domingo. 29.01.2023
El tiempo

Una medida permanente

Los aparcamientos en línea habilitados en la avenida Federico Molina para paliar el déficit de plazas por las obras en el antiguo estadio han supuesto un alivio para los vecinos de la barriada, y también para los comerciantes, que han visto cómo la medida ha contribuido en Navidad a la hora de atraer al cliente. Estos aparcamientos han sido bien recibidos en la zona, aunque el Ayuntamiento ya anunció que se trata de una medida provisional. La ocupación del carril para autobuses por plazas de estacionamiento tampoco ha supuesto una discordia en el transporte urbano, y por esta razón tanto numerosos vecinos y comerciantes han expresado su deseo en que se trate de una medida permanente, ya que ayuda a dinamizar un barrio que cada vez está más aislado del resto de la ciudad, entre otros motivos por las enormes dificultades para encontrar aparcamiento. Mientras tanto, las obras en el solar de Isla Chica han privado de cientos de plazas a los vecinos, y la medida adoptada en Federico Molina ha sido a todas luces insuficiente, algo que se ha visto agravado por las obras de acerado en la barriada, que han supuesto también la eliminación de decenas de plazas. Es por ello que se pide una medida provisional –y rápida, no como la improvisación echada para atrás en la calle Tariquejos- verdadera para solucionar el déficit. Isla Chica sigue sufriendo y aún no ve el día que se construya y se ponga en servicio todo lo prometido.

Comentarios