Home Cuenca Minera La Cuenca Minera dice adiós a Antonio Perejil conmocionada por su muerte violenta
La Cuenca Minera dice adiós a Antonio Perejil conmocionada por su muerte violenta

La Cuenca Minera dice adiós a Antonio Perejil conmocionada por su muerte violenta

0

El minero jubilado y escritor nervense Antonio Perejil, fallecido el pasado miércoles por la tarde en una vivienda en Sevilla capital de forma violenta supuestamente a manos de su hijo, será enterrado esta tarde en el cementerio de La Granada de Riotinto tras un responso, que se le dará a las 16,00 horas en Nerva, su localidad natal.

El cuerpo de Antonio Perejil Delay, vecino del municipio y muy conocido por su relación con los ámbitos culturales al dedicarse a la escritura, fue trasladado ayer por la tarde, tras la realización de la autopsia, al tanatorio de Riontinto, donde permanercerá durante la jornada de este viernes hasta su sepultura, según han informado a Europa Press desde el propio tanatorio.

El Ayuntamiento de Nerva decretó el jueves un día de luto oficial por la muerte de Perejil Delay.  En paralelo, el Ayuntamiento de Aznalcóllar también decidió decretar tres días de luto desde el día 23 de enero hasta el sábado día 25 de enero ambos inclusive, por el asesinato de Antonio Peregil Delay, trabajador en la antigua mina de Boliden y persona muy querida por el Pueblo de Aznalcollar.

Mientras, el alcalde de la localidad, José Antonio Ayala (PSOE), aseguró sentirse “conmocionado con la noticia porque Antonio era muy querido y conocido en el pueblo y siempre estaba dispuesto a participar en actividades poéticas y culturales, ya que, aunque había sido trabajador en una mina, llevaba la vena de la literatura”. “En Nerva siempre contábamos con él y hace un par de meses estuvo aquí en un homenaje a la Escuela Profesional SAFA de Minas de Riotinto”, señaló el primer edil, quien reconoció sentirse “muy conmocionado” por las circunstancias en las que se han producido la muerte.

En la tarde del miércoles la Policía Nacional de Sevilla detuvo al hijo del fallecido tras supuestamente acabar con la vida de su padre en una vivienda, ubicada en la calle Niña de la Alfalfa en la barriada de La Carrasca, en el distrito Macarena de la capital. Al parecer, el joven tenía problemas con las drogas y estaba apartado de su dimicilio.

 

El drama de Antonio Perejil ha causado un gran impacto emocional en la Cuenca Minera, donde el fallecido era muy apreciado y querido al estar implicado en muchos ámbitos de la sociedad, sobre todo actos culturales, sociales y sindicales. Desde asociaciones, colectivos culturales, sindicatos, ayuntamientos y particulares hasta amigos del minero y escritor se han dado cita en el tanatorio riotinteño para darle su último adiós.

Desde la Asociación Herrerías también le han recordado con una emocionantes palabras:

Con enorme disgusto os comunicamos el fallecimiento de forma trágica, de nuestro amigo y colaborador Antonio Perejil Delay.

Conocí a Antonio cuando desde mi puesto en la administración minera en la Delegación de Industria, Energía y Minas de Sevilla, él defendía y representaba a los trabajadores de la extinta Boliden que explotaba Aznalcóllar, como representante sindical.

Siempre fue un gran luchador por sus compañeros, pero siempre correcto y educado.

Años después, ya existiendo la Asociación Herrerías, se interesó en conocer nuestra labor y nos aportó planos y documentación que él poseía de Minas de Herrerías y que entendía que era preferible que estuviera en nuestro poder. Así mismo nos cedió algunos elementos para nuestro futuro museo minero de Minas de Herrerías.

En agradecimiento, nuestra Asociación Herrerías le publicó un pequeño libro de versos titulado “Romancero del río Tinto”. Versos sencillos, salidos del alma de un minero nervense, cargado de humanidad, tan grande como corpulento él era.

Nuestro más sincero pésame a su esposa e hija por tan lamentable fallecimiento, ya que si todos son tristes, este está agravado por las circunstancias de la muerte.

En homenaje y recuerdo a Antonio reproducimos uno de sus poemas:

SIEMPRE ESTÁ LLORANDO EL RÍO

Esta agua minerales
que viajan sin descansar,
llorando su pena amarga
sobre un paisaje infernal;
me recuerda a los esclavos
de remota antigüedad,
que morían como animales
en la negra oscuridad
de las hondas contraminas:
Cuando la Roma imperial
acuñaba sus monedas
con el cobrizo metal
de las Minas de Riotinto,
y dominaba la mar
con su poderoso ejército
imposible de igualar.