viernes. 24.05.2024
El tiempo

Dos emprendedores serranos lanzan una academia online

Dos emprendedores serranos lanzan una academia online

El emprendimiento en la comarca serrana no deja de crecer y son muchos los jóvenes que se lanzan a montar sus pequeños negocios como fórmula de autoempleo en busca de su independencia económica y de su futuro laboral. Son dignas de destacar muchas iniciativas por su originalidad, como la que han impulsado Marina y Antonio, consistente en una academia que ofrece cursos de formación desde La Sierra para todo el mundo.

Academia SGC, que así se llama esta propuesta, debe su nombre a los apellidos de sus impulsores, y tiene como lema ‘Clases para todos’. De hecho, en su logo, se incluye un símbolo matemático que significa esta frase inclusiva y universalizante.

Marina Clar González, de Galaroza, de 22 años, graduada en Estadística por la Universidad de Sevilla, y Antonio Silva Gordillo, de Cortegana, de 25 años, estudiante de ingeniería informática en la misma universidad, han decidido lanzar su microempresa, Academia SGC, aprovechando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

Para Marina no será la primera vez que enseñe, ya que lleva varios años dando clases particulares. De hecho, durante el último año ha estado contratada en una academia de Barcelona, lo cual le hizo plantearse la idea de formar su propia institución formativa. La cachonera siempre ha apostado por una educación de calidad y que esté al alcance de todo el mundo, lo cual, unido a la alta demanda de educación online debido a la situación de pandemia en la que nos encontramos, “ha sido el empujón que necesitaba para sacar el proyecto adelante, junto con el apoyo de Antonio”.

El otro pilar de la idea se ha mostrado siempre dispuesto a emprender, iniciando varios proyectos junto a diversos amigos. Unos han sido exitosos y otros no tanto, pero de todos siempre ha podido aprender algo. El corteganés se ha visto obligado a cerrar su negocio de catering, pero recibió la llamada de Marina, quien le animó a formar un tándem docente.

La experiencia previa ha sido fructífera, ya que “hemos podido ayudar a varios alumnos a conseguir sus metas”, y teniendo en cuenta este contexto no han dudado en dar el paso definitivo.

Su principal objetivo es “ofrecer una educación de calidad que pueda estar al alcance de todos, rompiendo barreras mediante el uso de métodos que van acorde con la actualidad, apostando por la educación online”.

“De esta forma, continúan, si un alumno que viva en Galicia necesita que le prestemos nuestra ayuda, solo necesita internet y ganas de aprender”. Sus servicios están compuestos por clases individuales y también grupales, abarcando todas las asignaturas y niveles educativos, desde Primaria hasta universidad.

Sus alumnos y alumnas podrán disfrutar de cursos extensivos, que permitan hacer un seguimiento de la asignatura que se desee a lo largo del curso, e intensivos, en los que se agrupan las horas de clase las semanas antes de los exámenes con idea de poder hacer un repaso global de toda la asignatura.

Conscientes de que no todo el mundo tiene la misma organización del tiempo, han tomado la iniciativa de grabar las clases que imparten, por si los alumnos las quieren revisar o no han podido acudir a ellas.

Otras particularidades de Academia SGC serán la oferta de cursos de idiomas impartidos por profesores avalados con estudios superiores o la posibilidad de que se incorporen a su profesorado docentes procedentes de cualquier lugar del mundo. Esta circunstancia, junto a la admisión de alumnado desde rincones remotos, convierte a la academia serrana en un negocio de carácter internacional que promete nuevas sinergias en la comarca.

Marina y Antonio han creado esta academia on line para “poder llevar la educación a cualquier parte, no poner limitaciones a la educación, ni por la distancia ni por la pandemia, para ahorrar tiempo y dinero en el desplazamiento, para reducir costes, ya que nuestras tarifas serán más accesibles para todos, para reducir la contaminación, unos compromisos con los ODS en los que creemos firmemente, y, en definitiva, para que también nuestra Sierra pueda estar orgullosa de iniciativas innovadoras en la que vamos a poner toda nuestra ilusión”.

Los dos docentes se darán de alta en el régimen de trabajadores autónomos, y formarán parte de entidades representativas, como la Asociación de Empresarios de Galaroza, vinculada a la Unión de Autónomos de Andalucía UATAE y a la Unión de Autónomos de Huelva AUTMAS, quienes respaldan esta iniciativa formativa. De esta forma, Academia SGC se incorpora también a la responsabilidad social y a lo que consideran una unión necesaria para el desarrollo de la comarca.