viernes. 23.02.2024
El tiempo
Sociedad

Un matrimonio de guardias civiles auxilia a una persona herida grave en Matalascañas

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) pone en valor la actuación de un matrimonio de agentes fuera de servicio, que paseaban con su bebé, y que prestaron auxilio a una persona herida grave en Matalascañas.
Un matrimonio de guardias civiles auxilia a una persona herida grave en Matalascañas

Dos Guardias Civiles que se encontraban en el paseo marítimo de Matalascañas, paseando con su bebe, se  encontraron con una persona que tenía una herida en la pierna, de la que brotaba mucha sangre, debido a problemas de coagulación. El matrimonio de guardias civiles, después de identificarse como tal, no dudó con una camiseta del propio guardia civil hacerle un torniquete, mientras que su esposo realizaba una llamadas al 112, solicitando asistencia médica y ambulancia que trasladó al herido al centro de salud para la atención necesaria.

Tanto el herido como su esposa han remitido una carta de felicitación y hecha constar la misma en el Libro correspondiente, del Puesto de Sevilla de donde son residentes,  porque consideran que debido a esta rápida actuación de ambos guardias civiles no sucedió nada más grave. El herido tenía problemas de coagulación de la sangre y no se cortaba la hemorragia.

Agradece la esposa del herido la actuación llevada a cabo por los guardias civiles porque gracias al torniquete que le realizó la guardia civil, la sangre se cortó y gracias a las llamadas llegó la ambulancia y más porque la actuación se hizo incluso llevando un bebé con el que estaban paseando.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) quiere dar a conocer esta actuación por la rapidez y certeza con la que se hizo y agradece en nombre de estos guardias civiles y de la propia Asociación, la felicitación enviada y entregada en el Puesto de la Guardia Civil de Sevilla, y espera que se le dé el trámite correspondiente a la misma, "toda vez que la actuación consideramos que es merecedora de felicitación".

Esta es una prueba más del carácter benemérito de los Guardias Civiles, señala la Asociación, que incluso de paisano, paseando por la playa y con un bebé de pocos meses, ante una persona herida sin pensarlo actuaron en su ayuda y resolvieron una situación que podría haber sido muy peligrosa para el herido, ante los problemas de coagulación que presentaba.

Comentarios