jueves. 18.08.2022
El tiempo

La Junta desembolsa 45 millones para la sanidad privada mientras mantiene un centenar de camas cerradas en la pública

El Gobierno saliente de la Junta inyectó en los hospitales privados del Grupo Pascual 44,7 millones de euros días previos a las elecciones del 19J blindando así la sostenibilidad de varios centros hospitalarios, entre ellos el Virgen de la Bella de Lepe, frente a posibles giros de gobernabilidad.
La Junta desembolsa 45 millones para la sanidad privada mientras mantiene un centenar de camas cerradas en la pública

El nuevo gobierno de la Junta de Andalucía arranca con los deberes hechos. La apuesta por la sanidad privada tendrá vía libre después de que el ejecutivo saliente inyectase 44,7 millones de euros días previos a las elecciones del 19J en los hospitales del Grupo Pascual, entre ellos el Virgen de la Bella de Lepe.

El acuerdo, que se cerró en vísperas de los comicios autonómicos, ha asegurado la viabilidad económica de estos centros adscritos a la red pública durante al menos cinco años más, tal y como se desprende de las cantidades acordadas entre ambas entidades. Así, la empresa recibirá de forma anual un montante ajustado a la renovación por el concierto que se firmó en 2014.

En total, se espera que la alianza entre la Administración y Pascual alcance en los próximos años algo más de 770 millones de euros, una cantidad que recaudarán los cinco hospitales privados que mantiene el Grupo en Andalucía Occidental: el Hospital Santa María de El Puerto, el Hospital Virgen del Camino de Sanlúcar de Barrameda, el Hospital Virgen de las Montañas de Villamartín, Cádiz capital y Virgen de la Bella de Lepe. Todo ello a la espera de que se resuelva el futuro del nuevo hospital de la Costa de Huelva. 

Mientras los sindicatos tachan el pacto de "ataque directo a la sanidad pública", el Gobierno se defiente asegurando que se trata de "otra herencia" del Gobierno socialista "que utilizó los centros sanitarios sin que existiesen contratos oportunamente firmados" lo que provocó "una trampa multitudinaria a la que este convenio pretende poner fin". Fuentes de la Junta aseguran que esta situación insostenible llevó a la Administración "a un eterno litigio con la empresa que hipotecaba el futuro de varias partidas públicas" y que con este acuerdo se ha ganado en estabilidad.

Falta de camas en la pública y urgencias colapsadas

En la otra cara de la moneda, los servicios asistenciales y los recursos en los hospitales públicos de la provincia continúan mermando. Las listas de espera quirurgicas continúan aumentando en el Hospital Juan Ramón Jiménez de la capital así como en el Infanta Elena y el Hospital de Riotinto mientras que los tiempos de espera para atención primaria provocan "importantes colapsos diarios" en los servicios de urgencias.

Captura de pantalla 2022-07-14 a las 19.46.16

"Se trata de una situación límite", confirman fuentes sindicales, "cada día vemos como esta situación expulsa a decenas de pacientes del sistema que se dirigen hacia la sanidad privada. Es una estrategia perversa cuyo objetivo es sumar beneficios para los grandes mercaderes de la sanidad".

Se calcula que en Huelva se han cerrado medio centenar de módulos hospitalarios y que muchos de los existentes, están siendo infrautilizados. En cuanto al número de profesionales que necesitaría incorporar el sistema, el propio exconsjero de Salud, Jesús Aguirre, admitió que el Sistema Andaluz no está en disposición de contratar a los 19.000 profesionales que se calculan necesarios para la época estival porque "no los encuentra en las bolsas públicas de empleo". Esta situación ha provocado la indignación de sindicatos y especialmente de los colectivos profesionales que se enfrentan diariamente a la precarización de la Sanidad pública.

 

La Junta desembolsa 45 millones para la sanidad privada mientras mantiene un centenar de camas cerradas en la pública