1. Home
  2. Cuenca
  3. Minera
  4. Alcaldes de la Cuenca se rebelan contra el “escaso” empleo local de la mina de Riotinto

Alcaldes de la Cuenca se rebelan contra el “escaso” empleo local de la mina de Riotinto

0

Denuncian que la repercusión laboral en sus pueblos está siendo muy pobre

Alcaldes de la Cuenca Minera han mostrado su malestar e indignación por el “escaso” empleo que la mina de Riotinto está generando en sus municipios. Consideran que la repercusión laboral de la actividad minera en sus pueblos está siendo muy pobre y que la contratación de personal de fuera de la comarca está siendo excesiva.

Según los datos aproximados que ha podido recopilar el diariodehuelva.es, el número de empleados de la Cuenca Minera, formada por los municipios de Minas de Riotinto, Nerva, El Campillo, Zalamea la Real, Campofrío, Berrocal y La Granada de Riotinto, no supera el 40 por ciento de la plantilla total, pues no llega a 200 de los poco más de 500 trabajadores que trabajan en la mina, entre contratados directamente por Atalaya Mining (antigua Emed Tartessus) o por empresas subcontratadas.

El alcalde de Zalamea la Real, Marcos Toti (IU), tiene claro que “no estamos satisfechos” por el empleo que se está generando ni en el conjunto de la comarca ni en su pueblo, de donde son entre 20 y 25 trabajadores de la mina.

“No se da opción a las empresas de la zona”, asegura, al tiempo que critica que Atalaya no facilita la contratación de empresas locales porque “no hace un esfuerzo” en separar las actuaciones para las que necesita subcontratar algunos trabajos o servicios, de ahí que muchas empresas locales no cumplan los requisitos para trabajar en la mina, explica.

El propio Toti no cree que más del 40 por ciento de los trabajadores de la empresa sean de la comarca. “Aunque desde Atalaya Mining nos dicen que el 80 por ciento son del entorno, ellos por el entorno entienden yo diría que la provincia de Huelva entera”, añade.

En la misma línea se ha mostrado la alcaldesa de El Campillo, Susana Rivas (PSOE), la regidora de un municipio que no cuenta con más de 20 personas trabajando en la mina. “Para nada estamos satisfechos y en ningún momento se han cumplido las expectativas”, asegura. De hecho, “mañana cierra la mina y en nuestro pueblo ni lo notamos”, añade.

“Mañana cierra la mina y nosotros ni lo notamos”

La regidora socialista no considera convincentes las razones que le da la empresa. “Al principio nos dijeron que no había trabajadores con la titulación exigida”, asegura, por lo que “desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento hicimos una evaluación de los puestos de trabajo para ver si eso era cierto”. Una vez realizada, añade, las conclusiones de esa evaluación es que “había más de 60 personas con titulación, algunos incluso superior, que están cansados de solicitar a la empresa la posibilidad de acceder a las ofertas de empleo”.

“La actividad minera no se está notando ni laboral ni económicamente en nuestro municipio”, lamenta. Aunque es consciente de que “la recuperación de la actividad minera no iba a solucionar al 100 por 100 los graves problemas de desempleo existentes en la comarca”, la alcaldesa de El Campillo tiene claro que “ni siquiera se ha notado. Es más, tampoco se está consiguiendo el objetivo de fijar la población en el territorio, pues cada vez hay menos habitantes en nuestro municipios”, indica.

Por último, Susana Rivas defiende que la empresa “debería tener en cuenta que la reactivación minera supone una nueva degradación para nuestro entorno que puede poner en peligro otras actividades, como por ejemplo la patrimonial, que puede ser una de las alternativas de diversificación económica en nuestro territorio, así que como mínimo deberían cumplir con los compromisos adquiridos”, concluye.

Igual de nagativa es la valoración que realiza la alcaldesa de Campofrío, Mercedes López (PSOE), quien no cree que en su pueblo haya más de 10 personas trabajando en la mina, y casi todas por una subcontrata de la localidad, al tiempo que lamenta que “hay muchos trabajadores de Sevilla y de Badajoz”.

La alcaldesa de Campofrío aboga por una mayor contratación de personas de la Cuenca Minera y por la unión de todos los alcaldes de la comarca para que cada municipio tenga el mismo porcentaje de trabajadores en la mina.

Por su parte, el alcalde de Berrocal, Juan Jesús Bermejo, lamenta igualmente que “de aquí no se está contratando a nadie”. De hecho, cree que sólo cuatro personas de su pueblo trabajan en la mina, dos contratados directamente por la compañía minera y otros dos por una subcontrata, al tiempo que critica que ninguna empresa subcontratada es de su pueblo.

En base a ello, Bermejo tiene claro que la incidencia de la mina en su municipio es “muy escasa” y que las expectativas que había con el renacimiento de la mina “no están cubiertas”.

“Nos dicen que no hay empresas preparadas en la comarca”

El regidor berrocaleño asegura que los alcaldes han pedido en numerosas ocasiones que se tengan en cuenta a las empresas de la zona, pero “nos dicen que no hay empresas preparadas en la comarca”, concluye.