lunes. 08.08.2022
El tiempo

La Asociación Unificada de Guardias Civiles pide que se instalen baños portátiles en el campo de tiro.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles de Huelva (AUGC) ha realizado una petición a la Directora General de la Guardia Civil, María Gámez, para que se instalen dos baños portátiles mientras se realizan los ejercicios de tiro, en una mina abandonada de la localidad de Riotinto.
La Asociación Unificada de Guardias Civiles pide que se instalen baños portátiles en el campo de tiro.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles de Huelva (AUGC) ha realizado una petición a la Directora General de la Guardia Civil, María Gámez, para que se instalen dos baños portátiles mientras se realizan los ejercicios de tiro, en una mina abandonada de la localidad de Riotinto.

Desde AUGC Huelva denuncian que la asociación lleva ya tres años peticionando esta instalación, ante el Jefe de la Comandancia y Zona de Andalucía, teniendo conocimiento del tema la propia Subdelegada del Gobierno y sin que se haya tenido en consideración esta petición.

La actual solicitud, según informan, se ha realizado ante la falta de sensibilidad de los dos mandos señalados, de las autoridades políticas y ante las quejas efectuadas, en especial por las mujeres guardias civiles, quienes ante la carencia de estas instalaciones se ven obligadas a hacer sus necesidades fisiológicas en el campo, entre los vehículos oficiales o entre los árboles: "En lugar de instalar los cuartos de baño portátiles se nos ha comunicado incluso que se podían trasladar a los acuartelamientos de Nerva o Riotinto y que ambos cuarteles permanecerían abiertos por si era necesario utilizar sus cuartos de baños, pero de esto al menos, ni los guardias civiles, ni los responsables del ejercicio de tiro tienen conocimiento, y eso que AUGC HUELVA, solicitó que así se comunicara a todas las Unidades, estos cuarteles debido a la falta de guardias civiles no están abiertos todos los días y entre ida y vuelta puede tardarse unos 40 minutos".

AUGC ha recurrido también a la oficina de Riesgos Laborales de la Comandancia, sin que tampoco haya atendido la petición para la instalación de dichos cuartos de baño, las necesidades fisiológicas y la limpieza personal en algunos casos no ha sido valorada ni considerada importante.

No quedaba otra autoridad a la que recurrir a la Sra. Gámez, para que teniendo en cuenta la situación, que sea crea en especial para las mujeres guardias civiles y el problema que tienen a la hora de poder realizar sus necesidades fisiológicas y de limpieza personal en caso necesario, en pleno campo de tiro, entre los vehículos o alejándose del lugar o tener que trasladarse a otros cuarteles distantes y todos los problemas que ello acompaña pueda ordenar la instalación de dichos baños.

Esto se puede hacer extensible no solo en este campo de tiro, sino a la mayoría de los que se encuentran en el campo, donde este tipo de instalaciones brilla por su ausencia.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles pide que se instalen baños portátiles en el campo de tiro.