sábado. 01.10.2022
El tiempo

El Ayuntamiento lleva tres años sin afrontar la retirada de los fosfoyesos

El Ayuntamiento lleva tres años sin afrontar la retirada de los fosfoyesos

El alcalde anunció en la campaña de las municipales de 2011 un 'plan director' que pretendía la retirada total de los residuos. Nada se ha sabido del proyecto y la recuperación de las 1.200 hectáreas no está entre las prioridades de la agenda del Ministerio de Arias Cañete.

  • Casi 2.500 firmas para llevar a Europa los fosfoyesos

Al término de la primera década del siglo XXI, los ciudadanos recibían una buena noticia. El cese definitivo de los vertidos de fosfoyesos. Un hito en el área metropolitana que venía a transformar unas 1.200 hectáreas sujetas a la contaminación hacia una zona útil para la ciudad. En plena vorágine –sobre todo mediática- respecto al futuro de los fosfoyesos (una vez la Audiencia Nacional dio el ultimátum para el cese de los vertidos), se celebraron las elecciones municipales de mayo de 2011, que ganaron los 'populares'. Y la campaña hacia esos comicios estuvo marcada, entre otros proyectos estrella, por un denominado 'plan director' que el Ayuntamiento tenía previsto para el "rescate" –así lo dijo entonces el alcalde- de las 1.200 hectáreas de las balsas de fosfoyesos. Nada se ha sabido de ese plan, y han pasado casi tres años desde entonces. Las balsas están como estaban, para desgracia de los ciudadanos.

Pedro Rodríguez se erigió en campaña como el salvador de los fosfoyesos, y no pocos contrincantes políticos le acusaron de utilizar este asunto como arma electoral. Fue el germen de lo que meses después se convirtió en el referido 'plan director', adjudicado en noviembre de 2011 a la empresa Mass Consulting, una alternativa a los planes previstos por la Junta y el Gobierno central, con competencias directas en los terrenos. El alcalde llegó a manifestar sobre este proyecto iba destinado a "analizar las posibilidades reales que existen para quitar estos residuos de las marismas del Tinto y que se los lleven", según recogieron las agencias.

Era noviembre de 2011, plena campaña de las generales y autonómicas. Y Rodríguez llamaba al cambio en el Gobierno central, ya que, según aseguró, Huelva sería "una de las ciudades españolas que más se beneficiarán de un cambio en el Gobierno central". Por aquel entonces, la Junta celebraba el inicio de los trabajos de depuración de aguas de las balsas. Ganó Rajoy, y con él, la realidad es que en la agenda del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de Miguel Ángel Arias Cañete no entra el proceso de recuperación de los fosfoyesos, ni tampoco el Ayuntamiento de Huelva ha acudido al Ejecutivo para acelerar el proceso. Con Mariano Rajoy –mismo partido que el equipo de gobierno de gobierno del Ayuntamiento de Huelva-, el proceso de los fosfoyesos parece haberse detenido.

En este contexto, el ahora subdelegado del Gobierno central en Huelva, Enrique Pérez Viguera, fue protagonista en la rueda de prensa que como teniente de alcalde de Fomento y Obra Pública acompañó a Francisco Moro, delegado de Urbanismo, para anunciar la puesta en marcha del compromiso electoral. Ambos emplazaron a febrero de 2012 la presentación del 'plan director', en el cual, dijeron, se planteaba la "estrategia a seguir para rescatar los terrenos contaminados y poner las 1.200 hectáreas al servicio de Huelva y los onubenses". "Apostamos por la retirada de los fosfoyesos, como primera alternativa para la regeneración de los terrenos. Nuestro reto es no conformarnos con el sellado, apostando por la retirada de los residuos y su traslado a depósitos adecuados autorizados", afirmó Moro, según recogieron los medios de comunicación.

El compromiso
En el planteamiento de los ejes del proyecto, Moro se refirió a un Plan de Acción con el que el Ayuntamiento pretendería involucrar a la Junta de Andalucía y al Gobierno central, así como a las empresas involucradas en el proceso de descontaminación, así como exigir fondos europeos para la causa. Todo muy "ambicioso", tal como expresó el todavía delegado de Urbanismo.

Eran años de gobierno socialista en Moncloa. Tras las elecciones, con Mariano Rajoy en la Presidencia, el Ayuntamiento ha tenido en bandeja (por afinidad política evidentemente) acelerar todo el proceso anunciado. Hoy del plan director sólo quedan los datos de hemeroteca.

Gabriel Cruz, entonces y ahora portavoz del Grupo Municipal Socialista, criticó el plan anunciado por el Ayuntamiento y además de instar al alcalde a colaborar con las administraciones respondía a un interés electoral (las elecciones autonómicas de marzo de 2012). "Cuando pasen las elecciones, Rodríguez guardará este proyecto en su cajón y no volverá a hablar de los fosfoyesos hasta que vuelva a serle rentable", llegó a vaticinar Cruz, que no se ha equivocado. De ese plan no se ha sabido nada, y el Ministerio de Arias Cañete o la Subdelegación de Pérez Viguera han preferido mirar a otro lado. Porque los fosfoyesos no se han retirado, como proponía el citado proyecto.

El Ayuntamiento lleva tres años sin afrontar la retirada de los fosfoyesos
Comentarios