Home Huelva La Covid-19 golpea al pequeño comercio: hasta un 80% menos de facturación
La Covid-19 golpea al pequeño comercio: hasta un 80% menos de facturación

La Covid-19 golpea al pequeño comercio: hasta un 80% menos de facturación

0

Que la Covid-19 ha sido una devastación para el comercio y las distintas economías de las ciudades es una realidad que todos asumimos a día de hoy. Sin embargo, poner cifras y valores a dicha realidad es algo más complejo.

Por ello, Huelva no ha estado ajena al paso intransigente del coronavirus y trata de sacar la cabeza a flote ante tanto drama rutinario.

Un 80% menos de facturación desde las ‘reaperturas’

El impacto del virus ha sido de tanto calado en Huelva que la facturación de los pequeños comercios onubenses, desde las distintas reaperturas que se permitieron desde el pasado 11 de mayo, ha caído un 80% respecto a las ventas del año anterior.

”El impacto ha sido tremendo. Nosotros hemos estado dos meses y dos días completamente cerrados, sin poder generar ingreso alguno y con el agravante de que mientras estábamos cerrados, las grandes cadenas podían vender productos, fueran esenciales o no, de manera online”, relata Antonio Gemio, presidente de Huelva Comercio.

La Covid-19 golpea al pequeño comercio: hasta un 80% menos de facturación

Algo que ha hecho mucho daño al pequeño comerciante y que desde la propia asociación se ha considerado como una “venta ilegal”. Sin embargo, a pesar de no disponer de cifras exactas en torno a las empresas que han podido echar el cierre, son conscientes de que la llegada de la Covid-19 ha sido demoledora, “provocado el cierre de algunos comercios que a día de hoy no volverán a abrir”.

Un agravante que se suma a la crisis del 2008

Una situación  complicada que se suma a la crisis financiera que golpeó también al sector en 2008, algo que marca profundamente la hoja de ruta a seguir por parte de los propios empresarios onubenses.

Para reflotar el sector hay que retroceder hasta el 2008. Ahí se produjeron muchos cierres de negocios y una bajada en las ventas de la que, a día de hoy, aún no nos hemos recuperado”, apuntilla Antonio Gemio. Siendo este sector uno de los que más puestos de trabajo crea, con una aportación del 12% al PIB de Andalucía.

El miedo permanece entre los onubenses

Pero si dentro de toda esta realidad hay un actor clave en todo, es sin duda el miedo. “La situación es complicada y hay que tomar todas las medidas de precaución porque cuando se producen rebrotes como el que ha habido en Lepe, la gente coge miedo y no sale”, afirma Juan Fernández, presidente de Apymes Huelva.

La Covid-19 golpea al pequeño comercio: hasta un 80% menos de facturación

Unas precauciones y medidas que no se convierten en algo fundamental sólo a nivel sanitario sino también a nivel económico, ya que el futuro inmediato y casi el presente de las empresas locales dependen de ello. “Tenemos que ser muy escrupulosos con todo esto porque si no, a parte del aspecto sanitario, el cierre de empresas de múltiples sectores en los próximos meses será dramático”, añade Juan.

Una hoja de ruta definida

A pesar de todo esto, tras la salida del Estado de Alarma, los empresarios quieren seguir una hoja de ruta para poder revertir esta situación de destrucción de empleo. Y una de las peticiones que se hace desde APYMES es la ampliación de los ERTES.

”Los ERTES hay que seguir ampliándolos ya que no se puede recuperar a toda la plantilla cuando tu facturación es un 60% más baja que hace tres meses y debemos seguir tomando medidas de impulso y de ayuda a empresas y autónomos”, aclara Juan Fernández.

Un trabajo que se ha tratado de llevar a cabo desde el minuto uno desde la asociación de empresarios “con una campaña muy importante con todos los municipios” que se ha basado en un trabajo de campo grande con los ayuntamientos de la provincia que “ha provocado una respuesta muy positiva”.

Futuro optimista y con visión local

A pesar de todo, desde propia Federación Onubense de Empresarios se trata de pensar desde otra perspectiva diferente para revertir la dramática situación que avecina a la economía onubense. Algo fundamental para el crecimiento de los negocios y de los propios comerciantes. 

El comerciante siempre es optimista. Sabe cuando abre la persiana pero no cuando la cierra. Y a nosotros por más que nos echen horas no nos van a destruir”, afirma con rotundidad Antonio Gemio, presidente de Huelva Comercio.

Optimismo pero con respeto al virus; ya que rebrotes que provoquen la desconfianza del consumidor y un nuevo confinamiento de los consumidores certificaría la muerte de muchos negocios pequeños y medianos. Pues como dice Juan Fernández, “afrontemos esta situación con mucho optimismo pero a la vez con una dosis de realidad ya que la situación es muy difícil  y debemos tomar mucha conciencia”.