jueves. 29.09.2022
El tiempo

Dimite el delegado del Caruh tras el robo de 2.419 euros de la Fiesta Solidaria

Cristóbal Romero anuncia acciones legales a título personal contra quienes le acusan de haberse quedado con el dinero
Dimite el delegado del Caruh tras el robo de 2.419 euros de la Fiesta Solidaria

El delegado del Consejo de Alumnos y Representantes de la Universidad de Huelva (Caruh), Cristóbal Romero, ha presentado su dimisión "irrevocable" tras la desaparición de 2.500 euros de la recaudación de la Fiesta Solidaria destinada al Programa Matrícula, que paga los gastos de matriculación a jóvenes con escasos recursos que no reciben otro tipo de becas.

Junto con su dimisión, Cristóbal Romero ha anunciado que emprenderá acciones legales "a título personal" contra "aquellas personas y colectivos que han manchado mi honor y honestidad", después de que se acusase con pintadas y en las redes sociales al equipo del Caruh de haberse quedado con el dinero. Como él han dimitido también en días anteriores las dos integrantes de su equipo, tal y como adelantó diariodehuelva.es que sucedería.

Romero explica a este periódico que se va porque no quiere entrar en guerras políticas: "Entré aquí sabiendo que iba a perder horas de estudio por el bien común y hemos intentado hacerlo todo bien desde el principio, pero hay colectivos, como Marea Joven, a los que no les gusta lo que hacemos y no quieren saber la verdad, sino hacer daño, y han estado luchando para que nos vayamos". Romero se va orgulloso de haber conseguido unas Jornadas de Puertas Abiertas "que han sido un éxito", así como la organización de unas jornadas de formación de representantes y un taller-aula de debate en sólo dos meses al frente del Caruh.

Romero aclara, en un extenso comunicado, que además de la investigación policial "causada por nuestra denuncia, hemos querido promover todas las investigaciones internas que sean necesarias hasta que se aclare lo ocurrido con el dinero que ha desaparecido y que es de todos nosotros y nosotras, y no descansaremos ni un segundo hasta que descubramos lo que ha pasado".

En este sentido, señala que "no voy a dejar que ninguna persona nos tache de ladrones, estafadores y demás insultos cuando todos y todas los que componemos el Caruh estamos día sí y día también al pie del cañón luchando por todo el alumnado, por lo que no pienso dejar que se manche la imagen ni de mí ni de mis compañeras y compañeros y voy a hacer absolutamente todo lo que esté en mi mano para que así sea".

Romero recuerda en su comunicado que el dinero recaudado de la fiesta fue contado por el anterior equipo del que él formaba parte, así como por otras personas ajenas que quisieron estar presentes, y ascendía a 6.202,86 euros. Tras el recuento, el dinero se guardó en la sede del Caruh, de una de cuyas llaves se hizo cargo él al tomar posesión como delegado hace algo más de dos meses, y la otra permanecía en Conserjería de la Biblioteca Universitaria de Huelva, a la que sólo podían acceder, con su autorización por escrito, los miembros del equipo de los delegados y el becario del Caruh.

Fue durante las Jornadas de Puertas Abiertas cuando el nuevo equipo del Caruh se enteró de que el dinero aún no se había ingresado y descubrieron estaba en un cajón sin llave metido una parte en sobres donde venía escrito la cantidad que había en su interior, y otra parte en sobres en una caja de caudales cuya llave se encontraba allí también.

En el momento de ingresar el dinero en el banco descubrieron que la cantidad ascendía a 3.783,34 euros, por lo que faltaba la cantidad de 2.419,52 (para llegar a los 6.202,86€ contados el año anterior). Cristóbal y su equipo preguntaron al anterior delegado si la parte del dinero que faltaba se encontraba escondida en algún otro lugar de la sede y, ante su negativa, lo comunicaron al Rectorado y denunciaron el robo ante la Policía Nacional.

Tras dedicar dos plenos para hablar largo y tendido sobre la desaparición de ese dinero, Romero cuenta que "amanece la Universidad y media Huelva el miércoles 8 de marzo con carteles con títulos de 'Caruh ladrón' y las redes sociales ardiendo con publicaciones en las que se nos llamaba a los integrantes del Caruh ladrones, estafadores e incluso casta".

Las acusaciones se sucedieron con un vídeo en YouTube con el título 'EL Caruh roba 2.500€ de la Fiesta Solidaria', el hastag "#CARUHcorrupto" y llamadas anónimas de madrugada al teléfono personal de Romero. Tanto él como su equipo optaron por no responder a los insultos y llevaron a pleno la posibilidad de denunciar, opción que fue rechazada por un voto de diferencia. Aún así, Cristóbal Romero está dispuesto a denunciar a título personal porque "encima que trabajo gratis no voy a quedar como un ladrón".

Dimite el delegado del Caruh tras el robo de 2.419 euros de la Fiesta Solidaria