miércoles. 24.04.2024
El tiempo

La pandemia paraliza el sector de la moda flamenca

Conocemos cómo la epidemia está afectando al sector de la moda flamenca hablando con tres empresas onubenses que son todo un referente: Revuelo, Manuela Macías y El Ajolí
La pandemia paraliza el sector de la moda flamenca

Coronavirus. Es la palabra del 2020. La palabra pandemia, el desastre.  Sin duda, la propagación del Covid-19 ha alterado la vida de los demás. Esa fue la conversación que tuve con Fernando Ponce García, director de la agencia de moda y comunicación Kilah; con el coincidí hace unos días en una céntrica calle de la capital onubense.

Evidentemente este acontecimiento ha hecho que la economía se resienta, pero hay algunos sectores, como se dice coloquialmente que están, con las carnes abiertas. Este es el caso de la moda flamenca. Por ello Fernando me pidió que le hiciese un hueco en esta vuestra sección y me solidarizase con el mundo del volante. Y dicho y hecho, pues soy consciente del mazazo que ha supuesto para esta rama de actividad la suspensión de ferias y romerías.

Para conocer como la epidemia está afectando a estos negocios, nos hemos puestos en contacto con tres empresas onubenses que son todo un referente en la moda flamenca como son: Revuelo, Manuela Macías y El Ajolí, los cuales nos han atendido con suma amabilidad.

-La primera de las firmas que reflexiono sobre el tema fue Revuelo y lo hizo su gerente Marí Ángeles López Vega, hija de Ubaldo, fundador y alma mater de un negocio que lleva más de medio siglo vistiendo con personalidad y elegancia, tanto a señoras como a caballeros:

- ¿Cómo está afectando a la moda flamenca la covid?

-Con respecto a nuestra empresa, es un desastre. Estamos totalmente desamparados. Habíamos empezado la campaña fenomenal, con bastantes encargos ya realizados para las primeras romerías y se preveía un año muy bueno. Toda la colección realizada, presentada y toda la inversión hecha. Para nuestro sector en una auténtica ruina y todavía no se ha reactivado por lo que estamos muy preocupados en el sentido de poder mantener nuestro negocio durante más tiempo.

Si porque no sabemos el tiempo que podremos soportar esta situación sin tener que cerrar las puertas de nuestros negocios.

-Al ser pequeños y medianos empresarios y autónomos generalmente ¿Cómo estáis sobreviviendo y que habéis hecho con vuestros empleados?

-Contábamos con pequeños ahorros que lleva toda la vida nuestro fundador manteniendo. Los cuales ya están agotados, puesto que no hemos recibido ningún tipo de ayuda por parte de las administraciones públicas, ni bancos… Ruina e incertidumbre es la palabra que más podrás escuchar ahora mismo en nuestro sector. Nuestros trabajadores están en un ERTE que se mantiene desde marzo.

- ¿Cómo veis el futuro más cercano para vuestros negocios?

-Nuestro futuro más cercano es muy incierto y preocupante ya que nuestro sector como he dicho antes no se ha reactivado y sin romerías, ni Rocío no sabemos lo que vamos a hacer. Tampoco tenemos ayudas ni económicas ni fiscales, no hemos tenido ningún ingreso desde marzo, pero hemos tenido que seguir pagando los impuestos como si estuviéramos trabajando de forma normal.

- ¿Qué pasará con la temporada 2021?

-Tenemos un poco de esperanza de que la vacuna ayude a mejorar la situación, aunque somos realistas y sabemos que el Rocío es bastante complicado que vaya a ser demasiado multitudinario, pero sí esperamos contar con romerías más pequeñas y se pueda paliar un poco nuestra precaria situación.

- ¿Podríamos decir que la moda flamenca está de luto?

-Si porque no sabemos el tiempo que podremos soportar esta situación sin tener que cerrar las puertas de nuestros negocios.

- ¿En qué porcentaje dirías que han sido las pérdidas de ingresos?

-Nuestras pérdidas son de un 100%, es un año sin ningún tipo de ingresos.

- ¿Cómo preparáis una colección? Desde sus bocetos hasta su presentación.

Se tiene que contratar a nuestros trabajadores de temporada, que siempre son los mismos, se hacen los pedidos correspondientes de materiales, se preparan los bocetos y se empiezan a cortar y esbozar los nuevos modelos, probando, montando, desmontando…. Una vez que corroboramos que nuestros modelos están listos para poder sacarlos se realiza su presentación en forma de desfiles y se realiza un catálogo con fotos de ellos.

-La Tienda Flamenca Manuela Macias es otro de los negocios acreditados para conocer las vicisitudes que está viviendo el sector.  La persona que nos atiende con la afabilidad que le caracteriza es María Feria Macias

- ¿Cómo está afectando a la moda flamenca la covid?

-La pandemia está afectando de forma muy negativa a nuestro sector ya que las fiestas, ferias y romerías acumulan una gran aglomeración de personas y no es factible poder celebrarlas en esta situación, así que nos tocará esperar.

-No se le puede dar la espalada a la realidad. Y está claro que el mundo del volante es un artículo de lujo. Y que la economía no está nada boyante ¿esto puede ser un hándicap para que se ralentice mucho más vuestro sector?

-Por una parte, pensamos que en efecto al bajar la economía habrá personas que no puedan acceder al traje de flamenca y supondrá un descenso en ventas. Pero por otra parte también creemos que cuando vuelvan las fiestas nos volcaremos en ellas porque hay muchas ganas de pasarlo bien y eso se traduce en ganas de gastar.

- ¿Cuál ha sido el vestido que ha tenido mayor repercusión mediática salido de vuestro taller?

-Sin duda, el traje que confeccionamos para la modelo Mireia Lalaguna en el certamen de MISS WORD 2015

- ¿A quién te gustaría vestir?

-A todas aquellas personas que en 2020 apostaron por nuestra firma y que tienen sus trajes confeccionados a medias esperando poder estrenarlos, ya que eso significaría que todo este mal sueño que estamos viviendo estaría llegando a su fin.

- ¿Cómo ves el futuro más cercano para vuestros negocios?

En estos momentos el futuro lo vemos difícil ya que no hay certeza de nada.

- ¿Habéis pensado en alguna alternativa para reinventaros hasta que lleguen tiempos mejores?

-Sí, nosotras siempre intentamos tirar para adelante ya que ganas de trabajar es lo que nos sobra y seguimos creando.

-Otra de las opiniones autorizadas para hablar por las dificultades por la que está atravesando el sector es la firma El Ajolí. Que de la mano de Pepe Jiménez lleva más de cuatro décadas diseñando trajes para que la mujer luzca bella en ferias y romerías. Y en esta ocasión es su hija Susana Jiménez Morcelo la que nos manifiesta su opinión de las vicisitudes por la que está pasando el sector.

- ¿Cómo está afectando a la moda flamenca la covid?

-El sector de la moda flamenca es uno de los grandes afectados por la covid Con el decreto del estado de alarma y todo lo que ello conllevó (confinamiento, prohibición de reuniones, aglomeraciones de personas, celebraciones de fiestas, etc.) los eventos donde lucir la moda flamenca se anularon de forma encadenada. Esto significó un paro absoluto de nuestra actividad.

 -Al haberse suspendido Rocío, ferias y romerías ¿Qué habéis hecho con la colección de la ya temporada pasada?

-Al suspenderse las fechas y eventos donde se lucen y se utilizan los trajes de flamenca la colección 2020 se ha quedado congelada. Las colecciones que se presentaron en las diferentes Pasarelas Flamencas se han quedado sin lucir en estos eventos, y como consecuencia esos trajes están en nuestro taller y tienda. Emplazados para cuando se vuelva a retomar El Rocío, ferias y romerías.

- ¿Se han quedado muchos encargos en las perchas y los clientes han solicitado la devolución del dinero entregado a cuenta?

Por la fecha del estado de alarma (14 de marzo de 2020) y a 3 semanas de empezar las primeras romerías más del 90% de los encargos y pedidos aún no habían salido de nuestra tienda. Los trajes se han quedado sin salir, pero con el compromiso por parte de las clientes de retomarlos cuando todo vuelva a la normalidad.

Todo hace indicar que para la próxima temporada todo seguirá igual ¿Pensáis en nuevas colecciones?

-Por el momento las próximas fechas de eventos seguirán sin celebrarse. No pensamos en una nueva colección, puesto como hemos dicho anteriormente, se retomará la del 2020 que aún no ha sido lucida por las clientas.

- ¿Esta debacle puede acarrear que muchas empresas echen las persianas definitivamente?

-Esta es una situación que nos está llevando al sector flamenco al límite. Todos en gran medida nos vemos afectados, pero espero que el mayor número de empresas podamos mantenernos y perder los menos compañeros posibles. Para ello me consta que estamos tirando de ingenio para poder sobrevivir en el sector textil.

- ¿Cuándo veremos volantes de nuevo por las calles?

-Volveremos a ver volantes en las calles cuando la vacuna llegue a la mayoría de la población, consigamos la ansiada inmunidad y tengamos la certeza de que podemos combatir la pandemia.

Entonces la vida y nosotros iremos recuperando poco a poco nuestra vida anterior, aunque me temo que esta pandemia cambiará algunos de nuestros hábitos.

- ¿Estáis recibiendo ayuda del Gobierno central o autonómico?

-Las ayudas al sector han sido mínimas o casi nulas (con la excepción de los ERTEs). No hemos tenido visibilidad ninguna. Hace menos de un mes que ha salido la primera ayuda para el sector de 1000€ a la cual no todos los que nos dedicamos a la moda flamenca tenemos acceso. No han tenido en cuenta las diferentes naturalezas de las empresas, con lo cual algunas estamos excluidas de todas las ayudas ofrecidas.

Se ha creado un movimiento llamado Lunar Off que ha puesto de manifiesto nuestra realidad y reclama ayudas directas al sector que se muere ante la inactividad de nuestras empresas.

Somos conscientes de la crisis sanitaria que existe y no pedimos celebrar fiestas, pero sí que haya ayuda real para todo tipo de empresas (diseñadores, autónomos, sociedades limitadas,)

No quisiera finalizar esta entrevista sin mi agradecimiento a las tres firmas por ceder los trajes para que lo luzcan las/os modelos de la Agencia Kilah. Al igual que a la peluquería Siempreviva que han sido la encargada de peinar y maquillar a las chicas/os. Y no me gustaría dejar en el tintero a Alejandro Delgado, responsable de las fotografías.