sábado. 24.02.2024
El tiempo
Huelva Capital

Compromiso municipal para poner freno a la presencia de gorrillas en Nuevo Molino, junto al hospital

La alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda, se reúne con los vecinos de la barriada de Nuevo Molino en su ‘Despacho de calle’, donde anuncia la convocatoria la Junta Local de Seguridad para frenar la presencia de ‘gorrillas’

Miranda y Carmelo Merchán, presidente de los vecinos
Miranda y Carmelo Merchán, presidente de los vecinos
Compromiso municipal para poner freno a la presencia de gorrillas en Nuevo Molino, junto al hospital

La alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda, ha mantenido un encuentro con los representantes vecinales de Nuevo Molino para abordar las soluciones necesarias a los problemas que arrastra la zona. Miranda ha anunciado el inicio inminente de los primeros trabajos de reurbanización de la barriada, la intensificación de la limpieza para dar respuesta a una zona con gran tránsito, el refuerzo de la seguridad para luchar contra los gorrillas y la ampliación de la bolsa de aparcamientos.

La alcaldesa ha estado acompañada parte de su equipo de Gobierno, incluyendo al primer teniente alcalde de Urbanismo y Medioambiente, Felipe Arias; la concejala de Infraestructuras y Servicios Públicos, Mariló Ponce; la concejala de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Milagros Rodríguez y el concejal de Participación Ciudadana, Manuel Jesús Soriano, en una nueva jornada de ‘Despacho de calle’ con la Asociación de Vecinos de la barriada de Nuevo

Un momento de la reunión
Un momento de la reunión

Las obras de reurbanización de la barriada de Nuevo Molino comenzarán en dos semanas por los acerados que bordean los cinco bloques del sector Norte, en el sector limitado por las calles Punta Umbría, Avenida de la Unión Europea y Avenida Costa de la Luz. Molino.

Tras analizar junto al presidente de la Asociación de Vecinos, Carmelo Merchán, y su Junta Directiva, las carencias y necesidades del barrio, Pilar Miranda se ha comprometido “a agilizar en lo posible estas actuaciones, para buscar una solución de continuidad, que garantice que, tras terminar una primera fase, se pueda seguir con la segunda, para cubrir la reurbanización de todo un barrio afectado por problemas de asiento del terreno que han provocado importantes desniveles entre el viario y los accesos a los edificios”.

Debido a la magnitud del proyecto, las obras se han dividido en dos fases, “pero es prioritario actuar desde el Ayuntamiento por responsabilidad para reparar los acerados hundidos e infraestructuras deterioradas, reformando rampas y escaleras, integrándolos en una ordenación conjunta que permita la adecuación a la normativa actual sobre accesibilidad, garantizando unos recorridos adecuados y cómodos”. “Se trata de la primera reunión multiárea en la que se han abordado todas las necesidades que existen”, ha destacado la regidora onubense.

En esta primera fase, adjudicada a la empresa Probisa, Vías y Obras SLU, por un montante total de 1.097.000 euros, se actuará en una superficie aproximada de 17.000 metros cuadrados, limitados al Sur con la Avenida Costa de la Luz, hasta su encuentro con el paso inferior; al Norte con la Calle Punta Umbría, hasta su acerado con el Hospital Quirón; al Este, con el bloque 9 de la Avenida de la Unión Europea; y al Oeste con los acerados afectados en la fachada del bloque 5.

Estas obras, que cuentan con un plazo de ejecución de seis meses, continuarán con un segundo proyecto para abordar una superficie de 10.504 metros cuadrados y abarcar todos los acerados perimetrales a los nueve bloques de edificios plurifamiliares ubicados en las calles Diego de Almagro, avenida Costa de la Luz, calle Punta Umbría, Paseo de las Palmeras y avenida Unión Europea, completando así la barriada.

Se trata de una firme apuesta por la accesibilidad y con ello de la habitabilidad urbana, para favorecer la movilidad y garantizar un correcto funcionamiento del tráfico peatonal, evitar accidentes y sus consecuentes afecciones a personas y bienes y proteger las calles del barrio de un deterioro progresivo que amplificaría los daños afectando a todas las infraestructuras, provocando la multiplicación del coste de reposición de la misma.

El presidente de la Asociación de Vecinos Costa de la Luz, Carmelo Merchán, ha señalado en nombre de los habitantes del barrio su “satisfacción porque hemos visto voluntad de trabajo, de querer hacer las cosas y dar soluciones. Es momento de dejar trabajar y esperar que se cumpla lo que hemos hablado”. Los vecinos celebran que “las obras vayan a comenzar en unos días que era una demanda histórica y sabemos que hay problemas más complejos que requieren de tiempo para que las actuaciones puedan fructificar como todos deseamos”.

JUNTA LOCAL DE SEGURIDAD

Por otro lado y ante la demanda de los vecinos, Pilar Miranda se ha comprometido “en la mayor brevedad posible la Junta Local de Seguridad, con la intención de adoptar entre todas las administraciones competentes acciones y medidas concretas para solucionar el problema de ‘gorrillas’ que están sufriendo en la barriada”. La alcaldesa que ha asegurado que “por el momento vamos a intensificar la presencia policial en las zonas conflictivas” ha explicado que “necesitamos la implicación de todos los Cuerpos de Seguridad para trabajar de manera conjunta para atajar de manera ágil y eficaz las situaciones de este tipo que puedan producirse y principalmente para coordinar los mecanismos adecuados para evitar que se originen”.

Comentarios