lunes. 03.10.2022
El tiempo

Inquietud en los ‘100 Montaditos’ al prosperar las denuncias contra Restalia

100 Montaditos
100 Montaditos
Inquietud en los ‘100 Montaditos’ al prosperar las denuncias contra Restalia

     La denuncia interpuesta contra el Grupo Restalia, en la que se acusa a la compañía de delitos de “estafa, organización criminal, coacciones y delitos informáticos, ha sido admitida a trámite.

     La firma, que tiene entre sus ‘marcas’ a franquicias tan famosas y consolidadas como ‘100 Montaditos’, ‘La Sureña’ o ‘The Good Burguer’ tendrá que responder frente a los tribunales por los supuestos delitos de los que les acusa algunos de sus franquiciados. El bufete de abogados de Rafael Franco, que ha llevado a delante casos tan mediáticos como las clínica Vitalden, es el representante de estos empresarios insatisfechos con las políticas de negocio de la compañía. 

     A los medios de comunicación no ha trascendido qué franquiciados con negocios en la provincia de Huelva se habrían adherido a esta denuncia, mientras que fuentes de la compañía  en declaraciones a Diario de Huelva insisten en que ellos no tienen “constancia ni han recibido denuncia ni citación” judicial por parte de los denunciantes. 20 millones de euros podrían estar en juego.

     El local de los '100 Montaditos' en el Holea pertenece a un grupo inversor, por lo que los trabajadores aseguran mantenerse ajenos al posible desarrollo judicial. “Aquí venimos trabajando como siempre”. A pesar de todo, han leído las noticias con cierta preocupación por las consecuencias que pudiera tener para sus trabajos.

     En Lepe uno de los propietarios de un '100 Montaditos' declinó la posibilidad de realizar declaraciones. “No me parece adecuado pronunciarme” teniendo relaciones comerciales con el grupo. Otras fuentes consultadas por este diario indican que ciertos costes con los proveedores podrían ser “muy mejorables”, máxime teniendo en consideración que aplican una economía de escala. 

100 montaditos 2
100 montaditos 2

      Y aquí radica la quid de la cuestión y el origen del conflicto. Por contrato, los franciciados tiene que abonar un 7% de su facturación. Para más inri, han de adquirir los productos de los proveedores que ellos te imponen, de tal modo que cuando tiene lugar ciertas promociones que la marca fija, "pierdes dinero que comprometen la viabilidad del negocio". 

     Los denunciantes tienen la sospecha de que los precios de la mercancía podrían estar “por encima del mercado”. También censura que la obra del local has de contratarla con ellos con costes difíciles de justificar. 

     En declaraciones distintos medios, el abogado detalla que en el contrato no dicen que poseen acuerdos con proveedores oficiales donde obtienen comisiones enormes. Te imponen no sólo la mercancía si no su coste. 

  Con este modus operandi, la compañía multiplicaría sus beneficios cuando se lleva a cabo promociones como ‘domingos locos’, ‘la euromanía’ o ‘la Jarramania’, si ello iría en perjuicio de sus franquiciados, puesto que, en estas promociones, se vendería a pérdidas. 

     El Grupo Restalia se defiende y lamentan profundamente el “daño” gratuito que se ha hecho a la compañía por una denuncia que aun no les ha llegado, pero cuya ‘filtración’ a los medios ha podido dañar la imagen de la franquicia e incluso ser un freno para que nuevos emprendedores se sumen a la firma. 

     Restalia detalla que en sus “22 años de historia la compañía no se ha enfrentado a procedimientos penales y cumple, rigurosamente, la regulación vigente” Por tanto, insiste que están tranquilos de actuar de manera transparente y acorde a los contratos y acuerdos con sus franquicias en todos sus términos y condiciones”.

      No obstante, algunos franquicias consultados por este diario indican que esa transparencia es sobre el papel puesto que los acuerdos de confidencialidad que se adquiere con la compañía impiden dar a conocer estos convenios que ligan a las partes. Con independencia de ello, el Grupo mantiene que “siempre se han posicionado al lado de sus franquiciados” y pone como mejor ejemplo de ello “la activación de un extraordinario y amplio paquete privado de ayudas, único en el sector, valorado en más de 7 millones de euros que incluye, entre otras medidas, un plan de contención de precios en materias primas ante las oscilaciones inflacionistas en el mercado”. 

     En paralelo, existe “una bonificación del 100% del royalty y la creación de un Departamento de Soporte y Apoyo Restalia (S.A.R); descuentos y ayudas en los productos estratégicos de la compañía, mejoras en la forma de pago a los proveedores , o una bonificación de hasta el 50% del coste del deliberó”.

     Restalia nació en el centro comercial de Islantilla con el negocio del primer '100 Montaditos', una de las cadenas de hostelería que ha experimentado un mayor crecimiento en la última década y media. Su modelo de negocio arrancó con una idea clara: vender bocadillos y bebidas a un euro. Precios irrisorios que hacia que el local estuviese hasta la bandera incluso en los momentos más duros de la crisis. 

     El sevillano José María Fernández-Capitan contó su secreto en la revista Forbes. Trató de franquiciar el negocio incluso antes de constituirse como tal al poner un cartel donde se ofrecía a nuevos franquiciados cuando únicamente tenía ese negocio en la costa de Huelva.

    En el 2019, antes de la pandemia, el Grupo Restalia facturó 39 millones de euros que le reportaron un beneficio consolidado de 10 millones de euros. La empresa cuenta con un capital 100% español y dispone de 750 establecimientos en trece países. 

Inquietud en los ‘100 Montaditos’ al prosperar las denuncias contra Restalia
Comentarios