miércoles. 17.08.2022
El tiempo

La deuda municipal continúa estrangulando el progreso económico de la provincia

El ayuntamiento de la capital, con una deuda de 149,6 millones de euros, se mantiene a la cabeza de las corporaciones más endeudadas mientras que buena parte de la Huelva vaciada de la Sierra y el Condado se mantienen en un nivel de endeudamiento que ronda la deuda cero. 

La deuda municipal continúa estrangulando el progreso económico de la provincia

La deuda pública de un ayuntamiento es el talón de aquiles de cualquier corporación municipal. Una suerte de espejo de la verdad en el que se puede ver reflejado, por anticipado, si las promesas electorales hechas en campaña son viables en la práctica o si quedarán en agua de borrajas. 

El Ministerio de Hacienda ha publicado esta semana un extenso informe en el que se detalla el nivel de endeudamiento que padecen actualmente los ayuntamientos de todo el Estado y por tanto su nivel de maniobra política. 

En el caso de la provincia de Huelva, los datos de Hacienda reportan que el consistorio con la ‘deuda viva’ más alta continúa siendo el de Huelva capital cuyo déficit se situó el pasado mes de diciembre en 149.687.000 euros, lo que supone una variación del -10,49% con respecto al año anterior. Dado que el municipio continúa perdiendo población censada desde hace una década, la deuda por habitante se sitúa ya en más de 1.000 euros por residente, un dato preocupante si además se cruza con el número de personas desempleadas, unas 18.190 según los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 

La situación de la capital no es aislada. Municipios como Valverde del Camino superan ya los 43 millones mientras que Almonte ronda los 41, unas cifras que impedirían afrontar grandes inversiones en aspectos esenciales como la sanidad, la educación o políticas efectivas de empleo que impulsen la productividad del municipio. 

Amplias desigualdades 

En un espacio intermedio, Hacienda coloca a otras localidades con obligaciones pendientes con las arcas públicas entre las que podrían incluirse los 16,3 millones de Punta Umbría, o los 9,5 millones de Nerva. A priori estos datos, no son preocupantes y se mantienen dentro de una media que los economistas públicos consideran asumible para un municipio, especialmente tras las condiciones extremas derivadas de la crisis sanitaria. La incertidumbre, aseguran, está en conocer la tendencia de estas cifras así como en otros aspectos macroeconómicos que podrían inclinar la balanza hacia un nivel de endeudamiento más alto e inasumible como la creciente inflación y/o los movimientos bancarios a nivel comunitario. 

La provincia presenta, sin embargo, importantes desigualdades y son numerosos los municipios que mantienen una deuda residual o directamente cero. La mayoría de estos consistorios pertenecen a la Huelva vaciada y rural donde apenas se han impulsado grandes inversiones urbanas ni poblacionales. Se mantienen en esta franja El Cerró del Andévalo, Almonaster o la Puebla de Guzmán. 

La deuda municipal continúa estrangulando el progreso económico de la provincia