jueves. 18.08.2022
El tiempo

Setefilla Buenavista y 'Esencia Rústica', el aprovechamiento sostenible de plantas silvestres

Entrevista con una bióloga emprendedora que ha participado con su proyecto, una cooperativa para la elaboración de productos alimentarios y de cuidado personal sostenibles, en el programa de SosTerra Lab de Sandfire MATSA
Setefilla Buenavista y 'Esencia Rústica', el aprovechamiento sostenible de plantas silvestres

Setefilla Buenavista es una emprendedora que ha participado con su proyecto 'Esencia Rústica' en el programa SosTerra Lab de Sandfire MATSA​, cuyo objetivo es fomentar el desarrollo local y apoyar el emprendimiento en la provincia.

El proyecto presentado por esta bióloga, es una cooperativa para la elaboración de productos alimentarios y de cuidado personal sostenibles. Elaborados a partir del aprovechamiento regenerativo y transformación de residuos forestales, así como el desarrollo de actividades de gran impacto social como la divulgación de valores en torno a la sostenibilidad y la capacitación, que fomenten la creación de empleo, principalmente de mujeres, jóvenes y colectivos en riesgo de exclusión laboral, y que contribuyan a una revitalización social, económica y ambiental de un entorno rural como es la Sierra de Huelva. El proyecto se encuentra en la fase final de rehabilitación de una antigua ruina en la Finca Valconejo, de Cortegana, para la instalación de una destilería artesanal de aceites esenciales y extractos botánicos, un obrador con registro alimentario donde llevar a cabo el envasado y transformación, y un espacio de taller donde realizar actividades divulgativas y formativas.

Además, a final del verano firmará un convenio con Sandfire MATSA para la recolección de plantas aromáticas autóctonas en una de sus fincas.

Setefilla Buenavista junto a su compañero en 'Esencia Rústica', Julio Gañán
Setefilla Buenavista junto a su compañero en 'Esencia Rústica', Julio Gañán

¿Quién es Setefilla Buenavista y de dónde le viene la idea de este proyecto?

Yo soy bióloga, y el tema de la recolección de plantas, a nivel casero, a nivel doméstico siempre me ha llamado mucho la atención. Como también me he criado en el campo, siempre he tenido a mi alcance muchas plantas, que de forma tradicional las usaban mi abuela, la gente de los pueblos... Como el aceite de hipérico o el alcohol de romero.

Como luego estudié Biología, me preguntaba el porqué de las cosas: ¿Por qué mi abuela mete el romero en alcohol y el hipérico lo mete en aceite? Y claro, la Química y otras herramientas que adquieres en la carrera, te lo explican. Y como ya de por sí me gustaban las plantas, aprender un poco la base científica de los usos tradicionales pues me empujó a seguir investigando más. Soy un poco “friki” de estas cosas.

Yo empecé haciendo como todo el mundo, los preparados que se hacen de forma tradicional en los pueblos. Investigas y quieres probar cosas nuevas, lo das a probar a la familia y a los amigos y ves que les gustan... Y de ahí surgió la idea de hacerlo de forma profesional.

 

¿Cómo dio comienzo este proyecto?

Aunque yo ahora mismo estoy trabajando de bióloga, mi generación lo que tiene hoy en día son puestos de trabajo muy precarios, en el tema de que siempre son muy inestables. Entonces en un momento en el que yo estaba en paro, me dije: “Hay gente que vive de esto, ¿por qué yo no?"

El proyecto ha ido madurando con los años, esto no es algo que se me haya ocurrido de un día para otro. Llevo años haciendo pruebas, porque hay cosas que funcionan muy bien a nivel así doméstico o casero, pero luego a nivel comercial, no son tan rentables...

Entonces, hace dos años estando en paro me dije: “voy a ver qué opciones hay”. Salieron las ayudas del GDR, del Grupo de Desarrollo Rural de aquí de la sierra, que fue la primera vez que me senté para hacer un plan de empresa.

Al final, analizando los recursos los recursos que tenemos en la sierra, y lo que a mí me gusta, vi que muchas veces un problema que tienen los aceites esenciales, que es uno de los productos que voy a elaborar es que, a nivel comercial, para que sean más rentables, se producen a nivel industrial. Se hacen macroplantaciones, monocultivos de plantas aromáticas, que por lo general están mecanizadas, llevan muchos fitosanitarios, usan un montón de agua... Entonces dije, a ver, en la sierra tenemos un montón de plantas silvestres que es que, además, nadie utiliza y se encuentran en sitios abandonados. Y si además hacemos un aprovechamiento de estas plantas, estamos haciendo un beneficio para el ecosistema. Que es un poco el enfoque que yo le quiero dar a mi proyecto, no solamente como una actividad productiva. Si no que este proyecto pueda ayudar a mejorar el estado de conservación de sitios que están pocos valorados.

WhatsApp Image 2022-07-14 at 1.12.50 AM

¿Cuál es el objetivo de 'Esencia Rústica'?

Yo me dedico a buscar sitios que están degradados, en desuso o aprovechar los residuos generados de trabajos forestales o mantenimiento de zonas verdes, residuos que generalmente se acaban quemando y se desperdician.

Mi idea es hacer una transformación primaria, que sería extraer extractos de esas plantas, mayormente por destilación. Yo ahora mismo tengo encargado un alambique de acero inoxidable para extraer dos tipos de extractos: unos son los aceites esenciales y otros son los hidrolatos. Pero luego se pueden hacer otros más como alcohol, maceraciones en aceite...

Mi objetivo: ya así le estás dando un valor a la planta. Una planta que acabaría por ejemplo incinerada, pues ya está sacando un producto de valor. Pero todavía, si hacemos una segunda transformación, estamos aumentando muchísimo el valor de esa planta: esos extractos se podrán utilizar o para uso alimenticio o para elaborar productos de cuidado personal como pueden ser jabones, champús, desodorantes...

Queremos hacer un proyecto en el que nosotros seamos responsables desde la recolección en el campo hasta que se le entrega el producto al consumidor, que es la forma más eficiente y rentable de aprovechar una planta.

Y mi objetivo a largo plazo es conseguir crear una cooperativa. Que haya personas que se dediquen a la recolección o al cultivo de las plantas, que las vendan a la cooperativa, que haya ciertas personas que puedan hacer transformaciones primarias y otras personas que puedan hacer transformaciones secundarias con infinitas posibilidades. Y ya luego el tema de la comercialización.

Estoy registrada como recolectora, podría solo recolectar y vender afuera. Pero es una pena, tú tienes aquí un recurso, y si tú lo recolectas y lo vendes, el valor añadido se lo van a dar fuera, y la riqueza se la van a quedar fuera. Entonces mi objetivo es, ese valor añadido aprovecharlo nosotros que estamos aquí.

¿Otro objetivo sería crear una marca propia?

Yo voy a comercializar los extractos botánicos y ciertos productos. No muchos porque ahora solo somos dos. Quiero hacer un obrador, pero es un esfuerzo y una inversión muy grande que no todos los artesanos pueden afrontar. Pero si comparto mi obrador con otros artesanos, algo que ya se hace en otros sitios, estoy rentabilizando esa inversión y todo el esfuerzo.

Hay muchos artesanos a los que les gusta todo este mundo, pero no se echan para adelante por todo lo que supone. Entonces yo les hago el trabajo difícil y se les ofrece la oportunidad para que esas personas creen sus propias marcas o productos.

Háblanos sobre el convenio con Sandfire MATSA para la recolección de plantas

Mi objetivo no es cultivar una planta, porque cuando cultivas una planta estás invirtiendo suelo y recursos que se podrían invertir en cultivar otra cosa, por ejemplo, tomates, comida en general, y estás gastando agua y tal. Un 90% de la superficie de la sierra es forestal, y las plantas que yo necesito crecen en sitios forestales. Matsa me ofrece una parte de sus tierras que tienen en desuso, y el acuerdo que en principio hemos hecho es que yo pueda recolectar allí las plantas silvestres y luego transformarlas. Por lo tanto, estaría obteniendo mi materia prima de su espacio de manera gratuita. A ellos no solo no les supondrá ningún coste, si no que le supondría un beneficio, porque al final esta actividad se puede enfocar para hacer áreas de cortafuegos, por ejemplo. Un “win-win”.

También vas a hacer talleres y actividades divulgativas

Si no te dedicas a este ámbito, hay información que se te escapa, entonces aportando esta información, podemos hacer que la gente mejore el impacto que tenemos en el planeta a través de los productos que consumimos.

A mí me encanta todo lo que sea escribir y divulgar. Me gusta y creo que se me da bien. En otras épocas de mi vida me he dedicado a divulgar talleres y cursos.

En los últimos años he estado haciendo muchos cursos y talleres, y a la gente les gustaba mucho, así que vamos a ir por ahí. Para personas que simplemente quieran vivir una experiencia diferente. Por ejemplo, una experiencia en la que tú lleves a las personas a dar un paseo por el campo, que recolecten las plantas, como el romero, luego los llevas al taller, se hace una destilación, ellos ven todo el proceso. Y luego con ese extracto que obtengamos hacemos un jabón, y se llevan a su casa ese jabón, pues yo creo que eso ya no es solamente el hecho de todo el proceso, si no que la información que va recibiendo en ese taller, le va a hacer cambiar su punto de vista cuando llegue a la ciudad.

¿Se pueden adquirir ya tus productos?

Ahora mismo estoy en fase final de creación y adecuación de la destilería, en principio tengo previsto poder comenzar con la actividad comercial a final de este año o a principios del que viene.

Setefilla Buenavista y 'Esencia Rústica', el aprovechamiento sostenible de plantas silvestres