la licencia.
La Junta cuela ayudas para 20.000 cazadores en un plan de apoyo por la guerra y el paro del transporte

La Junta de Andalucia ha aprobado en Consejo de Ministros un paquete de medidas para aliviar las pérdidas de los trabajadores del sector agroganadero y pesquero ante la situación de excepcionalidad por la que atraviesan.

Así lo ha confirmado la delegada del Gobierno andaluz en Huelva, Bella Verano, para quien esta propuesta surge "tras la inacción del Ejecutivo de Pedro Sánchez". 

A través de esta iniciativa, la Junta de Andalucía pretende contribuir a dar viabilidad a dichos sectores, amortiguando, especialmente, el incremento de la energía y los combustibles.

"Hemos aprobado una ampliación del decreto de sequía, que incluye una serie de medidas urgentes de apoyo a estos sectores. En total, son 141,1 millones de euros los que contempla este decreto, siete veces más dinero que el aprobado el año pasado. Entre otras cuestiones, el nuevo texto incorpora bonificaciones y exenciones de tasas que se prorrogarán hasta final de año".

En este sentido, se mejorará el beneficio fiscal en la tasa por servicios facultativos agronómico, pasando de la bonificación del 50% a la exención total de la tasa. Asimismo, este decreto recoge la exención temporal de otra serie de tasas

Además, esta ampliación de decreto incluye la bonificación temporal de la tasa de inscripción en el registro de Entidades Colaboradoras de la Administración en materia de calidad ambiental; así como la bonificación temporal de la expedición de la licencia de caza para los residentes en Andalucía, medida que beneficiará a unos 20.000 cazadores onubenses.

“No es la primera vez que el Ejecutivo Andaluz -ha detallado Verano- se preocupa por el sector cinegético”. Recientemente, antes de finalizar 2021, se han reducido las tasas por servicios administrativos y facultativos en materia de caza en Andalucía, mostrando así la decidida apuesta por este sector como instrumento para el desarrollo del mundo rural.

Entre otras muchas modificaciones, como la reducción de tasa de rehalas o la eliminación de la tasa de comunicación para monterías, batidas y ganchos, los aproximadamente 100.000 cazadores andaluces federados se beneficiarán de una bonificación del 50%. A los menores de 18 años también se les aplicará un descuento del 50% de la tasa y si, además son federados, acumulan las dos bonificaciones teniendo un descuento del 100%.

El nuevo decreto también prevé una exención total la tasa por servicios administrativos en materia de gestión del litoral para aquellos sujetos pasivos cuyas solicitudes se encuentren pendientes de autorización ambiental integrada o unificada.

A su vez, este texto eximirá a los pescadores andaluces del pago de las tasas portuarias y pesqueras en los puertos durante tres meses. Una medida que pretende ayudar al sector a afrontar la escalada de precios que se está produciendo.

En concreto se llevarán a cabo adelantos del cien por cien en las ayudas por paradas temporales, y de entre el 50 y 80 por ciento en el resto de las líneas convocadas por la Dirección General de Pesca y Acuicultura.

“Este Gobierno está haciendo la parte que nos corresponde en términos competenciales y poniendo recursos encima de la mesa, que es la mejor manera de solucionar los problemas”. “Gracias a la aprobación de este decreto por parte del Ejecutivo andaluz, en las próximas ayudas que se convoquen con este motivo, los pescadores recibirán el adelanto de las cantidades en el momento que se publique la resolución, con independencia de que la Administración continúe el procedimiento burocrático regular de estas convocatorias”, ha adelantado la delegada del Gobierno.

Las medidas son fruto de la interlocución constante de la Consejería con los representantes de los pescadores y de las empresas acuícolas, que también se beneficiarán de las mismas.

De esta forma, se ponen recursos en manos del sector con los que poder hacer frente al incremento de los precios de los combustibles y la energía, al tiempo que se reducen cargas económicas. “Es el momento de ayudar a nuestros pescadores a salir adelante. No se olviden que más de 20.000 familias dependen de la pesca en Andalucía, de las que unas 2.200 son onubenses. Pero no sólo eso. En Huelva, las lonjas de la provincia generan más de 5.000 empleos directos e indirectos, siendo la lonja de Isla Cristina la de mayor peso específico de toda Andalucía por volumen capturado y comercializado”, ha continuado.

Son muchas las familias que viven de esta actividad. Alrededor de 450 embarcaciones están afectadas en Huelva por la mala situación que atraviese el sector.