lunes. 06.02.2023
El tiempo

Destrozan una subestación eléctrica para vender los metales

Destrozan una subestación eléctrica para vender los metales

Los daños ocasionados superan los 1,9 millones de euros. El objetivo era vender todo el metal que iba a ser robado en chatarrerías de la provincia.

La Guardia Civil ha detenido a seis personas, todas de Huelva, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas y daños, en una subestación eléctrica.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del día 6 y fueron los propios vecinos los que alertaron a la Guardia Civil al escuchar ruidos extraños procedentes del interior de la subestación eléctrica del camino de Los Zarzales, en Aljaraque, lo que despertó extrañeza debido a que era día festivo.
Ante esto, una patrulla realizó una inspección por dicha instalación, hallando en su interior a los seis individuos que habían forzado la puerta trasera para acceder al interior.
Después de proceder a su detención, los agentes se percataron de los daños que ya habían ocasionado donde se podía observar como algunas piezas de grandes dimensiones se encontraban cortadas y desmontadas, listas para ser transportadas.
Los guardias civiles descubrieron además gran cantidad de herramientas especiales para trabajos de desmontaje industrial, como sopletes, botellas de propano, cizallas y una amplia variedad de llaves inglesas, destornilladores y martillos. Además, y con posterioridad a las detenciones, los agentes detectaron en las proximidades del parque comercial de Corrales, un camión propiedad de uno de los detenidos, con el que supuestamente se iba a transportar los metales sustraídos, siendo intervenido y trasladado a dependencias policiales.
Según la investigación, el destino de los metales era su venta en las chatarrerías de la provincia. Los detenidos tenían previsto realizar un trabajo exhaustivo, pues entre las pertenencias personales que se les descubrieron, estaba la comida para hacer un descanso a mediodía.
Una vez finalizada la instrucción de diligencias, y tras la apreciación de los técnicos, éstos han cifrado los daños ocasionados en más de 1,9 millones de euros.

Destrozan una subestación eléctrica para vender los metales
Comentarios