viernes. 01.03.2024
El tiempo
VIVIENDA

Responsabilidad civil en el hogar: evitando sorpresas desagradables

En el siguiente texto nos centramos en algunas de sus coberturas más reseñables. Destacando la Responsabilidad Civil y los motivos de su contratación.
pexels-kindel-media-7768204
pexels-kindel-media-7768204
Responsabilidad civil en el hogar: evitando sorpresas desagradables

Hablar de hogar es hacerlo de nuestra casa, nuestro último reducto. En resumidas cuentas, es hablar de ese espacio en torno al cual aspiramos a construir una vida segura para nosotros y para nuestros seres más queridos. Y, cómo os podéis imaginar, dicho espacio rirse de recreo o recogimiento también implica la necesidad de contar con protección frente a daños no esperados, accidentes, incendios e incluso robos. Algo de lo que son más que conscientes los españoles. No en vano, más del 90% de los propietarios de una vivienda cuentan con un seguro de hogar.

¿Qué es un seguro de hogar? Principales coberturas

Hablar de un seguro para tu casa es hacerlo de una póliza multirriesgo que el propietario de una vivienda puede contratar para proteger los posibles daños causados, precisamente, en su hogar. Y hablamos tanto de daños propios (casa y vienes presentes en ella) como de los causados a terceros (materiales y personales). Siendo la responsabilidad civil una de sus principales coberturas.

Dada el amplio espectro de actuación abarcado por los seguros de hogar, estos cuentan con múltiples coberturas. Cuestión está última primordial. No en vano, conocer todas las coberturas es un paso fundamental antes de la contratación de cualquier póliza de seguro. Defensa jurídica, daños eléctricos, inundaciones, robo, ocupación y, como os podréis imaginar, las que abarcan la responsabilidad civil son algunas de las más destacadas. 

Responsabilidad civil aplicada a los seguros de hogar

La responsabilidad civil no es otra cosa que la obligación de resarcir a cualquier persona que haya sufrido cualquier tipo de daño por nuestra causa. Por lo que, y es algo que resulta lógico, aplicarlo al ámbito de los seguros de hogar viene a presentarnos una cobertura que se encarga, precisamente, de dar protección a los titulares de dichas pólizas sobre los posibles daños causados, tanto por omisión como por acción, a terceros. Algo que, como os explicamos a continuación, ya sirve de carta de presentación a la hora de barajar la contración de una póliza con dicha cobertura.

Motivos para tener un seguro en el hogar

A estas alturas del texto debe haberos quedado meridianamente claras las principales virtudes de un seguro de hogar que incluya la responsabilidad civil entre sus coberturas. No obstante, nunca está demás ejemplarizar un poco. ¿vivís en un piso?, ¿habéis pensado en como puede afectar una fuga de agua al vecino de la planta inferior? Pues quizás debas investigar el precio de cualquier pequeña o mediana reparación. Albañiles, electricistas, fontaneros... La cifra suele superar casi siempre, con creces, el importe anual del propio seguro.

Por otro lado, a tenor del análisis técnico publicado por el Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA), más del 30% de los siniestros de los seguros de casa corresponden a daños causados por el agua. Ascendiendo al 10% los eléctricos y a cristales el 15,7%. Cifras que nos dejan claro que la procedencia de gran parte de las intervenciones de las compañías aseguradoras tienen como principal finalidad cubrir daños que afectan a terc

Comentarios