1. Home
  2. Condado
  3. Niebla
  4. Se investiga un “error humano” como origen de la explosión del tanque de ácido
Se investiga un “error humano” como origen de la explosión del tanque de ácido

Se investiga un “error humano” como origen de la explosión del tanque de ácido

0

 Un error humano podría ser el origen de la explosión del taque de ácido nítrico que la empresa GAT Fertilíquidos posee en Niebla y que obligó, en el día de ayer, a la evacuación de los 550 trabajares que ejercen en las 19 empresas asentadas en el Polígono Industrial los Bermejales.

     A pesar del gas “altamente tóxico” que se vertió a la atmósfera tras producirse la deflagración del tanque, la población iliplense no corrió riesgo alguno gracias a tres circunstancias que resultaron decisivas: La primera; el rumbo que tomó el viento contribuyó a que los gases expulsados a la atmósfera circulasen en dirección contraria al núcleo urbano en el que residen los 4.000 ciudadanos; La segunda, el tanque de 60 metros cúbicos de ácido no estaba al completo según notificó la empresa al Consorcio Provincial de Bomberos. En tercer lugar, la diligencia y acierto en la respuesta de los bomberos, cuya rápida actuación mitigó los riesgos para la ciudadanía. 

     Al hilo de ello Joaquín Marfil, suboficial de Operaciones del Servicio, indicó que “una actuación mal enfocada podría haber empeorado la situación” y provocar “un incremento de la generación de vapores” que sí implicaría una afección a los ciudadanos que circulasen al aire libre en esos momentos. Con este objetivo “se apantalló con cortinas de agua, sin impactar en la fuente de emanación” los gases del tanque, confinando así la propagación y posteriormente diluyendo de manera indirecta el producto para no generar un aumento de su vaporización”. 

  La explosión pudo producirse por error en la descarga

     En este trabajo se movilizaron recursos técnicos y humanos del Parque de Bomberos de Almonte, San Juan del Puerto y de Valverde del Camino, los cuales cuentan con los medios y capacidades para afrontar este tipo de emergencias e incluso dispone de un furgón de intervención para riesgos químicos. En escasas cinco horas la situación quedó controlada y no hubo que lamentar daños humanos ni en las empresas que trabajan en el Polígono Industrial ni en los la cementera colindante en la que fueron confinados 52 operarios de la planta. 

La empresa trasladó a las distintas instituciones que trabajaron en el control de los daños que la detonación se produjo por un “error en la descarga” que provocó una “reacción exotérmica entre los ácidos y una base orgánica en este caso EDPA, que produjo esta reacción química. 

Con independencia de ello, la alcaldesa de Niebla, Laura Pichardo, ha pedido una investigación sobre el incidente producido en la planta. 

La explosión se hizo visible desde todo el núcleo urbano de Niebla
La explosión se hizo visible desde todo el núcleo urbano de Niebla