martes. 05.03.2024
El tiempo

Cruz: "Este informe no entra a valorar la idoneidad del proyecto en cuanto a aspectos de salud para las personas y seguridad"

Cruz: "Este informe no entra a valorar la idoneidad del proyecto en cuanto a aspectos de salud para las personas y seguridad"

El Ayuntamiento de Huelva, a través de los Servicios Técnicos del Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, ha emitido el informe de compatibilidad urbanística del Proyecto Constructivo de Clausura de las balsas de fosfoyesos de Fertiberia, solicitado por la Junta de Andalucía y la propia empresa, en el marco del procedimiento administrativo de modificación sustancial de la Autorización Ambiental Integrada (AAI). En dicho informe, en el que sólo entran en valoración cuestiones urbanísticas, se pone de manifiesto la no incompatibilidad del proyecto con la ordenación urbanística vigente.

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha insistido en el aspecto “estrictamente urbanístico de este informe, que no entra a valorar otros aspectos  que por su competencia y especialización técnica y científica, requieren el pronunciamiento expreso de otras administraciones y organismos”. Es decir, “en este informe no se entra a valorar la idoneidad del proyecto en cuanto a aspectos de salud para las personas, seguridad o cuestiones medioambientales. Es un informe que se centra exclusivamente en la compatibilidad urbanística y territorial del proyecto y no sobre otros ámbitos que escapan de la competencia municipal”.

Este informe se ha llevado a cabo sobre la base de instrumentos de planificación territorial y urbanísticas, aprobados definitivamente y vigentes a la fecha de emisión, como es el Plan General de Ordenación Urbana de Huelva, aprobada en 1999; y el Documento de Adaptación Parcial del PGOU a la ley 7/2002 de Ordenación urbanística de Andalucía, aprobado en 2011.

“El Consistorio ha emitido dicho informe cumpliendo con la normativa estatal y autonómica, en estos casos”, ha apuntado el primer edil, a lo que ha añadido que “el procedimiento sigue su curso y deberá obtener escrupulosamente todos los informes y permisos oportunos. Se trata de una actuación imprescindible, muy necesaria y esperada en la ciudad que, cuenta con toda nuestra dedicación y empeño para que se haga con las máximas garantías para la salud y bienestar de las personas y el entorno”.

Aviso de Mesa de la Ría

Para Mesa de la Ría, el informe favorable emitido por el Ayuntamiento para el proyecto de Fertiberia es un auténtico “despropósito” que “atenta contra toda la legalidad urbanística y medioambiental de aplicación”.

El portavoz de Mesa de la Ría, Rafael Gavilán, ha asegurado que “huele muy mal que tanto en 2007 como en 2015 se emitieran sendos informes que declaraban inadecuadas con el planeamiento urbanístico a las balsas de fosfoyesos y ahora, con la misma normativa de aplicación, se las considere compatibles”.

El informe municipal de marzo de 2007 exponía textualmente que en el suelo no urbanizable, la zona de marismas del Tinto, “se prohíben las actividades industriales y los vertederos” y añadía además que “el presente informe debe ser entendido como desfavorable”. Años más tarde, el documento de noviembre de 2015 afirmaba que: “Queda clara la prohibición expresa del PGOU de Huelva de actividad industrial y de vertido en estas zonas (manifiestamente incumplida por Fertiberia e inobservada durante décadas por quien corresponda), así como la obligación de regeneración de las mismas. La permanencia de los vertidos contraría al PGOU, La Ley de Costas y a los propios condicionantes de vertido de la concesión administrativa”

La emisión ahora de un informe en sentido contrario a los dos anteriores, según Mesa de la Ría, podría “incurrir en un delito de prevaricación”, además de ocasionar la invalidez desde el punto de vista procedimental de cuantas autorizaciones administrativas requieran del mismo, como es el caso de la Autorización Ambiental Integrada (AAI), que se está tramitando en la Junta de Andalucía.

Según Mesa de la Ría, este informe es una “traición sin precedentes” a los ciudadanos de Huelva y que “es el colofón a la estrategia política del equipo de gobierno actual con su alcalde a la cabeza en este asunto y, por supuesto, la de los grupos de la oposición”.

En este sentido, Mesa de la Ría quiere poner de manifiesto que, en cuanto se estudie toda la documentación, se ejercerán cuantas acciones legales se consideren oportunas para evitar que se consume una actuación que condena a Huelva a convivir de por vida con el mayor vertedero de residuos industriales de nuestro país, con la gravedad añadida de que éste ha sido considerado como vertido “ilegal” por una sentencia judicial firme.