martes. 21.05.2024
El tiempo
Sociedad

Fallece Sánchez Dragó, el escritor al que Aljaraque despojó de una calle que le había dedicado

El escritor Fernando Sánchez Dragó ha muerto a los 86 años de edad de un infarto en su casa de Soria. El literato estaba vinculado familiarmente a Aljaraque y Huelva. En 2010, su 'pueblo' adoptivo le despojó de una calle que le había dedicado por una polémica sexual que protagonizó en Japón con dos menores.
Dragón en la firma de Muertes Paralelas, donde narra su vinculación con Huelva (Planeta)
Dragón en la firma de Muertes Paralelas, donde narra su vinculación con Huelva (Planeta)
Fallece Sánchez Dragó, el escritor al que Aljaraque despojó de una calle que le había dedicado

El escritor Fernando Sánchez Dragó (Madrid, 1936) ha muerto a los 86 años de edad de un infarto en su casa de Castilfrío de la Sierra (Soria). Deja atrás un legado de libros:  'Eldorado', 'Las fuentes del Nilo', 'El camino del corazón', 'La prueba del laberinto' (Premio Planeta) Muertes paralelas (Premio de Novela Fernando Lara 2006) y el ensayo 'Gárgoris y Habidis'. Premio Ondas con 'El mundo por montera' y Premio Nacional de Fomento de la Lectura con 'Negro sobre blanco'. Dirigió el informativo de Telemadrid y fue columnista, reportero y firma vip en 'El Mundo'.

Última foto que colgó Sánchez Dragó en Twitter 10 minutos antes de sufrir el infarto
Última foto que colgó Sánchez Dragó en Twitter 10 minutos antes de sufrir el infarto

Sánchez Dragó nació en Madrid en 1936 y se licenció en Filología Románica y Lenguas Modernas , profesor de Lengua, Literatura e Historia de España en universidades de diversos países como Japón, Senegal, Marruecos y Kenia.

Más allá de este legado literario, Sánchez Dragó, que incluyó a Huelva en su gira de presentación del libro 'Muertes Paralelas' por su amistad con el onubense afincado en Japón doctor Cabezas, deja en tierras onubenses parte de su polémica vida. Porque en Aljaraque, pueblo al que estaba muy vinculado, se le dedicó una plaza y luego se le quitó su nombre dedicado por su agria y turbia polémica con la pederastia en tierras niponas.

Retrato de D. Modesto Sánchez Ortiz, tío-abuelo del autor y director, en su día, del periódico La Vanguardia.
Retrato de Modesto Sánchez Ortiz, tío-abuelo del autor y director de La Vanguardia, donde cuelga esta obra

El mismo autor contaba en una entrevista su vinculación con Aljaraque. Lo hacía en sus 'Confesiones' publicadas en El Mundo:

"-Señor Dragó, como imaginará vamos  a hablar de muchas cosas. La excusa es su libro ( SE REFIERE A "EL LOBO FEROZ", Áltera, 2001). No obstante, antes quisiera hacer un inciso en su biografía. En algún lugar he leído que tiene usted orígenes tartésicos. Quisiera saber si es así porque, en ese caso, ya tendríamos algo en común: esos son mis orígenes en realidad. Menuda coincidencia.

"-Cierto. Todo mi linaje paterno arranca de Aljaraque, en Huelva. Don Modesto Sánchez Ortiz se vino vencida ya la mitad del siglo XIX a Madrid para trabajar de mancebo de botica y acabó de director de "La Vanguardia" y, luego, de gobernador civil y cosas así. Fue él quien se trajo a la capital a su hermano (y abuelo mío), Gerardo, que fue uno de los fundadores de la asociación de la prensa, todo eso y mucho más. Está contado con pelos y señales en mi novela "Muertes Paralelas". Todavía me quedan parientes en la llanura tartésica. Yo, de niño, pasé parte de la guerra civil en un chalet de Huelva. Hasta hace poco tuve en Aljaraque una hermosa plaza puesta a mi nombre, no por merito mío, sino de mis antepasados. Luego, cuando el lío de las lolitas, los socialistas me la quitaron. Eso me dolió. Fue uno de los escasos perjuicios generados por aquella cacería. 

La polémica sexual que persiguió a Dragó

Y es cierto lo que cuenta Dragó, en 2010 el Ayuntamiento aljaraqueño, gobernado por el PSOE aprobó en Pleno cambiar de nombre la plaza dedicada al escritor por el nombre de Plaza de la Siesta. La Alcaldía justificó esa revocación nominal porque Dragó "era un ejemplo nefasto para la juventud y nos parecía indigno que tuviera una calle dedicada". El PP le había dedicado esa plaza aunque en esta ocasión también apoyó la retirada de su nombre.

La polémica vino precedida de un episodio sexual en Japón donde Dragó protagonizó un encuentro con dos supuestas menores de edad que lo situó, según El Mundo, "en el ojo del huracán".

Dragó llegó a jurar por su honor que nunca había mantenido sexuales con menores de 18 años aunque Público recoge que en El Mundo reconoció: "Lo cierto es que no lo hice. Hubo coqueteos, toqueteos superficiales, ellas me llevaron por la calle de la amargura, no yo a ellas. Quise efectivamente ligar con ellas y por eso le pedí el teléfono..."

Comentarios