martes. 28.05.2024
El tiempo

Huelva soporta 6 días seguidos de mala calidad del aire por impacto industrial y calima

La calima y la ola de calor han empujado los datos al alza desde el pasado martes y agravado la situación. El último día de buena calidad del aire en Huelva fue el 9 de agosto. Alto impacto en Los Rosales y Campus.
DCIM100MEDIADJI_0052.JPG
DCIM100MEDIADJI_0052.JPG
Huelva soporta 6 días seguidos de mala calidad del aire por impacto industrial y calima

Huelva vive una situación agobiante y mala para la salud de las personas en cuanto a calidad del aire se refiere desde el pasado 9 de agosto, última jornada en la que los medidores calificaron de "buena" la situación.

Desde entonces, la calima, unido a la intensa ola de calor que ha elevado las temperaturas hasta los 40º, y el impacto de las emisiones procedentes de la industria han convertido en malo el aire que respiramos. Así lo advierte en su informe de seguimiento semanal la Unidad de Calidad del Aire de la Universidad de Huelva.

Incluso ayer, las autoridades advirtieron un episodio de superación del umbral  de ozono en la estación de El Arenosillo (Moguer), con un valor de 181 microgramos por metro cúbico.

Los peores datos se corresponden con el pasado sábado, 14 de agosto, una jornada en la que se detectó un alto impacto de partículas PM10 y de SO2 con origen industrial.

La máxima concentración de dióxido de nitrógeno fue de 29 microgramos por m3 en la barriada de Los Rosales. El alto impacto de SO2 con origen en la industria afectó a toda la capital, al igual que el ascenso de la concentración de ozono troposférico, hasta 83 microgramos por m3 en la populosa barriada de La Orden.

El viento sudeste y la calima han empujado los niveles hacia la zona peligrosa toda la semana del puente de agosto.

Los datos también fueron preocupantes y malos el pasado viernes, por calima, olores e impacto de SO2 de carácter industrial. Y otra vez el barrio de Los Rosales volvió a marcar la máxima concentración por dióxido de nitrógeno con 39 microgramos por m3.

Pozo Dulce, Romeralejo y Campus (El Carmen) también registraron el impacto de SO2 industrial.

Los datos comenzaron a ser malos el pasado martes y empeoraron ya considerablemente el jueves. Una situación que contrasta con la jornada del 9 de agosto, último día en la que la Unidad de Calidad del Aire marcó como "buena" la situación en la capital onubense.

Componentes perjudiciales para la salud de las personas

Cabe recordar que la exposición continuada a dióxido de azufre SO2 produce una variedad de efectos agudos y

crónicos sobre la salud de la población, especialmente sobre los asmáticos. La evidencia toxicológica demuestra los mecanismos de daño, tanto respiratorio como sistémico. También la evidencia epidemiológica indica daño

respiratorio y cardiovascular agudo, así como daño crónico respiratorio y sobre el desarrollo fetal.

En el caso del dióxido de nitrógeno los niveles elevados de forma continuada pueden irritar los pulmones y disminuir la función pulmonar, así como disminuir la resistencia a infecciones respiratorias. Y es que la irritación que provoca este contaminante se relaciona con un aumento de la mucosidad de las vías altas respiratorias, lo que puede hacer aumentar las infecciones respiratorias y reagudizar los síntomas de pacientes con enfermedades crónicas respiratorias, asmáticos y alérgicos. De hecho, recientes estudios científicos relacionan la exposición a NO2 con una mayor incidencia de bronquitis, especialmente en mayores e inmunodeprimidos, así como de bronquiolitis en niños.