viernes. 30.09.2022
El tiempo
Huelva Capital

Nueve de cada diez cambiadores en los establecimientos de hostelería de la provincia se encuentran en el baño de mujeres

Esta situación supone una grave discriminación para padres solteros y familias homoparentales masculinas e implica que la carga de las prácticas de crianza continúe, tanto en el imaginario colectivo como en la práctica, relegadas a las mujeres. 
8F0E16A1-6C8C-461D-A860-6FA7242F300C
Nueve de cada diez cambiadores en los establecimientos de hostelería de la provincia se encuentran en el baño de mujeres

Basta un simple paseo por cafeterías y restaurantes en Huelva para darse cuenta. Nueve de cada diez cambiadores infantiles en los establecimientos de hostelería de Huelva se encuentran todavía y de forma exclusiva en los baños para mujeres.

Esta situación supone una grave discriminación para padres solteros y familias homoparentales masculinas e implica que la carga de las prácticas de crianza continúe, tanto en el imaginario colectivo como en la práctica, relegadas a las mujeres. 
 

BB7B2961-D7F5-4DA1-A725-3A7D5B12BFB4

En los establecimientos de la provincia todavía es una rara avis toparse con un cambiador en el baño de hombres. Como excepción, existen opciones intermedias, especialmente en grandes superficies como el Corte Inglés, en las que se han impuesto una Sala de Lactancia mixta dentro de las cafeterías pese a mantener el resto de cambiadores en los baños femeninos.

En el resto de establecimientos de hostelería, ya sean cafeterías o restaurantes, el cambiador para bebés continúa estando, de forma mayoritaria, en los baños femeninos. 

Las explicaciones de los hosteleros consultados por Diario de Huelva, reflejan más indiferencia que una elección racional y dan por válido el argumento de que son más las mujeres que realizan la labor de cambiar los pañales a sus hijos e hijas que los hombres. Para estos empresarios resulta natural ubicar los cambiadores para bebés en los baños femeninos puesto que “para un hombre es menos violento entrar a cambiar a su hijo en un baño de mujeres que para una mujer entrar en uno de hombres”, asegura un hostelero onubense que prefiere mantenerse en el anonimato. 

Los cambiadores en baños masculinos, un mandato 

Actualmente, no existe en España ninguna normativa a nivel estatal que garantice cambiadores en los baños masculinos. La única excepción se encuentra en Galicia, donde la Ley 5/2021 garantiza un lugar accesible tanto para hombres y mujeres para usar el cambiador en los nuevos edificios públicos. En el resto de comunidades, y en todos los establecimientos de hostelería, la decisión sobre su ubicación queda exclusivamente a discreción de los hosteleros

En cambio, en países como Estados Unidos, este anacronismo está solventado desde 2016, cuando la Administración Obama impulsó la Ley de Baños Accesibles (BABIES Act). Según esta Ley federal, todos los edificios públicos, incluidos los juzgados y los edificios para los servicios postales debían garantizar la existencia de cambiadores tanto en los baños para hombres como para mujeres. Esta norma se extendió pronto al resto de servicios públicos y hoy, la mayoría de bares, restaurantes y cafeterías cuentan con cambiadores en ambos baños sin excepción. 

Mientras esto se corrige, los padres deben adaptarse a las circunstancias.

Javier Márquez (Huelva, 1981) es padre desde el pasado mes de marzo y reconoce que en este aspecto los padres todavía juegan a contracorriente: “Todavía tenemos que elegir entre entrar al servicio de mujeres, con la incomodidad que esto pueda generar para las usurarias, o cambiarlos de cualquier manera en el de hombres”. Para desbloquear esta situación, Javier propone “cambiadores en ambos baños o un espacio que puedan utilizar conjuntamente tanto padres como madres sin tener que pedir permiso para ello”.

Desde que nació su hija, Javier pertenece a un colectivo de crianza igualitaria: “Nos reunimos para debatir y compartir experiencia, aprender de forma conjunta y sobre todo reivindicar este tipo de cosas que parece insignificante pero que siguen siendo una traba para la igualdad real”.

Nueve de cada diez cambiadores en los establecimientos de hostelería de la provincia se encuentran en el baño de mujeres