Home Costa El juzgado polaco alega problemas técnicos y deniega que Thomson comparezca por videoconferencia
El juzgado polaco alega problemas técnicos y deniega que Thomson comparezca por videoconferencia
0

El juzgado polaco alega problemas técnicos y deniega que Thomson comparezca por videoconferencia

0

David Thomson no ha comparecido finalmente esta mañana por videoconferencia ante el juzgado polaco que debe resolver si le devuelve a su hijo de seis años, que se lo llevó su madre, Mirka Duk, de Lepe a Polonia el pasado 29 de mayo sin el consentimiento paterno, que tiene la patria potestad provisional del menor.

Thomson se presentó en al juzgado de Ayamonte a la hora fijada, las 8.30, junto a su abogado en España, Rafael Vélez, y una polaca, Catalina, que ya testificó a su favor en un juicio anterior. Ha sido esta mujer la que se ha tenido que poner en contacto con el juzgado en Polonia, que finalmente ha denegado la comparecencia del británico afincado en Lepe por videoconferencia sin dar ninguna explicación precisa.

Thomson se ha mostrado esta mañana indignado, tanto porque no le han dejado dar su versión de lo que considera “un secuestro” como porque el juzgado de Ayamonte no disponía de ningún traductor al polaco y ha tenido que ser Catalina la que haga de intérprete improvisada. “Han cancelado mi intervención en el último momento -señala- y si no llega a venir Catalina nos quedamos esperando”.

Durante esta confusa comunicación con el juzgado polaco, su abogada de allí le ha informado de que tiene una orden de alejamiento de su hijo, “incluso me han insultado pidiéndome explicaciones de por qué no he ido a Polonia a testificar, cuando yo no tengo medios para eso”, se queja Thomson, quién critica que su abogada en el juzgado de Kutno ni siquiera habla español.

Su abogado en España señala que la videoconferencia no se ha podido hacer por problemas técnicos en Polonia, eso es al menos lo que le han dicho. Rafael Vélez espera que cuando termine la sesión del juicio hoy, la abogada polaca le envíe un correo en inglés explicándole qué resolución ha dictado el juzgado y poder así actuar en consecuencia. Mientras tanto, dice que su representado se siente “desprotegido e indefenso”.

El británico asegura que mañana le explicarán, cuando termine el juicio, por qué no han contado con su declaración y que le enviarán un CD con la resolución del juzgado.

El llevarse a su hijo a Polonia ha sido el último capítulo de una larga serie de despropósitos por parte de Mirka Duk, que ha denunciado a su expareja, de 38 años, en 9 ocasiones por violencia machista y en todas ha salido absuelto. Tampoco ha pagado la manutención, los libros, los aparatos dentales o el tratamiento para la piel atópica que padece el menor, algo más de 8.000 euros en total, se queja Thomson.