lunes. 26.02.2024
El tiempo

Movilización para evitar el desahucio de una familia que regenta una hamburguesería

En el pleno del pasado viernes se completó un proceso de cesión de cinco quioscos municipales con los votos favorables de PP y Ciudadanos tras el cual esta familia no podrá volver a abrir su hamburguesería.
Movilización para evitar el desahucio de una familia que regenta una hamburguesería

Unidas Podemos por Aljaraque exige al alcalde de esta localidad, David Toscano (PP), que suspenda el deshaucio que pesa sobre la familia que regenta una hamburguesería instalada en un local de propiedad municipal (quiosco) ubicado en la Calle Santander de Aljaraque, con el nombre de 'Cangreburguer'. 

Está previsto que el desalojo se lleve a cabo mañana miércoles y se debe a que el Ayuntamiento ha decidido dejar de conceder la cesión de este kiosco a su actual ocupante, una mujer que llevaba más de diez años al frente de este pequeño negocio y que supone su único medio de vida.

En el pleno del pasado viernes los concejales del PP, encabezados por el alcalde y de Ciudadanos, con su senadora María Ponce al frente, votaron para echar a esta familia de este kiosco, tras completarse un nuevo proceso de cesión de cinco kioscos municipales, en el que la familia afectada no va a poder asumir el incremento del coste de la nueva concesión del mismo, mientras Unidas Podemos votó en contra de este acuerdo.

Para evitar este deshaucio, el portavoz municipal de Unidas Podemos en Aljaraque, Sebastián Rivero, exige al alcalde que además de paralizarlo, alcance un acuerdo con la familia afectada para que puedan mantener su negocio abierto. Rivero apunta que en el proceso de nueva concesión sólo se han tenido en cuenta criterios económicos, "sin incluir otras valoraciones de carácter social que habrían servido para que esta familia pueda mantener su hamburguesería abierta".

Rivero acusa al alcalde, a los concejales del PP, de Ciudadanos y al ex concejal de Vox de "actuar sin tener en cuenta para nada la situación de esta familia y de haber llevado este caso a la peor de las situaciones posibles, sin tener en cuenta las graves dificultades que ha supuesto para este negocio la pandemia, demostrando que en este caso que sólo han conseguido poner obstáculos, sin querer solucionar nada de nada". Rivero añade que con este caso el alcalde de Aljaraque demuestra que "no le importan nada" las condiciones de vida de los pequeños comerciantes locales ni los graves problemas que abordan desde la pandemia para salir adelante.